Juancho Barreto, momento y realidad trujillana


Ante la incertidumbre provocada en la masa electoral del Partido Socialista Unido de Venezuela por las autoridades del partido gobernante, existen situaciones que lejos de causar el efecto favorable esperado, están a la punto de causar el descalabro electoral más significativo al partido de gobierno en más de dos décadas de control casi que absoluto en la República Bolivariana de Venezuela.

Veamos, en las primeras de cambio, durante las últimas elecciones primarias del partido gobernante el último 08 de agosto, luego de anunciar con bombos y platillos la movilización de importantes contingentes de votantes, al acceder a la data real -entre cielo y tierra no hay nada oculto-, nos enteramos que la participación de electores superó apenas un 14% del padrón electoral, hecho que contrasta altamente con la euforia inicial que vimos en la televisión y demás medios de comunicación de las autoridades partidistas, no era tal la masa de electores movilizada.

Siguiendo la enumeración de descalabros electorales cometidos, también vimos con asombro la lucha a muerte por los resultados en 14 estados, por las mínimas diferencias entre los contendores en la mayoría del país, hablamos de catorce estados, hecho que la comisión electoral del PSUV decidiera someter a revisión los resultados en estos estado motivados principalmente por denuncias de los comandos regionales, en las cuales habrían indicios de ventajismo electoral representado por el suministro de bolsas Clap y la compra de votos presuntamente por los contendores.

En este estado de incertidumbre entre los votantes, aparece otro elemento a ser tomado en cuenta como es la renuncia de gobernadores activos como la de la Alcaldesa de Caracas Erika Farias, renuncia esta motivada presuntamente a "hechos de corrupción", según se desprende de publicaciones en las redes sociales, elemento que fue respondido en el acto en su cuenta Twitter con la siguiente publicación: “Qué sea la historia quien me juzgue y no una avalancha de resentidos fracasados. El presidente Nicolás Maduro tiene tareas más importantes para mí, sigo fiel a la revolución, hasta más allá de lo imaginable”.

En todo caso y objetivamente hablando, su gestión no fue la mejor, se debe esperar el "desarrollo de los acontecimientos". En el mismo orden de ideas y primero que Erika Farías, ya había renunciado a su investidura gubernamental Yelitza Santaella y últimamente el gobernador de Aragua Marcos Torres.

En nuestro estado Trujillo no es menos sombrío el panorama electoral, escenario signado como se dijo anteriormente por la poca participación, presuntamente también por las triquiñuelas mostradas por ambos candidatos, hecho que impidiera que ninguna de las ofertas nombradas como la del exgobernador Hugo Cabezas y el exdiputado Hugbel Roa, alcanzaran la cantidad de votos estatutarios para alcanzar el estandarte que permitiera su participación en la contienda electoral del 21/11.

La decisión debió ser tomada por la Comisión Electoral nacional del PSUV y como parte de la solución a la situación, coloca a un outsider como turno al bate y designa al Capitán Gerardo Márquez como candidato a Gobernador, sin haber participado en la elecciones primarias, Gerardo, integrante de la oficialidad que acompañó a Comandante Hugo Chávez Frías en la asonada del 04-02-1992, Constituyente en las primeras de cambio de la propuesta electoral de Hugo Chávez, excandidato a gobernador del estado Trujillo, una de las primeras bajas del movimiento chavista, cuando se abrió con el Comandante Arias Cárdenas y hoy diputado del oficialismo después de regresar al PSUV, en estos días es el elegido por la comisión del PSUV para representar al oficialismo en las venideras elecciones.

El escenario que encuentra el Capitán Gerardo Márquez no es nada alentador para su candidatura, en primer lugar, dada la escasa gestión gubernamental, golpeada esta por las crisis, económica en primer lugar, adornada por las sanciones impuesta al país por las potencias internacionales y su banca, aplaudidas por sectores de la oposición recalcitrante que por más de dos décadas quiere hacerse del poder político por vías no tan constitucionales como el uso de "guarimbas" y motines para derrocar al gobierno, a esto hay que añadir los presuntos casos de corrupción, que aún en presunción ocupan un centimetraje de prensa respetable. Además de estos elementos hay que señalar el principal, como es el hecho de la imposición y la falta de respeto al electorado, al no respetar su elección provocando un rechazo absoluto a la nominación canditatural impuesta de Márquez.

Ante esta situación y previo análisis frío de las circunstancias, desde hace varios meses Juan José Barreto González, el hijo de Juan Evangelista Barreto y Perpetua González, líder estudiantil en su juventud y época universitaria, licenciado en Educación y de hoja curricular llena de logros y lauros, nacido el 11 de junio de 1960, estudiante hasta el cuarto grado en la Escuela Rural Concentrada Las Calderas, cursante más tarde del Quinto y Sexto Grado en la Escuela “Américo Briceño Valero” de la ciudad de Trujillo. Su bachillerato lo completó en el Liceo Cristóbal Mendoza, egresando años más tarde como Licenciado en Educación, Mención Castellano y Literatura de la Universidad de los Andes, Núcleo Rafael Rangel, en 1986 y en 1990 recibe su título de Magister en Literatura Latinoamericana en la misma Universidad. En noviembre del 2010 recibe el título de Doctor en Ciencias Humanas-Semiótica de la Cultura en la Universidad del Zulia.

Miembro co-fundador del Centro Cultural “Simón Bolívar” - Grupo Cultural Chimiro (Barrio El Paramito, Municipio Trujillo, 1973), Electo Presidente del Centro de Estudiantes del NURR-ULA (1980-82). Taller Literario “Casa de Fablas” (1990) Desde 1991 es profesor de la Universidad de los Andes. Ha sido Coordinador de la Maestría en Literatura Latinoamericana y Director del Centro de Investigaciones Literarias y Lingüísticas “Mario Briceño Iragorry” del Núcleo Universitario Rafael Rangel-ULA-Trujillo. Actualmente es Editor de la Revista Cifra Nueva adscrita al CDCHTA de la ULA. Ha publicado en revistas nacionales (Actual, Zona Tórrida; Ágora; Voz y Escritura; Educere; Poesía; Contexto; Cifra Nueva, e internacionales, Signa; Contribuciones desde Coatepec; Anuario de Estudios Latinoamericanos de la Unam; Papeles, Revista Chilena de Semiótica). Ha publicado los libros, entre otros, Espero Igual Espero (Universidad de los Andes, poesía 2004, 2da edición 2020) Región Poética (Editorial Arturo Cardozo-2003) El encubrimiento de América en el discurso escolar (Ediciones Ipas-Me, Con Nubia Méndez, 2007) Imaginarios y Certezas (Universidad de los Andes, Compilación y Prólogo, 2011) Escritos desde la Orilla (Universidad de los Andes, 2012). Una semiótica del orgullo (Obra independiente, 2018), Elemental mi querida Universidad (2018); Derecho a la Imaginación (2019, 2da edición, 2020); De palabrario y otros instantes (2020), Buscares de una casa (2020); Las tristezas se hicieron para los hombres no para las bestias (2020); Cuaderno de las flores mínimas y otros asuntos (2020), Casa Doble- Memorias breves de una casa amenazada (2020); Dondequiera. Ensayo sobre el miedo (2020); Resurrección de lo pequeño (2020); Sin pan no hay independencia (2020) y otros. Ha asistido a Congresos Regionales, Nacionales e Internacionales, coordinador de numerosos eventos académicos, en fin podemos afirmar que con Juancho y su morral, camina ufano tras la esperanza, pues venimos acompañándolo en un sentimiento que crece, el Movimiento Casa Libre, abriendo sus puertas a la Aula Libre como metafóricamente identifica a nuestro estado Trujillo, aula donde quepamos todos los trujillanos, acompañando a Juancho a comenzar como un Quijote de avanzada y actual con la misión de "enderezar los entuertos" a qué hubiere menester!...

fn1653@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 504 veces.



Freddy Nuñez


Visite el perfil de Freddy Nuñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas