La juventud a rematar

La juventud, antes apática y renuente a votar, decidirá esta vez si Chávez gana por paliza o no el próximo 3-D. Este vuelco no solo será decisivo en el aspecto electoral; a partir del triunfo estará dispuesta a participar de forma protagónica y organizada en el perfeccionamiento del Proceso Revolucionario Bolivariano que ella misma -como fuerza de relevo- habrá revitalizado.

Los invito desde ya a un ejercicio de participación.. proyectaremos el inicio de esta 2ª era que se inicia el 4 de Diciembre próximo analizando y evaluando ciertas instancias que tendremos que incentivar, mejorar, en algunos casos cambiar y en otros tal vez, hasta abolir. Por ejemplo, es prioritario acentuar la participación protagónica del pueblo mediante un concreto accionar organizativo y participativo a partir de la figura de los Consejos Comunales, cuya incidencia abarcará más de 50 mil comunidades a nivel nacional. En cada una de ellas, los Consejos harán las veces de gobiernos comunitarios respaldados por la ley promulgada a esos efectos en abril del corriente año. A estas alturas, más de una cuarta parte del país está constituida en consejos comunales y la mayor parte de ellos, está recibiendo recursos del gobierno para realizar pequeñas obras de prioridad zonal. Su proyección ha estimulado la participación popular en la ejecución de ciertas obras que no requieren grandes partidas presupuestales, mas sin embargo, poco se ha avanzado en cuanto a la participación comunitaria en los presupuestos de las alcaldías y gobernaciones, salvo muy escasas y honrosas excepciones.

Tanto los gobiernos regionales como los municipios, siguen decidiendo qué obras ejecutar y quienes serán los adjudicatarios de las mismas a espaldas de la gente. Es tarea impostergable impulsar con firmeza esta figura de participación revolucionaria, que constituirá un arma fundamental en la lucha contra la ineficiencia y la corrupción. Por otro lado, resulta indispensable avanzar en el desarrollo de un nuevo modelo productivo para el cual es fundamental la iniciativa del Estado para consolidar grandes empresas estatales en áreas estratégicas como las de telecomunicaciones, petróleo y minería, electricidad, distribución de alimentos, transporte.

De rentista a productivo.. Venezuela está pasando de ser un país rentista exportador de materias primas a ser un país de sólida base agrícola e industrial. El objetivo: producir los bienes y servicios para cubrir las necesidades del consumo interno. Esto, además, está logrando un mayor equilibrio territorial producto de un proporcional desarrollo de las regiones, lo cual redundará en soluciones para la problemática del hacinamiento y el colapso de las cinco grandes ciudades de la región centro-norte-costera en las que se concentra más del 70% de la población. La Ciudad del Acero en el Estado Bolívar donde se están instalando 4 industrias básicas y el polo de desarrollo endógeno Caicara-Cabruta en los márgenes del río Orinoco –ambas experiencias al sur del país- son ejemplos de lo citado. Conjuntamente está teniendo lugar una nueva generación de empresas orientadas a profundizar el desarrollo endógeno como la Compañía Nacional de Industrias Básicas (Coniba) y sus once empresas filiales o también, la Corporación Petroquímica de Venezuela (Pequiven) que ha iniciado el fortalecimiento de nuevas capacidades tecnológicas en la transformación de materias primas y en productos de creciente valor agregado, buscando, tanto sustituir importaciones como diversificar las exportaciones. Mediante el Decreto 4996 se ha creado la Corporación de Industrias Intermedias de Venezuela (corpivensa), una matriz que respaldará las acciones de las empresas del Estado y las empresas mixtas correspondientes, que operan en el sector manufacturero. Corpivensa tiene la finalidad de “desarrollar, coordinar y supervisar las actividades empresariales del Estado en el sector industrial, de transformación y producción manufacturera, sin incluir las del sector petrolero y las industrias básicas”.

En lo referente a las industrias estratégicas, el Estado está invirtiendo en telecomunicaciones (CVG telecom) o en materia de seguridad y soberanía alimenticia como la Corporación Venezolana Agraria (CVA), constituida en casa matriz de nuevas y múltiples empresas del sector agrícola. El despliegue en gran escala de la economía popular a través de cooperativas, ha venido permitiendo la participación protagónica de los trabajadores en el proceso, logrando una clara transformación en las relaciones de producción. En este sentido, además del gran crecimiento numérico de cooperativas, se han impulsado las llamadas “empresas de producción social”, inspiradas en principios de solidaridad, cooperación, complementariedad, reciprocidad y sostenimiento económico-financiero, con la meta de ir construyendo un modelo basado en nuevas relaciones sociales de producción, que liberen del trabajo asalariado producto de la explotación capitalista. Al respecto, a partir del reciente Decreto 4998 que persigue estimular la participación amplia en el suministro de bienes, ejecución de obras y prestación de servicios producidos en el país, aumentarán las contrataciones tanto a cooperativas como a pequeñas y medianas industrias (pymis) por parte de los entes de la administración pública.

Una conjunción obrero empresarial… la necesidad de que los trabajadores puedan desempeñar un importante papel en la gestión de las empresas, asegurando la aplicación de la instancia humanista y solidaria propuesta por el gobierno, aún no cristaliza; su avance en el contexto país no ha sido significativo, aunque a nivel local han tenido lugar ejemplos aislados, como en la industria eléctrica del Estado Mérida o en la empresa Aluminio del Caroní (ALCASA) en el Estado Bolívar, además de haber sido recuperadas por sus trabajadores algunas empresas que habían sido detenidas o abandonadas por sus patronos. Sin embargo persiste la necesidad de resolver el problema del desempleo, para lo cual se intenta reactivar el sector industrial privado que esté dispuesto a colaborar con el proyecto de desarrollo endógeno del gobierno. En este sentido, se ha establecido un acuerdo marco a través del cual el gobierno otorga créditos a bajas tasas de interés, siempre que los privados cumplan ciertos compromisos sociales, como por ejemplo, el dedicar al menos un 10% de sus ingresos para cubrir las demandas más apremiantes de las comunidades aledañas a la industria y que faciliten la participación de los trabajadores en la gestión empresarial. La integración latinoamericana constituye condición indispensable para el avance de este proyecto económico del gobierno bolivariano y dado que su evolución ha sido mucho mayor que la esperada, producto de los recientes triunfos electorales, hoy el nuevo escenario político de nuestro continente ha venido propiciando nuevos planteos de integración.

El clientelismo burocrático.. en las elecciones de gobernadores y alcaldes hubo resultados políticos muy positivos para el gobierno, puesto que de ocho gobernadores antes de las elecciones de octubre de 2004 se pasó a veintidós, quedando la oposición sólo con dos gobiernos de los veinticuatro estados. Por otra parte, la Asamblea Nacional enteramente bolivariana a partir de las elecciones de 2005 gracias a que los candidatos opositores, al saberse perdidos, tratando de desprestigiar la gestión legislativa, optaron por no concurrir al acto eleccionario. Toda esta acumulación de fuerzas institucionales no se ha traducido en términos de calidad; no se ha logrado el esperado aumento de la eficiencia. Los actores gubernamentales no han asumido responsablemente sus obligaciones revolucionarias; en general, su práctica ha sido deficiente a la hora de evaluar la gestión de proyectos e iniciativas anunciadas por el gobierno central.

Las vanguardias se resisten.. el viejo modelo de Estado y sus flagelos de corrupción siguen en pie, a pesar de los incesantes intentos de Chávez de revertir tan resistente situación. Sobre el particular, creemos que se ha avanzado muy poco o casi nada en la conformación de un instrumento político más adecuado a los grandes desafíos que plantea el proceso revolucionario bolivariano. Continúa y quizá se ha acentuado la disputa por cargos en los niveles de dirección del proceso. Ejemplo de ello es el “Comando Miranda”, conformado para dirigir el proceso electoral presidencial que tendrá lugar el 3 de diciembre, ha sido hegemonizado por el partido Movimiento V República, provocando malestar en el resto de las fracciones políticas y malestar en la población, repitiéndose la situación histórica del falso vanguardismo político. Consciente de todo esto, el presidente Chávez ha propuesto la conformación de un partido único como opción política de resguardo y proyección del Proceso Bolivariano para la próxima era 2007-2013. También en términos gremiales, en lugar de avanzarse en la construcción de un instrumento unitario de los trabajadores, se ha retrocedido al continuar con los viejos métodos de dispersión y clientelismo burocrático.

La oposición se reestructura... los medios de comunicación opositores, claramente mayoritarios, han conseguido recrear un clima contrario a Chávez influyendo en cierto número de venezolanos, abultando el contexto de errores y debilidades del gobierno tergiversando a la vez sus proyectos. Unido a ello, las fuerzas políticas opositoras que salieron vencidas, diezmadas y dispersas luego del referendo de 2004, han logrado en los últimos meses superar el contratiempo, atrayendo la simpatía de muchos indecisos. Una oposición unificada en torno a la figura del ex gobernador del Estado Zulia, Manuel Rosales como candidato presidencial, que tiene en su haber una magra gestión de gobierno en ese estado fronterizo con Colombia, uno de los más grandes y estratégicos del país, ha llevado adelante una bien montada campaña electoral apoyada desde el exterior. Rosales ha prometido conservar todo lo bueno del gobierno de Chávez perfeccionándolo, anunciando además que si gana, depositará directamente en la cuenta de cada hogar venezolano pobre y medio, una significativa suma de dinero producto de las entradas petroleras. Detrás de toda esta estrategia político-mediática opositora, ha estado siempre presente el accionar del gobierno norteamericano mediante diversas vías, en su mayoría clandestinas.

Los jóvenes decidirán el crecimiento.. percibiendo todos estos obstáculos y limitaciones más las amenazas de un nuevo período de disturbios ocasionados por la oposición, a escasos días del evento electoral, el presidente ha comenzado a involucrar a la juventud como el corazón de su campaña. Las y los jóvenes: un sector de renovada fuerza moral que permitiría superar la apatía y los vicios arrastrados durante anteriores generaciones. Si; creemos que es preciso empujar a las mayorías jóvenes (18-25 años de edad) cuya tradición no participativa -electoralmente hablando- podría dar un giro cuantitativo, ampliamente favorable a Chávez a la hora de los cómputos. Si la juventud bolivariana no trabaja seriamente por conquistar nuevos electores impulsando a votar a otros jóvenes desganados en los próximos diez días, a pesar de los notables logros que ha obtenido el pueblo venezolano durante estos últimos años, el próximo 3 de diciembre no serán superados significativamente los resultados electorales del pasado referendo. Hugo Chávez cuenta hoy con una diferencia a su favor muy similar a la conquistada en 2004: aproximadamente veinte puntos sobre el candidato opositor.

..la pobreza no será eliminada si no se entrega poder al pueblo.” ( Hugo Chávez ) en este particular, es exprimiendo la pobreza que actúa principalmente el demagogo opositor cuando ofrece depósitos en tarjetas de débito sin consistencia. Un engaño estrictamente populista, de práctica irrealizable, que nos revuelve el estómago a una gran mayoría de pueblo venezolano resuelto a borrar todo vestigio de aquél pasado politiquero, corrupto y explotador. Una mayoría dispuesta a construir sobre su propia desolación después de haber sido despojada de los derechos fundamentales, convertida en objeto manejable y comprable a bajo costo durante casi cincuenta años de gobiernos, como este que intenta volver al odio, el individualismo y la retaliación.

El llamado de Hugo Chávez a la juventud, constituye una proclama de vocación patriótica justo al final de la 1ª era del Proceso Revolucionario, para contrarrestar el venenoso mensaje cuarto-republicano de la oposición. Una nueva Misión denominada “Alma Mater” dará lugar a la creación de 50 nuevos institutos de educación superior que posibilitarán el más ambicioso plan de crecimiento, expansión y fortalecimiento de la educación universitaria jamás desarrollado antes en Venezuela.

Hay una necesidad de respuesta.. acudiendo a votar masivamente el próximo domingo 3 de Diciembre, los jóvenes venezolanos podrán multiplicar la ventaja del líder bolivariano, asegurando firmemente el triunfo de Venezuela, el de los venezolanos y eliminando cualquier posible impugnación.*

rdiverio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2325 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a27528.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO