Las trampas del Referéndum Consultivo y la Constituyente

La oposición se la ha jugado todas, toditas, también ha dejado de jugar a la política, ahora apuesta a la guerra, no bien había tomado el triunfo de la Asamblea Nacional en diciembre del 2015 como "el principio del fin" resultó que ahora después de estar empantanada políticamente, sin perspectiva política, sin reforma constitucional, ni enmienda, ni referéndum revocatorio, ni constituyente a su medida, ni elecciones generales adelantadas, mega elecciones, nada de nada, un total fiasco político, su trampa ha sido, la de convencer a sus electores que era el principio del fin, que Maduro no pasaba del 2016, que tendríamos un Nuevo Presidente, Capriles, Leopoldo, Allup, Borge, pero nada de nada, ni nadie ha asumido la Presidencia en relevo de Maduro, este sigue inamovible, sigue como la roca pese a las nuevas guarimbas, el terrorismo del 2017.

La oposición dentro de su malabarismo político, en su juego resulta que ahora esgrimen que la Constituyente del 2017, el llamado de Maduro, es un "fraude constitucional", el objetivo es la de "perpetuarse en el poder el dictador, continuar el régimen político Maduro", llaman a esto, la "liquidación de la democracia, de la constitución", asimismo en vez de haber propuesto el chavismo como dicen, un "Referéndum Consultivo", acorde con el artículo 71, que dice "Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral". Ahora se enfrenta a la realidad de la Constituyente, la misma que no quisieron hacer, por temor o simplemente por querer jugársela con la guerra, apostando a las elecciones generales, a las mega elecciones globales igual cuando Chávez, apostándolo, a todo o nada.

Puesto que la constituyente es en sí misma una consulta directa, de acuerdo con el artículo 348, cuyo objeto es la "de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución". Por tanto para hacer la Constituyente, no necesita un consultivo, un referéndum consultivo como así lo propone la oposición, desconociendo que en el año 1999, para saber la opinión del pueblo si el pueblo lo necesitaba, "….porque la Carta Magna de 1961 no establecía dicha instancia, por lo tanto afirmó que se está recurriendo al poder constituyente originario, terminó explicando El ministro para las Comunas, Aristóbulo Istúriz, en el programa Primera Página que transmite Globovisión.

Mejor dicho; "En el año 1999 no existía precedente en Venezuela en cuanto a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, la Constitución Nacional de 1961, no contemplaba ningún mecanismo al respecto, por tanto el presidente Hugo Chávez tuvo que solicitarlo mediante un decreto ejecutivo a la Corte Suprema de Justicia, quien aprobó la solicitud después de pedir la modificación en la pregunta, que al final fueron dos, supervisadas por el Consejo Nacional Electoral. La primera cuestionaba al elector si estaba de acuerdo en convocar una Asamblea Nacional Constituyente para la transformación del Estado y la segunda si avalaba las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional. En la 2017 no es necesario hacer un referéndum consultivo, ya que el artículo 347 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que "El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución". Mientras que el artículo 348 otorga al Presidente de la República la potestad de convocarla sin necesidad de realizar una consulta nacional previa".

Mientras tanto, desconoce el abogado Nava, estos hechos, para él, "….de convocarse la consulta el resultado sería el desmontaje del complot anticonstitucional por voluntad de una mayoría sin precedentes en la historia patria". Según este "demócrata" a despecho de la constitución, de la consulta directa con el soberano, para renovar el Estado, el ordenamiento jurídico y si lo procura el pueblo, la Constitución, es visto como un complot de Maduro contra la Constitución chavista.

La segunda trampa del político y abogado Edinson Nava se refiere, a que la crítica de la Constituyente se haga consultando a las bases organizadas del país, a los ciudadanos organizados, lo que llaman, "elegir una ANC por medio de lo que ha dado en llamarse "elecciones corporativas", vale decir, artistas, religiosos, militares, artesanos, poder comunal, profesionales, estudiantes, campesinos, obreros, etc., esto lo califica de "gremios corporativos", como si estos no tuvieran representatividad en una democracia, escondiendo la oposición su debilidad organizativa, su incapacidad de construir democracia organizada, tan solo se limitan a los gremios corporativos empresariales, que dichos sea de paso también tienen participación política en una democracia participativa y protagónica, y no es precisamente una democracia corporativista, limitada a la representación de una elite política empresarial.

Esto lo conoce el político Édison como "artilugio político, ….concebido para aplastar los derechos políticos de los electores, dando preeminencia a grupos minoritarios sobre la totalidad del cuerpo electoral…". Si fuera así, cómo se plantearía el ciudadano, reconocer a la sociedad organizada si no es a través de la representatividad de las minorías organizadas, pero no, el señor Nava prefiere las elecciones por circunscripciones electorales, dejando de lado las minorías, los corporativistas, para él, 100 % debe decidirse por este mecanismo, lo otro llama "manipulación electoral", lo cierto es que este mecanismo, no asegura representación de las minorías organizadas, de allí que las mayorías electorales aplastarían los intereses de las minorías, tal es la forma como concibe el señor Nava la democracia, siendo el estado concebido para las mayorías, desconociendo el principio de participación proporcional entre minorías y mayorías, sencillamente un mecanismo totalitarista y fascista.

Por ultimo; puesto que nada ha convencido el señor Nava, en su recurrencia a la Constitución de manera manipulada, entonces decide por ultimo justificar la guarimba, la guerrilla de la derecha, apelando al artículo 350, cuando dice: "El antídoto para conjurar este proceso de asesinato democrático y de la Constitución de 1999, no es otro que el acatamiento activo del mandato que la hoy amenazada de muerte nos da en su artículo 350: El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos". Vemos pues la caída de la oposición en la falsedad, en la justificación de la guerra, pasando por encima del marco constitucional, asesinando la Constitución.

La caída final. Finalmente los pseudo entendidos opositores, como Eugenio Montoyo, apelando al artilugio, a la mentira y la falsedad embrollan las cosas, dicen que "…en efecto el presidente puede proponer una asamblea constituyente pero el que decide si se hace o no se hace es el pueblo de Venezuela a través de una consulta o referéndum". Tamaña falsedad como si el Presidente no pudiera apelar a la constituyente sin consultar con el pueblo y viceversa, aunque el pueblo mismo puede sin consultar al presidente hacer una constituyente. Montoyo agrega, "A las extraordinarias protestas que se iniciaron luego del golpe judicial a nuestra asamblea nacional, se le suma ahora este intento de "legalizar" la dictadura evitando la votación libre, universal, directa y secreta que hemos tenido durante décadas y que establece nuestra actual constitución". Como si hacer la constituyente, apelando al pueblo es "dictadura", añadiendo, la falsedad de "la supresión del derecho al voto". Por otra parte, es claro, que "No es poca cosa pues en esencia se trata de la destrucción real de la república democrática que tanto costó construir", en verdad se trata de destruir la Constitución, de asesinar la democracia participativa y protagónica.

Para el Eugenio Montoyo, la transformación del Estado, o bien la constitucionalización del Poder Popular, vale decir la profundización de la democracia participativa y protagónica, significa para el señor, "…..una constitución cuya principal reforma sería la de eliminar gobernaciones y alcaldías y hacer innecesarias las elecciones que acostumbran los sistemas democráticos. Alguien bien lo comparó como una copia de lo peor del sistema cubano. Un sistema donde no hay elecciones libres, no hay prensa libre, no hay empresas libres, no hay educación libre o sea donde no hay un carajo en libertad incluyendo la libertad de irse al carajo". Como vemos, con el espantajo del comunismo se sirven como argumento, estigmatizar el nuevo ordenamiento jurídico que salga de esa asamblea constituyente, se siente derrotados desde ya, adversan la construcción del poder desde "las bases" democráticas, prefieren el estado vertical, la jerarquías, el poder de las elites, la verticalidad del poder antidemocrático contra el poder comunal, las elecciones populares, las elecciones libres, para ellos, el poder popular es una amenaza a la empresa capitalista a la que llaman "empresa libre", un modelo empresarial anarquizado, liberal y de espalda la producción social a las necesidades sociales.

Por todo lo anterior; Montoyo apunta, "Ya no hay forma de ignorar esta amenaza, ya no hay forma de evitar participar en las marchas, actos de protesta o de cualquier otra manera. No tenemos otra opción que lograr que este régimen termine y se marche. Nuestro ejército ya está en la calle peleando y tenemos que salir a reforzarlo". Quiere decir un ejército de mercenarios, de guarimberos, de asesinos, de violentos, nada de protestas pacíficas, procurando imponer otro sistema político, el fascismo, tal es el fracaso de la oposición, su caída II, la primera cuando el 13 de abril del 2002, ahora pretenden volver ignorando la Constitución, los derechos sociales, políticos de los ciudadanos, el derecho a la paz.

Fuentes consultadas:

1.-Nava Édison, "Trampa constituyente en cuatro fases", Aporrea, 04/05/2017

2.-Aporrea.org "Aristóbulo Istúriz: ¨No hay por qué preguntarle al pueblo porque hoy la Constitución contempla la Constituyente", 04/05/2017

3.-CiudadCCS "Las 3 diferencias fundamentales entre la Asamblea Constituyente del 99 y la de 2017", Aporrea, 04/05/2017

4.-Montoyo, Eugenio "La caída II", Blog. El 5 de mayo de 2017,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2268 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a245649.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO