Venezuela bajo fuego forestal

Los campesinos asumen la quema, como una práctica folklórica, como cultura, como tradición, como una especie de fiestas patronales con fuego a principios de cada año.

Diapositiva1.JPG

Venezuela se encuentra bajo fuego forestal. Gran cantidad de áreas naturales están siendo consumidas por las llamas. Algunas están protegidas como Parques, Monumentos, Refugios de fauna y otras son zonas boscosas sin decreto de protección. Nos preguntamos: ¿qué pasa con la respuesta del estado en las regiones?; ¿seguimos pensando en que los incendios son espontáneos, por el cuento de la botella de vidrio que hace el efecto lupa y quema la vegetación seca? y ¿la sociedad en general que piensa hacer para preservar su patrimonio natural?

La mayoría de estos incendios son provocados. Casi siempre vienen de las zonas agrícolas y de los invasores de oficio que rodean los parques y zonas boscosas; territorios que ellos consideran baldíos y que con una "buena limpiada" los pondrán a producir. El asunto es que se recurren al fuego para quemar y limpiar la parcela.

Otros incendios los originan los cazadores, quienes recurren al fuego para cercar las presas y abatirlas cuando corren para protegerse de las llamas. Estos cazadores aparte del delito de incendios, cometen delitos adicionales: porte ilícito de armas, fabricación cacera de armas y municiones, caza sin licencias respectivas, en cualquier lugar que se les ocurre incluyendo áreas protegidas y terrenos privados.

Los incendios deben ser investigados como delitos ambientales, deben aplicarse las sanciones a los involucrados y los correctivos respectivos. No podemos seguir con el perdón eterno ante el "fuego o quema agrícola", ni dejar pasar estas situaciones como eventos fortuitos, porque no lo son.

La población rural, las organizaciones campesinas deben asumir su responsabilidad porque la tienen. Hace un par de años estuve de inspección en un predio rescatado, administrado por una comuna en el municipio Simón Planas del estado Lara, justo en ese momento había un incendio de medianas dimensiones y varios de los trabajadores admitieron que fue orden de la comuna. ¿Acaso les parecía poco terreno, las más de 1000 ha que tiene adjudicadas como para deforestar la zona de reserva de medios silvestres? Se hizo el llamado en las oficinas y se hicieron "los locos", se les pidió el apoyo para apagarlos y se negaron, a pesar de que disponían de varios vehículos y personal.

Esta situación se repite con seguridad en todo el país. Los colectivos agrarios y dueños de predios rurales "hacen lo que les da la gana" en sus parcelas, creen que tienen el derecho a cazar, pescar, explotar la biodiversidad y los minerales no metálicos, utilizar el agua a su antojo, además de quemar para "preparar" las tierras. Todo esto sucede con total impunidad en la Venezuela anarquizada en que vivimos.

Soy ecosocialista, pero eso de dejar que "todo el mundo haga lo que quiera" es equivalente a la doctrina "dejar hacer, dejar pasar" del sistema capitalista. El desgobierno como práctica política, no nos llevará a ninguna parte, sino al fracaso como República.

Los campesinos asumen la quema, como una práctica folklórica, como cultura, como tradición, como una especie de fiestas patronales con fuego a principios de cada año.

Consideraciones en torno a los incendios forestales.

1.-La quema para sembrar es una práctica con más de 500 años en el país, todavía hoy se sigue haciendo sin tomar las previsiones.

2.- Un INPARQUES que lo mantienen debilitado, sin logística, con los salarios más bajos del mundo, sin vehículos, algo muy grave para la institución que administra el 16% del territorio nacional, por lo que debería tener un presupuesto acorde para tal responsabilidad.

3.-Comandos forestales, estado mayor de incendios y otros organismos creados, que son ineficientes al menos en las regiones. Algunos de estos "comandos" terminan siendo puro "show mediático". Se anuncian cada año ante los medios y en actos, mantiene cuentas en redes sociales, algunos tienen sedes y personal, pero carecen de dotación y capacidad de respuesta.

4.- Venezuela carece de programa de educación ambiental sobre el problema de los incendios y programas permanentes de capacitación. Algunas iniciativas como el curso de manejo del fuego en comunidades rurales que se dicto durante varios años, se han abandonado.

5.- Venezuela continua careciendo de un Plan Nacional de Voluntariado Ambiental, que permite captar, capacitar, motivar y ofrecer incentivos a las personas interesadas en la conservación. Desde Lara, los movimientos ecologistas han impulsado varias propuestas, pero jamás han recibido atención.

Llamado a las autoridades

Desde el movimiento ambientalista de Lara, se insta a las autoridades y a quienes manejan el presupuesto nacional, a fortalecer un verdadero Comando Nacional contra los incendios forestales. ¡Por favor no monten más shows!, anunciando organismos que luego no responden las llamadas o en los que te atienden "voces quejumbrosas" para decirte que no tienen vehículos o personal para combatir las llamas. Basta de tomarse fotos, en actos y anunciar cosas que a la hora de la verdad no existen; tal cual como lo han hecho en varias oportunidades con los supuestos comandos contra incendios y una vez que la ciudadanía comienza a llamar no hay respuesta efectiva.

Sabemos que Venezuela tiene todavía los recursos suficientes para enviar a las regiones vehículos, uniformes, bastidores y otros equipos para el combate de incendios y las emergencias ambientales. Se requiere respuesta urgente, sabemos que estamos en plena crisis del coronavirus; pero, debemos en paralelo proteger los bosques que nos proveen oxigeno, donde nacen los ríos y hábitats de miles de especies animales y vegetales.

Combatir los incendios es un asunto de seguridad y soberanía nacional

Podrá sonar exagerado para algunos; pero, el combate de incendios es un asunto que impacta la seguridad de la nación y la soberanía agroalimentaria. Constantemente se afectan torres de alta tensión, antenas de telecomunicaciones con los incendios. Las llamas pueden provocar apagones y dejar sin los servicios de internet y telefonía a varias localidades y regiones enteras. Se afecta entonces la transmisión de datos, las operaciones bancarias, la compra de alimentos y otros bienes básicos. Los sistemas de alerta ante desastres naturales, los sistemas militares de defensa, entre muchos otros.

Las estaciones pluviométricas ubicadas en zonas naturales se ven afectadas y por ende el monitoreo del clima.

Cada año se pierden bosques afectando las nacientes y reservorios de agua, disminuye el caudal de ríos y lagunas, se afecta el ciclo de lluvias en la región. La falta de bosques disminuye las precipitaciones y por tanto afecta la producción de alimentos, el empleo agrícola, la producción en general. Es decir quién quema la parcela para producir, se está condenando el, su familia y la región a no tener más agua; por lo que a futuro deberán hacer grandes inversiones en pozos profundos, trasvase de aguas o en el peor de los casos deberán abandonar las tierras. ¿Quién ayuda a explicarles estos argumentos a los productores agrícolas; ellos se niegan a escuchar estas realidades?

Sin agua, no se producen alimentos, se debe importar, por lo que se requieren recursos, además aumentan el precio de los mismos. En el caso de Venezuela bloqueada, es muy grave el asunto de los incendios; pues con la producción petrolera disminuida, con menos ingresos, podríamos quedarnos sin algunos rubros agrícolas y sin recursos para importarlos.

Las llamas azotan a pueblos y ciudades, en estos días de marzo-abril 2020, el país está envuelto en la calima: una densa capa de humo con partículas toxicas generadas entre otras cosas por los incendios que cubren gran parte del país. Esto repercute en la salud, justo en momentos de la pandemia del coronavirus. Existe riesgos de que las llamas se propaguen a algunas comunidades y se podrían quemar las viviendas, locales y el mobiliario urbano poniendo en peligro las vidas de su habitantes.

El equipo para el combate de incendios forestales

Conoce los equipos utilizados en el combate de incendios por si alguien quiere hacer los donativos respectivos a los grupos de rescate o Guardaparques.

equipo de combate de incenidos venezuela.JPG

Imagen tomada de http://utrv.blogspot.com/2015/03/barinitas-se-prepara-en-combate-de.html

Conoce el equipo de un combatiente de incendios forestales

Herramientas para combatir incendios forestales. Cada Parque y en general cada ABRAE de Venezuela, debería contar con un equipo de estos https://youtu.be/_dtsJpv7DNA

Equipos de Protección Individual (EPI) para la Lucha Contra Incendios Forestales (MMA) https://youtu.be/HveZkXqiIQE

Equipos de Protección Individual (EPI) para la Lucha Contra Incendios Forestales (MMA) https://youtu.be/uDMZSxiUwDc

Servicio de emergencias Ambientales

Fundación GUARDEAM, junto a otras organizaciones desde hace varios años están impulsando la propuesta del Servicio de emergencias Ambientales un servicio ciudadano para apoyar las actuaciones en emergencias ambientales como los incendios, rescate de fauna, educación ambiental, extensión agrícola entre otros. Si quieres apoyar esta propuesta contáctanos watsapp 0424-2554203 ecoinfante@gmail.com guardeamvenezuela@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1146 veces.



José Gregorio De Sousa Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas