Los venezolanos ¡no van a votar!

Quien les escribe es amante apasionado de la democracia, por eso en ningún momento, desde el 98´ hasta la fecha, jamás he votado por el chavismo ya que desde sus inicios nunca me convenció, el haber dado un golpe fallido no facultaba a ningún personaje para ser presidente, al contrario, lo incapacitaba de por vida, lamentablemente no me equivoqué, más de 20 años después Venezuela abandonó el subdesarrollo, hoy somos tercermundistas, principalmente en lo político.

Ante todo, hay que comprender la abstención. Ella no es producto de un lineamiento político partidista ¡NO! es una reacción popular, un mecanismo de defensa ante instituciones que dejaron de ser públicas y se convirtieron en sedes del Psuv, corruptas, lerdas, insensibles ante los terribles padecimientos que los regímenes comunistoides producen. Las pruebas sobran, ni siquiera el llamado obligado del régimen a su clientelismo esclavizado, ni por el fatuo "Carnet de la Patria", amedrentamientos, amenazas, ni ningún mecanismo logró movilizar electoralmente al venezolano luego de 2015. Con la "constituyente" se dio el tiro de gracia al remanente de institucionalidad que quedaba en el país.

Los pretendidos procesos electorales constituyente, gobernadores, alcaldes, presidencial, concejales y cualquier otro a futuro, estuvieron y estarán signados por el más rotundo abstencionismo, hasta Smartmatic tuvo que confesar la manipulación descarada de los resultados ofrecidos por el CNE. ¿Por qué la abstención? Porque el régimen castrista venezolano ha anulado la esencia funcional del voto, no premia, no castiga ni genera cambios. En las alcaldías y gobernaciones rescatadas por el pueblo de las destructivas fauces del chavismo, éste al perderlas inmediatamente les quita competencias, facultades, recursos e impone un "protector" que hace las veces de alcalde o gobernador, y sí es necesario, destituye, apresa o inhabilita a la figura opositora ganadora, ni hablar de lo que le ha hecho a la Asamblea Nacional… Mientras el chavismo tenga control de nuestras instituciones, el proyecto castrista continuará su rumbo así el venezolano vote o no ¡Entiéndase por favor!

Es un mito continuar repitiendo que la AN 2005-2010 sentó las bases jurídicas del castrismo porque la oposición se retiró de las parlamentarias de ese periodo ¡Es falso! en ese entonces, Chávez estaba en la cresta de la ola del populismo salvaje, sí la oposición hubiese participado todos los pronósticos vaticinaban un máximo de 20 diputados, no habría podido cambiar el rumbo de las decisiones allí tomadas. Además, a posteriori, vía decreto y leyes habilitantes, el castrismo venezolano ha impuesto el marco jurídico que le ha dado la gana, incluso aquel catastrófico proyecto rechazado por el pueblo en la reforma constitucional que perdió Chávez en 2007.

Por igual, es absolutamente falso insistir que en 2015 la oposición ganó la AN con mismas condiciones institucionales adversas de hoy, el régimen ante semejante pérdida se vio obligado realizar una (ilegal) reingeniería que los inmuniza contra pérdidas electorales, así, se permite manejar a placer los lapsos (como lo hizo con el revocatorio 2016), impone candidatos, electores, resultados, inhabilita figuras opositoras con mayor chance electoral, a organizaciones políticas, manipula a su antojo los horarios de las mesas electorales, migra votantes, cambia centros de votación, intimida con colectivos, "todos rojos", imposibilita el determinante voto en el exterior, a parte de los poderes públicos tradicionales secuestrados, sumó una "constituyente" roja rojita, entre un sinfín de tretas más que lo hacen electoralmente invencible a pesar de ser el régimen más detestado en toda la historia de la nación.

El castrismo en Venezuela, así como en Cuba, Nicaragua y Bolivia, tiene en sus respectivos despachos las cabezas disecadas de procesos electorales, diálogos, negociaciones y demás mecanismos democráticos, de los cuales se usufructúa vilmente, sacando provecho de los demócratas reales. A estas alturas, quienes en Venezuela insistan en esas vías no son demócratas reales sino connotados, flagrantes y ventilados aliados del régimen, así de sencillo. El estado crítico que afronta el régimen interna e internacionalmente es producto de las protestas 2014, 2017 y del contundente mensaje que ha dado el pueblo venezolano a través de la abstención, hecho éste que expuso al mundo la ilegalidad e ilegitimidad del chavismo. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1020 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284132.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO