El coitus de Heinz Dieterich

Heinz Dieterich, quien llama lameculos a Nicolás Maduro en su artículo escrito con una mano en la tecla y la otra en su impotente entrepierna, que tituló "Venezuela: coitus interruptus y pendejadas teóricas".

No es una falta de respeto que un idiota como esa basura, que bastante lameculos fue del gigante Hugo Chávez, llame lameculos al presidente venezolano Nicolás Maduro, ese es su peo; la falta de respeto está en que la pagina Aporrea.org le publique esa bazofia a una porquería que ni madre ni patria tendrá y si la tiene esta bastante lejos de la nuestra y seguramente bastantes problemas tendrá como todas (pregúntenle a Hitler o a Peña Nieto, pues ya no se sabe que pájaro echó ese huevo).

El alemán dieterich (minúsculas apropósito, cual nuevo exponente de la raza aria) lanza en su bodrio todo el odio clasista que puede al expresar:

"que los animales tenían que regresar a sus jaulas y los payasos a sus camerinos. Fue entonces, cuando Maduro inyectó al juego político-petrolero mantuano una nueva ficha con obsolescencia programada y cero valor de origen: una Asamblea Constituyente instantánea"

En su panfleto, el resentido disfrazado de izquierda, que no sabe lo que es ir a pie a una plaza mejicana a comerse un tamal o tomarse una cerveza sentado en una acera con amigos en una esquina y que habla de Venezuela como si viviera en Petare o en el 23 de enero pero que cuando viene se hospeda en los hoteles cinco estrellas; y que nombra a Ali Primera como si hubiese sentido por lo menos una ventisca de las que se generan en Paraguaná (google sirve para todo); ataca al gobierno bolivariano que se niega a entregarle el poder a quienes pagan sus boletos y financian su estilo de vida (como si la vida fuera solo la parte física y el alma no existiera).

Ataca en su loquera el impotente de tener ni siquiera un coitus interruptus Dieterich hasta al Papa, pasando por nombres de reconocidos personajes; un nuevo caballo de Atilas, pues, que paga todo su despecho en cualquiera que sus teclas le permitan descargar la arrechera de su impotencia, causada por efectos de la naturaleza que es impelable (a todos nos llegará).

A los intelectuales venezolanos los menosprecia llamándolos "confundidos intelectuales orgánicos criollos, que hace décadas han dejado la ciencia crítica para disfrutar las dulces mieles de las cortes del poder de la socialdemocracia estatal latinoamericana". Coño y yo admirando a Luis Brito Garcia tanto tiempo, para enterarme a través de Aporrea.org que debería seguir es a la luminaria de Dieterich.

¡Nojodas! ¿Hasta cuándo vamos a seguir con esa mariquera (parafraseando a Ali Primera, también) de seguir a los musius, como los que deben indicarnos que hacer y que pensar? ¿Quién coño es esa sabandija para llamar lameculos a nuestro presidente y que de paso se le dé cobertura a su panfleto? Ah, claro!!, es el mismo musiu que le cayó a latigazos a nuestros indígenas, es el mismo que Ali Primera denunció en "perdóneme Tio Sam", es el mismo de la "oil petroleum corporeichion". Es el mismo que mantienen en una esclavitud mental a muchos que, desde 1810, decidieron que nacieron para que "los señores" les dijeran que deben hacer.

Da asco ese bodrio de Dieterich, pero da más asco verlo publicado.

Ahí se los dejo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2637 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: