¿Estaremos ante una amenaza de epidemia de Cólera, en envases de puputov?

Una nueva amenaza, salida de los laboratorios de guerra de los Estados Unidos y sus mentes criminales, se cierne sobre nosotros.

Una guerra bacteriológica con bombas fabricadas en cada casa según mandato de los líderes de la oposición a sus seguidores, podría ser el vehículo para que agentes biológicos de alto poder destructor sean lanzados en nuestras calles.

La oposición armada, que ya actúa en células urbanas según denunció el vicepresidente de la República, Tareck El Alssaimi lanzó la campaña de recolección de potes contentivos de heces fecales para ser lanzados a los efectivos del orden durante las marchas.

En las heces se pueden cultivar una gran cantidad de virus y bacterias de extrema peligrosidad entre esas la bacteria "Vibrio Cholerae" que produce una diarrea secretoria caracterizada por deposiciones semejantes al agua de arroz, con un marcado olor a pescado, en la que el infectado expulsa grandes cantidades de sodio, bicarbonato, potasio y proteínas muriendo deshidratado

Vimos con horror, hace poco, como por un supuesto accidente representantes de la ONU que fueron a Haití a auxiliar cuando el terremoto infectaron al país de Cólera ocasionando la muerte de un 10% de la población de la golpeada isla.

La bacteria no solo se reproduce con una agilidad y rapidez espeluznante sino que en cada deposición diarreica la cantidad de ellas es inmensa haciendo el ciclo de reproducción de la enfermedad alta mente contagioso.

Una pandemia de Cólera (O de cualquier otra cosas) sería una catástrofe de consecuencias inimaginables, así que esa solicitud de potes llenos de heces podría ser solo el vehículo para sacar algún arsenal que ya tienen preparados en algún sitio y cuyos efectos recaerán sobre chavistas y opositores sin discriminación alguna pues aquí todos somos una gran familia donde si se infecta uno lo más seguro es que la infección llegue a varios hogares de distintas ideologías políticas.

La campaña propuesta es lanzar esas "bombas" sobre efectivos militares pues se sabe que estos viven en comunidades cerradas con los mismos servicios de lavandería, baños comunes y contacto físico relativamente estrecho, con lo que los convierte en vehículos muy apropiados para crear epidemias; si logran infectar a un grupo de ellos.

La oposición está dividida en dos ramas tan evidentes que ya no las pueden esconder al público:

Una rama de fachada política que se mantiene en su sitio, participando en la vida pública pero que a la vez le lanza a sus seguidores un mensaje claro para evitar deserciones entre sus seguidores: "no están dispuestos a negociar ni sentarse con el gobierno bajo ninguna circunstancia": sin embargo se mantienen en el orden legal (ante el CNE) para poder ser los convocantes a las marchas y los que mantienen a la gente en la calle.

Entre sus compromisos estratégicos: esta mantener las convocatorias de calle, ridiculizar y caricaturizar cualquier acción o estrategia que les sea descubierta y fabricar cortinas de humo para minimizar las propuestas terroristas que plantea su brazo armado.

Y una rama armada, que ya actúa como guerrilla urbana y que seguramente estará entrenándose en algún país amigo de los opositores para la guerra armada real; lo más probable en Colombia bajo entrenamiento de los paramilitares de Álvaro Uribe y el auspicio de las bases norteamericanas. Esta tiene entre sus obligaciones estrategias, causar los enfrentamientos y ocasionar muertos en cada uno de ellos de una manera que sean adjudicables al gobierno y para efectos de la guerra bacteriológica, que están anunciando, serán los ejecutores de los lanzamientos de las bombas que ya tendrán preparadas y que camuflaran en las que los seguidores de sus directrices llevaran para tales fines.

Ya la campaña de memes y caricaturas sobre las bombas "puputov" comenzó duro a fin de que tanto chavistas como opositores vean en eso una inocente campaña que sin mayores consecuencias le pondrá un toque de "jodedera venezolana" al peo de la calle…no señor, esa vaina no es así; jugar con mierda no es juego ni es inofensivo.

Una campaña bien fea tienen entre sus manos, alerta pueblo que nos pueden estar fabricando un escenario para traer al territorio nacional una pandemia infernal y el Cólera es una vaina que se riega muy fácilmente.

En Haití el cólera fue suficiente excusa para que Estados Unidos en vez de enviar médicos y ambulancias enviara portaaviones y convoyes militares y tomara la isla para evitar que la monstruosidad de esa bacteria se propagara hacia su territorio.

La guerra de mierda no es para nada inofensiva y el gobierno debe evitarla así sea taponeándoles el orto a los opositores; por lo pronto tenemos la esperanza de que como, según dicen las marchas son porque están muriendo de hambre, no puedan recolectar muchas heces…pero como sabemos que eso no es verdad, el mierdero que pueden recoger sería suficiente para invadirnos e invadirse ellos mismos con la más cruel de las destrucciones.

Aquí no tenemos esas bacterias; los idiotas llevaran su potecito de Korn flake, pollo a la plancha y ensalada, curtidos por el estomago; (si fueran los chavistas la vaina sería caraotas con sardina y huevo revuelto) y los del mando armado de la oposición pondrían los de ellos con mezclas de enfermedades mortales que se regarían entre la ropas sucia y los desagües y alcantarillas hacia nuestros ríos y mares…

Si se deja que la oposición lleve a cabo su plan, el SIDA, la Hepatitis B y el cólera nos inundarían; así veo yo la amenaza que ni es chiste ni es juego.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1439 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: