La Venezuela real, apunta hacia un cambio definitivo de vida

Hay una Venezuela real y otra virtual, como expresa Walter Martínez en
Dossier (programa de VTV) al referirse a los escenarios y operaciones
de la geopolítica mundial. No hay duda que los grandes centros
mundiales de poder del Capital, arrecian contra la intención de
Venezuela por constituirse en una Potencia de Vida perenne.

En esta primera entrega, intentaré describir algunas acciones que
apunta hacia el titulo de este artículo y donde definitivamente
Venezuela se destina a un cambio de relaciones ¿Cuáles? No se, pero,
eso va, según los datos recogidos, registrados y sistematizados en la
propia realidad del pueblo venezolano.

Iniciaré con dilucidar lo que vive el común del venezolano de a pie,
ante la disputa del gobierno nacional y los que se oponen a su
administración, en una guerra sin cuartel, como los niños que hacen
“revolucio”; “escaramuza”; “tángana”, en un juego de metras.

Una práctica relevante de este juego, lo representa el uso de la
moneda venezolana, factor determinante en la vida de cualquier ser
humano que nace y se reproduce en el sistema Capitalista. Los sectores
opositores en Venezuela, en los últimos 6 años, usaron el billetico
de 100 bolívares (el marrón) para hacer grandes transacciones fuera de
Venezuela, distorsionando su valor. El fin último, fue la
desestabilización total.

Esta idea consistió en extraer todo este billete y hacer un colapso
económico y así producir una reacción negativa del pueblo contra el
gobierno nacional. Este venia sosteniendo que las y los venezolanos
poseían el salario más alto de Latinoamerica, lo que repercutía en un
nivel adquisitivo acorde a la canasta alimentaria. La oposición en
este sentido fue certera en acuñar la estrategia de extracción
monetaria y volver agua y sal este argumento.

Ante este nuevo escenario de extracción monetaria, el gobierno
nacional actúo y saco un decreto “...recoger el billete de 100 o
eliminarlo”. Todos (as) fuimos testigos presenciales como el billete
de 100 apareció y en qué cantidades; las mafias maldecían y obtuvieron
un duro golpe. A la par el gobierno preparaba la introducción en el
país, de un nuevo cono monetario. Tarea nada fácil, pues, a escala
internacional la oposición hizo lo imposible para retrasar esta
medida, actuando con mecanismos legalizados por el capital financiero
mundial detuvo las remesas que venían a Venezuela, evitando que los
nuevos billetes llegaran al país en la fecha indicada.En definitiva el
nuevo cono monetario,llegó, tarde, provocando un margen de maniobra de
la oposición para afinar sus acciones o arremetidas.

Este nuevo cono monetario inicio colocando en circulación el billete
de mil bolívares, originando la muerte de la maña del billete de 100
que tenían las mafias fuera del país. Sucesivamente entro el billete
de 5mil y 10mil, progresivamente aniquiló el contrabando y extracción
del billete de 100, hasta el punto que cuando apareció el billete de
20 mil, desapareció este fenómeno. A nivel social, bajó los niveles de
sensación de no tener plata en el bolsillo para comprar, aunque los
flujos de inflación subieron de una manera importante. La reacción de
la Oposición no se hizo esperar, originando la subida progresiva de
precios en los productos, rasgo que perfeccionaba la estrategia en
cuanto a la simplificación de la producción.

Ante esta nueva situación, el gobierno nacional lanzó al ruedo la
circulación del nuevo billete de 100 bolívares fuertes (Diciembre de
2017), como medida de protección al pueblo. Las mafias que habían
experimentado su jugosas ganancias en el pasado, reactivaron el plan
para extraerlo y colocarlo de nuevo en sus grandes negocios que van
más allá de las fronteras venezolanas. Así, se desaparece el billete
de 100 como arte de magia. En lo sucesivo y poco a poco se observa el
deterioro y reducción del nuevo cono monetario nacional, cuyo designio
a estas alturas, es la extracción total del efectivo, para decretar la
ineficiencia del gobierno nacional.

Para el mes de enero de 2018, el gobierno inicia la nueva manera de
pago y transacciones con el denominado PETRO, así como la prosecución
de la política de la billetera móvil y el uso del carnet de la patria
como medio eficaz de hacer posible la atención directa al pueblo; es
decir, contrarestar la perdida del valor y circulación de los nuevo
billetes con la implantación de la era digital que repercute en las
transacciones comerciales y política cambiaría. Hoy empieza a fluctuar
y agarra forma, pero,este proceso en la realidad de a pie es lento, y
tiende a distorsionarse por completo. Hoy no es igual pagar un
producto en efectivo que en digital, su valor es distinto, varía
notablemente. ¿Quién puso esa regla o norma?, los actores que operan
en el teatro real.

Para el mes de febrero de 2018, el efectivo no se encuentra en el
país. Mínimas proporciones circulan y los bancos se limitan a 10 mil
diarios. Aparece en mayor circulación el billete de 2 mil bolívares,
el billete que se tenia en reserva de parte de quien administra el
Estado, pero, las mafias del trafico del billete, tenían plan
preparado para exterminarlo y, ahora operan en campo abierto, compran
y venden por doquier este billete (2000), cerrando el nuevo cono
monetario que implanto el gobierno nacional.

No es sorpresa para nadie escuchar a un chofer en cualquiera de las
lineas de transporte en Venezuela decir “cuanto tienes pa cambiar; a
que horas va a cambiar”o cuando acudes a un terminal de pasajeros, se
ven carteles anunciando “solo efectivo” y las taquillas informativas
responden a un “no hay punto de venta”; “no sirven el punto, hay cupo
limitados y horas tope para recibir transferencias”. Y, como medida de
presión para que sueltes el efectivo, te dicen que no hay pasajes y
poco transporte, A la hora de salida, si hay, como arte de magia
aparece una unidad de transporte, pero, el pasaje es el doble o triple
de lo que cuesta. De esta manera, extraen el efectivo o billetes que
faltaban concretar en su estrategia de aniquilamiento total del
venezolano de a pie.

En conclusión, las nuevas entidades financieras o bancos de cambio que
hay en Venezuela y que imponen la dinámica socio-económica del
venezolano de a pie, son los dueños del transporte público y los que
dirigen los espacios cambio monetario clandestino, los y las
distribuidores de productos de primera necesidad que venden en las
calles, llamase vendedor ambulante del cartón de huevos, semillas,
entre otros. La práctica de canje de cobrarte el 20% o 70% de valor
agregado del dinero es un indicio irregular pero que tiende a verse
como natural, o como se llama este cambio que consiste en “te dan
efectivo 100 mil bolívares fuertes y debes transferir 200mil”.Y, como
complemento a esta estrategia de guerra, los comercios y negocios
manejan dos tipos de precio al público (efectivo y pago digital). Por
ejemplo un Kg de Yuca te vale 7000 bf pagando efectivo o con billetes,
pero, si lo pagas con tarjeta de débito o crédito cuesta 25 mil. Esto
aplica para todos los productos. Esto es en el teatro real, pero, en
el virtual o político, es inusual y hasta desmedido, criticado y
reducido a la entelequia).

Ahora bien, qué nos espera al venezolano de a pie con esta situación.
Nótese que esta definición adquiere connotación en la medida que un
grupo de personas dependen de un salario mínimo para vivir o en su
defecto el que sale a ganarse la vida en la calle honrosamente, sin
contaminarse con las viejas y nefastas practicas del Capital. Aquí, no
entran las personas que están dirigiendo el gobierno que por sus
servicios están por encima de un salario mínimo. Así como grandes
empresarios y comerciantes que están dentro de un Estado haciendo de
las suyas, por la propia lógica predominante del sistema de vida
adoptado: el Capitalismo, donde la usura y acumulación de riquezas, es
normal. Simplemente los y las que estamos aguantando la pela o
pasando la roncha, entran en esta definición de venezolano de a pie,
sin menoscabo del dirigente nuestro que esta luchando con este flagelo
día y noche en cualquier instancia del Gobierno, sin pretensión de
aludir a alguien en particular porque recibe una tajada mayor de la
renta y que esta normado dentro del Estado.

Ante la carencia de control y seguimiento de las medidas, políticas y
direcciones estratégicas adoptada por el gobierno nacional, como un
actor de guerra y con una oposición encubierta que decidió desde hace
rato exterminar al contrario y no entrar en el juego democrático,
puedo visualizar escenarios propios de la naturaleza del sistema de
vida adoptado. Aclaro, eso si el gobierno nacional, no toma los
correctivos pertinentes.

Para nadie es un secreto que en los próximos días ante un escenario
electoral presidencial, donde el enemigo opositor al gobierno nacional
al no tener chance de ganar, apela al exterminio total de su
adversario. Sin dudar, este arreciará con sus medidas de
estrangulamiento y aniquilación progresiva; ya deja ver algunos rasgos
en sus distintos medios y técnicas subversivas, suscribe y acomoda la
idea de una intervención directa, y por otro actúa en el ser material
del venezolano de a pie, que ya subyace de mengua. En los próximos
días no va ser casual observar personas en la calle padeciendo a
granel, bien sea por enfermedades y carencia de asistencia medica
directa (sin medicinas) o muriendo por no tener que comer. Puede ser
una realidad muy cruda, pero, el seguimiento de los últimos anuncios
que hacen los actores de la guerra deja ver estas situaciones.

Nuestra capacidad de asombro, fue rebasada, todo se hace natural, hoy
vemos personas revisando container y demás depósitos de basura,a ver
que consiguen para comer, la gente pasa y lo ve como normal. En las
regiones y pueblos, se ven niños y abuelos esperando en las afueras de
un abasto o restaurantes, rogando por un pedazo de pan o algo que
consumir. En lugares de mayor transito de personas o corredizos,
jóvenes en grupo se la ingenian, aplicando técnicas de avanzada para
extraer las pertinencias de las y los transeúntes. Poco a poco estas
prácticas que surgen silenciosamente y que por lo demás son muy
firmes, apuntan a que Venezuela apunta hacia un cambio de modelo de
vida, no hay duda de eso. Por una parte, la esencia del Capitalismo
como sistema empieza a relucir y actuar, y por otro se crea uno
alternativo, ambos intentan justificarse. Insisto la situación en
Venezuela hoy, se convierte en el mejor laboratorio para que la
humanidad vea de que está hecho el modelo capitalista y cómo reacciona
ante el intento de su pulverización. Lo que describió de manera
magistral Carlos Marx, anunció Fidel Castro y otros majaderos de este
mundo, así como lo profesó Hugo Chavez, hoy es una realidad, el
Capitalismo es un modelo de vida que debe desaparecer porque su propia
lógica indica que extermina a la humanidad.

Las empresas, fabricas, instituciones y unidades de producción en
Venezuela, garantes del Sistema Capitalista Rentista, viven hoy la más
precipitosa carrera al cambio desmedido de su propia fuerza, hoy
subyacen lentamente y en solitario, basta con ver la carencia de un
personal estable y permanente para mantenerse explotando a sus
trabajadores (as). Al no existir circulación de efectivo, no se puede
pagar el transporte para el traslado de personas y mercancías. Las y
los trabajadores que viven en las adyacencias de sus unidades de
producción, son los únicos que pueden llegar al “trabajo”, apenas
generan una jornada de producción, todo a media maquina, incluso
algunos hacen el doble de las actividades, pero, eso no garantiza lo
que exige el capital, lo que incide notablemente como actividad normal
productiva. Aunado a lo anterior, el retorno rápido a sus hogares
(2:00 a 3:00 pm) que debe realizar el trabajador como mecanismo
preventivo a causa de la carencia de unidades de transporte y
surgimiento de los nuevos modos modos de actuar de la delincuencia,
hace de este cuadro una complejidad, propensa a un cambio radical del
modelo.

En fin es una serie de contradicciones, envueltas como alertas e
irregularidades que se dejan entrever, como causa y consecuencia de un
sistema de vida que no sirve, aquello que no se veía y que fue
ocultado por distintas vías por el propio sistema, Venezuela lo
muestra. Tan solo asumir procesos de cambio y decisiones radicales de
otra manera de actuar, le dice al mundo que es posible esa
transformación de vida humana. Posición insurgente que impacta, pues,
la mayoría de las y los habitantes de este planeta habían dejado por
asentando que no hay escapatoria del sistema Capitalista.

Hoy por hoy, Venezuela a causa de sacrificios y resistencia, está
demostrando al mundo de que está hecho el Capitalismo, cómo funciona y
cuál va ser de su destino. Los “intelectuales del sistema dominante
mundial” no dan cuenta de ello, embuídos en su estigma material y
reconcomio contra los de a pie, le es inobservable e inservible el
fenómeno que experimenta este país hoy.

Como podría esperarse, en los meses que vienen no tendremos dinero
efectivo, los actores de oposición se sentirán victoriosos con esta
acción, alguien podría afirmar, pero, tenemos débito y tarjetas y con
eso sustituimos el efectivo. Eso no es tan fácil, porque no somos
dueños de las tecnologías que hacen posible las transacciones
digitales, es muy cuesta arriba, debe ir acompañada con otros
elementos, que de seguro el gobierno nacional lo esta tomando en
cuenta. Si algo hay que tener claro es que la tecnología vino a
resolver el espacio y tiempo de algo que es manual en Venezuela, pero,
autocríticamente puedo decir que no fuimos capaces de educar y formar
la mano de obra calificada para hacerse dueña de ese tipo de
tecnología, por lo tanto somos dependientes. Esto lo sabe el opositor
que actúa contra el gobierno nacional, por eso se siente victorioso, y
e allí uno de los causales de no firmar acuerdos y diálogos. En sí,
paulatinamente con su estrategia viene aniquilando al venezolano de a
pie, poco a poco lo va nutriendo de un espíritu muerto,vacío y
frustrante, hasta el punto que se ve obstinado, sin posibilidad de ver
luces en el túnel alegórico alternativo que ofrece el gobierno
nacional.

En el teatro real de la guerra ,Venezuela está como el decir del
chino“si no hay real, no hay lopa”. Fuera de las ciudades del país, en
nuestros pueblos hay una cacería bestial de unos contra los otros. Los
que siembran alimentos deben vigilar constantemente sus terrenos
(pistola o rifle en mano), si quieren cosechar. Algo así, como las
historietas de la edad antigua, grupos que se apoderaban por la fuerza
de lo que otros producían, para subsistir. En este sentido, ocurre
algo elemental, en pleno proceso de la cosecha, ésta hay que agarrarla
antes de tiempo, porque si se descuida se la roban. Por ejemplo los
cultivadores de cambur en el occidente del país, deben cortar los
racimos cuando están “tiernos”, para no correr el riesgo de ser
robado y perder la inversión.

Esto aunque usted no lo crea, repercute en el consumo del venezolano
para producir la vida y proyectar, pues, aquel potencial humano que se
delineó en un momento para echar la Patria adelante, se degrada y no
se sustenta del todo. De manera general, si esto ocurre en todos los
rubros, estamos a la puerta de tener otro tipo de ser humano, inducido
a un modo de actuar. Se aproxima la constitución de una POTENCIA, con
peculiaridades y cualidades totalmente ajenas a la que se concibió en
un momento cuando Hugo Chavez. Insisto, Venezuela es un laboratorio
para vivir la experiencia de cómo sucumbe el modelo capitalista y nace
otro alternativo y donde usted decide ser o no protagonista de uno o
del otro.

Angelubv4@gmail.com
Profesor Universitario y difusor del nuevo estado comunal



Esta nota ha sido leída aproximadamente 542 veces.



Angel Tiodardo


Visite el perfil de Angel Tiodardo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Angel Tiodardo

Angel Tiodardo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259198.htmlCd0NV CAC = Y co = US