Panamá 30 años después / Su incidencia en el caso Venezuela

En este año debemos recordar que hace 30 años, en el mes de diciembre, un país hermano, un país famoso por su canal interoceánico, era vulgarmente incendiando, nunca se podrá determinar el daño y el crimen cometido por el imperio del norte sobre este pequeño país: PANAMÁ.

Hoy día haciendo comparaciones de las agresiones gringas, cuando se les ocurre invadir un país este es acusado de dictadura comunista o de narco estado; de ahí que recordamos las palabras de López Michelsen, quien siendo presidente de Colombia dijo "dentro de poco vamos a ver al gobierno de Estados Unidos interviniendo en América Latina en nombre de su lucha contra el narcotráfico".

En un breve análisis histórico sobre Panamá, podemos señalar que este Departamento del Istmo, formaba parte de la República de Colombia; en 1827 Bolívar propuso una comisión para estudiar el proyecto de un canal interoceánico en el Istmo. En 1849 se construyó la primera línea del ferrocarril Interoceánico a través del Istmo. La política de intrigas, sobornos y estafas que maneja Estados Unidos llevan a que el 3 de noviembre de 1903, lo diseñado por Teodoro Roosevelt funcione y se cree un nuevo país; sin embargo, en el fondo su interés era la construcción del canal interoceánico, con fines utilitarios y económicos.

El Tratado Bunau Varilla-Hay, fue firmado entre el representante del canal francés y los Estados Unidos el 18 de noviembre de 1903, pocos días después de la separación de Panamá de Colombia. Dicho Tratado conlleva en la práctica la tutela estadounidense sobre Panamá y permitió que se estableciera el dominio de los norteamericanos sobre la franja de 10 Km de ancho sobre la que pasaría el canal de Panamá, llamada Zona del Canal de Panamá. En enero de 1903 se firma el Tratado Herrán-Hay, entre los Estados Unidos y Colombia para finalizar la construcción del canal por territorio panameño. La construcción la inician en 1904 y la terminan en 1914.

Panamá a lo largo de su historia ha tenido 48 presidentes; el primero Manuel Amador Guerrero, fue tan mojigato que señaló "el mundo está admirado de nuestro heroísmo. El Presidente Roosevelt ha cumplido. Viva la República de Panamá". Gobernó desde 1904 a 1908. La mayor parte de estos presidentes han sido genuflexos a la política gringa y quien se enfrente a los designios del amo del norte, es asesinado o derrocado, caso Torrijos.

Panamá ha tenido cuatro Constituciones: la de 1904, la cual le daba potestades a Estados Unidos para intervenir en todo el territorio nacional, cuando fuera conveniente. La de 1941, la cual elimina el artículo 127 que le daba poderes a USA. La de 1946, que asume casi todo lo planteado en la de 1904, sin el articulo 127; y luego la vigente, hoy día que data de 1972. En su artículo 4° establece que Panamá acata las normas del Derecho Internacional y en ésta el artículo 315, establece que el canal está abierto a todas las naciones del mundo.

Panamá, es un territorio que une la América Central, con Sur América. Es un Istmo que conecta el océano Pacifico con el Atlántico. Sin duda que el canal hizo a Panamá y no Panamá al canal.

Panamá pasa a formar parte de la OEA en 1948. En total estuvo integrada por 35 países, ahora son 34 ya que Cuba fue expulsada en 1962 y pronto serán 33 ya que Venezuela espera salirse de este Ministerio de Colonias, que trabaja para justificar los crímenes, atropellos y vejámenes que comete el imperio gringo.

Los Estados Unidos venían trabajando intensamente una invasión a Panamá, tenían avanzados planes en las fuerzas aéreas, que se habían iniciado en abril de 1989, generando riesgos incluso para la aeronavegación civil internacional.

Aunado a que la opinión pública norteamericana había sido lo suficientemente moldeada para aprobar la invasión, incluso para que produjese regocijo en sus sectores chauvinistas; por otra parte, había panameños con pasaportes en Miami, que abiertamente habían solicitado la intervención norteamericana. El general Marc Cisneros, jefe del Ejército Sur, había declarado: "cada vez más pienso, como ciudadano, que habría que usar la solución militar". Era claro ya algunos nacidos en Panamá se le habían adelantado.

El 20 de diciembre, el presidente George Bush, quien dirigió la CIA y conocía los vínculos con Noriega, ordenó la invasión a Panamá, donde se desplegaron al menos 24.000 soldados, destruyó al ejército panameño entrenado por Estados Unidos. Ese día Panamá fue convertida en campo de prueba de la tecnología bélica más avanzada. Un conflicto bélico de destrucción, muerte y horror.

Los helicópteros y aviones disparaban contra todo lo que se movía, en áreas residenciales, en especial barrios populares. Las bombas no caían en el cuartel, el cual quedó prácticamente intacto. El bombardeo era mortal, caía una bomba cada dos minutos, durante catorce horas.

Las amenazas de todo tipo le dieron el toque necesario al genocidio planificado; la extorsión, la manipulación, la asfixia económica y financiera, las sanciones y amedrentamientos. Sin duda, esto permitió la develación de los motivos reales del imperio norteamericano que no son sólo de orden ideológico sino de carácter geoestratégico, y su codicia por el dominio absoluto del canal.

Estados Unidos es aberrante, explotador y despótico. Esas semanas de invasión, fueron suficientes para demostrar al mundo la mentira norteamericana. Para probar la mentira como medio de manipulación al servicio de la guerra.

La invasión a Panamá, es una acción de por sí sola ilegal, inmoral e ilegítima. Condenada por la Asamblea General de la ONU. Los actos derivados de la agresión, incluyendo el apresamiento y juicio a Noriega son ilegales. La invasión y ocupación, se realizó con fuerza aplastantemente superior, en medio de una guerra de gran poder destructivo y de alta tecnología.

Los Estados Unidos, sin tomar en consideración la Carta de la OEA, en especial los artículos que llaman a la paz, la conciliación, a la no agresión, al respeto y autodeterminación de los pueblos, amenazó a Panamá, e invadió su territorio bajo el argumento que era una dictadura, Noriega un narcotraficante y sus ciudadanos gringos estaban en peligro.

Si estudiamos y vemos el caso Venezuela, podemos señalar que los gringos, viene preparando el mismo terreno, para invadirla; los preparativos son casi idénticos y lo han anunciado varias veces, desde el decreto de Obama que señala que Venezuela es: "enemigo inusual y extraordinario de la seguridad de EEUU"

Los argumentos son similares, a los que manejaron para derrocar a Noriega; sin prueba alguna, con noticias falsas y preparando a la gente para la agresión. Al extremo que varios vende patrias claman para que los gringos invadan.

Las mentiras que han hecho rodar por el mundo, dicen que Maduro es un dictador, un presidente narcotraficante; piden o claman por elecciones libres. Venezuela, señalan, tiene colectivos y motorizados armados; además, cuenta con una milicia paralela.

Venezuela ha sido cercada económicamente, hubo intentos de derrumbar a Chávez y de matar a Maduro, Organismos regionales, como la OEA violan artículos de la Carta de la OEA, para apoyar y llamar a invadir a Venezuela.

Violando la CRBV un sujeto se nombra Presidente de la República y países como el grupo de Lima y Comunidad europea lo reconocen. Países como USA y el grupo de Lima violan el Derecho Internacional. Algunos representantes y Embajadores han sido reconocidos por países, siendo nombrados por una Asamblea Nacional espuria, una Asamblea en desacato.

Sin embargo, sabemos y debemos señalar que la razón verdadera, la razón para una invasión, de un ataque sin precedentes, es que Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo, tiene oro, agua, coltan y muchos otros minerales vitales para el imperio y sus secuaces capitalistas. Razones de peso, según el imperio, que son fundamentales para destruir y adueñarse de este valioso país. De ahí que compren tecnócratas, partidos de laboratorio y en especial medios de comunicación para distorsionar la realidad que confrontamos.

En estos días de abril, hubo una reunión donde se tocó el caso de las opciones militares en Venezuela. Asistieron personas involucradas en la elaboración de la política de Trump hacia Venezuela. Las opciones militares siguen siendo consideradas, los otros mecanismos que han puesto en juego han fallado.

Invitados antiguos funcionarios militares y civiles de EE.UU. y América del Sur, representantes de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y de la Organización de Estados Americanos. Así como, varias figuras del autoproclamado Juan Guaidó, como: Daniel Sierra y el 'embajador' ante EE.UU., Carlos Vecchio.

El almirante Kurt Tidd, quien hasta hace poco encabezaba el Comando Sur de EE.UU. Roger Noriega, un acérrimo opositor a la Revolución Bolivariana. El exembajador en Venezuela, William Brownfield, conocido por su participación en planes de intromisión turbia contra el país bolivariano. Dos funcionarios colombianos: el mayor general del Ejército Nacional, Juan Pablo Amaya, y el ministro consejero de la Embajada en Washington, Daniel Ávila.

Venezuela llama a la solidaridad internacional y clama para que los Organismos Internacionales rechacen esta política de agresión contra un país que clama paz y justicia. ¡¡¡¡ NO NO NO PASARAN, NO PASARAN!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 720 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277996.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO