Los hijos de Miranda

Se conoce que el Precursor Francisco de Miranda tuvo dos hijos varones con la inglesa Sara Andrews, Leandro nacido en 1803 y Francisco que nació tres años después en 1806.

Cuando el Precursor sale de Inglaterra comienzos de septiembre de 1805, Leandro quedó a los cuidados de su madre y Sara dio a luz a Francisco en febrero de la fecha mencionada.

Sara había entrado al servicio del General Miranda en 1800 y luego se convierte en su esposa y viven en la casa de Grafton Way.

Antes de zarpar para la expedición que prepara para Venezuela Miranda le hace recomendaciones sobre la educación de niño a Sara y le da el nombre de su primogénito al buque insignia de su expedición, Leander. En su testamento lega sus bienes en Caracas, Londres y Paris a sus hermanas y sobrinos para la educación de su hijo y para Sara.

Los dos se rencuentran con su padre tras el fracaso de la expedición y pasan con él, los años de 1808 y 1809, hasta que en agosto se va el Generalísimo invitado por Simón Bolívar y sus hijos no volverán a verlo.

Antes de irse Miranda se dirige al gobierno británico para asegúrarles el futuro a Sara y a sus hijos que viven en la casa mencionada junto a los venezolanos Andrés Bello y Luis López Méndez, además de la esposa de su Secretario Tomás Molini, quien acompaña al Precursor a Venezuela.

Los años siguientes a su prisión y muerte los amigos de Miranda, entre ellos algunos británicos, además de López Méndez y Molini ayudan a la mujer y a los dos niños.

En 1817 el ex secretario de Miranda logra que le sea entregado los bienes que el venezolano tenía en Francia.

Leandro colaboraría entre los años de 1821 a 1822 con Francisco Antonio Zea, que había sido enviado por el gobierno de la Gran Colombia en Londres para la redacción del libro Colombia, que es publicado en español e inglés, texto que se le reconoce la actuación al General Francisco de Miranda.

Dos años después, el primogénito del Generalísimo en Bogotá, publica El Constitucional y ofrece en venta al gobierno de la Gran Colombia la biblioteca del Precursor, pero no hubo respuesta, en 1824 se dirigió a Bolívar participando que los herederos de Miranda habían decidido no vender la biblioteca de su padre esperando mejores tiempos para que la República la adquiriese.

Bolívar reconoce al Precursor como "el más ilustre colombiano. En Bogotá el primogénito del venezolano fue nombrado Oficial Mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores, trabajando de lado de Rafael Revenga y Estanislao Vergara.

Leandro en 1829 trabaja intensamente como diplomático y participa en el intento de establecer la monarquía en la Gran Colombia, proyecto que fue liderizado por el Consejo de Ministro que el propio Bolívar rechazó.

En 1830 Leandro es enviado a Londres como Secretario de la delegación de Colombia La Grande, quedando al frente cuando muere el encargado de negocios, es el comisionado para informar al gobierno británico la muerte de Simón Bolívar y la disolución de la Gran Colombia.

Al poco tiempo se retira de la política y se dedica a la actividad bancaria, en 1829 es Director del Banco Colonial Británico, primera institución bancaria fundada en Venezuela.

En 1840 contrae nupcias con una sobrina del General Soublette y nueve años después se traslada a Perú, en donde fue cónsul de Venezuela en Lima. Pasó sus últimos años en Paris.

Francisco hace estudios militares en Francia y se traslada a Bogotá con su hermano, en donde ingresa en la carrera de las armas, en el año de 1826 presta servicio en la división gran colombiana en Perú.

Un año después es arrestado por no participar en una sublevación que prepara el Comandante José María Bustamante, al concluir ese año se dirige a ocupar la plaza como Teniente del Batallón Vargas en Bogotá.

Prestando allí servicio sostiene un duelo con el primer cónsul de Holanda Van Stuers el 30 de octubre de 1827, por asuntos de faldas y lo mata. Con todo y que los duelos estaban prohibidos, tuvo que huir a pesar que se ocultó la identidad del matador.

En 1828 se encuentra en el cargo como Teniente del Batallón Carabobo en La Guaira y desde allí firma con los jefes y oficiales una manifestación favorable a Bolívar a quien pedían que continuara al mando de la Gran Colombia.

En octubre de ese año en Mompos desde el mismo batallón le envían una felicitación al héroe caraqueño por haberse salvado de la conspiración del 25 de septiembre.

Participa en la campaña del sur y en 1829 es Edecán del General Cipriano de Mosquera, al año siguiente llega a Venezuela; a Caracas, siendo Capitán; como Edecán del General José Laurencio Silva.

Al conocer lo acontecido en Bogotá donde el General Rafael Urdaneta había tomado el poder, se incorpora a las fuerzas bolivarianas. A los meses de la muerte del Libertador se encuentra en las filas de Urdaneta, como Segundo Comandante forma parte del Estado Mayor de la División Callao y el 26 de abril de 1831 se enfrenta en un duro combate se enfrenta con el ejército liberal de Casanare, cuyo jefe es el General Florencio Jiménez, siendo derrotados.

Francisco Miranda Andrews queda muerto en el campo de batalla, aunque existe otra versión que dice que fue fusilado.

Así fue la vida de los hijos del Precursor y aquella dama británica llamada Sara Andrews.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Rosario Araujo

José Rosario Araujo

Más artículos de este autor