Los zoológicos… ¡Ser, o no ser!

Ser o no ser... Esta frase indica indecisión y duda y deja al descubierto, nuestros conflictos existenciales según el personaje Hamlet, de William Shakespeare.

Al igual que Hamlet, no preguntamos: ¿Los zoológicos hoy día deberían existir o no existir?. Los Zoos… ¿Ser o No Ser?... He ahí el dilema. Un debate que se aviva cada día, con argumentos en contra como cárceles de animales, el encierro nunca será educativo, de parte de los detractores y por otro lado, los que están a favor del zoo mantienen que son espacios para la educación, conservación, investigación. Ambos coinciden en que los actuales presentan muchas fallas y se requiere apoyo del estado y toda la sociedad, para que los zoos cumplan los objetivos para lo cual fueron creados.

Estoy a favor de la evolución de los zoológicos y en contra de su extinción. Es urgente, su transformación inmediata en centros de conservación o bioparques. Con la colaboración de este medio iniciemos un debate ético, moral, filosófico, técnico y legal sobre el presente y el futuro de los zoos. Aquí dejo mis cuarenta y un razones para apoyarlos. Envíen las de uds.

  1. Los zoológicos al igual que otras instituciones deben evolucionar y cumplir sus objetivos primarios: educación, conservación, recreación e investigación.

  2. Le adicionaríamos objetivos secundarios; como rehabilitación, reproducción, generación de fondos económicos; liderazgo, pensamiento ambiental y desarrollo social. Tal vez algunas de estas estuvieron subsumidas en las anteriores, pero de eso se trata que se conviertan en objetivos permanentes de los nuevos biocentros.

  3. El zoológico es un lugar cercano relativamente; o de fácil acceso al ciudadano común que no puede costearse un safari, ni un recorrido guiado a los refugios o zonas de fauna. La mayoría de estos espacios son urbanos y permiten con una mínima inversión la observación de especies, que ni siquiera equipos científicos con las mejores tecnologías lograr avistar en vida silvestre, tal es el caso del escurridizo oso andino, o los monos titi, el cuchicuchi, entre otros.

  4. Miles de visitantes pueden apreciar y aprender sobre estas especies sin generar el daño que ocasionarían si fueran al medio silvestre. Imagínense trasladar anualmente la población que asiste a los zoológicos de cada uno de nuestros países y llevarlos de paseo de un día a los diferentes hábitats de la fauna. Generarían una gran perturbación, contaminación y enormes e irreparables daños a la naturaleza del sector visitado. Entre estas acciones que generan los visitantes, está la mala práctica de traer especies animales o vegetales, muestras de rocas, estalactitas o estalagmitas, corales y "otros recuerdos del viaje". Esta es una de las más fuertes razones que los veganistas no consideran y hace que el zoo sea el menor de los males. En un mundo superpoblado, con millones de ciudadanos demandado servicios y recreación; la cual saldrán a buscar a cualquier parte.

Entonces la opción menos gravosa, es llevarlos y concentrarlos en el zoo donde podrán ver los animales y adquirir cualquier souvenir de recuerdo (franelas, bolsos, juguetes, calcomanías, gorras, pulseras, etc).

  1. La combinación de cautiverio y semi-cautiverio: Por supuesto; que no es ideal observar animales en cautiverio. Muchos zoos mantienen especies en semi-cautiverio, es decir andan libres dentro del parque y han hecho de este espacio su hábitat: como los picures, araguatos, iguanas, perezas, morrocoy y diversas aves.

  2. La percepción del público sobre los animales: Aquellos que son contrarios a los zoológicos, lo invito a comparar la percepción del público en ciudades donde hay zoológico con aquellos en donde no hay estos centros. Comparemos el pensamiento ambiental de un ciudadano común de San Fernando de Apure con otro de Barquisimeto o Maracay en Venezuela. El apureño promedio, por no estar sensibilizado sobre el valor ecológico y moral de la fauna, piensa que todos los animales son para cazar o para comer. Como dicen en el llano "todo lo que se mueva es cacería". Mientras que un porcentaje de los citadinos formados desde niños asistiendo a los zoológicos; piensa que al menos una parte de los animales debe ser respetada y conservada.

De esta manera se aprecia el papel del zoo en la formación de la conciencia colectiva o el pensamiento ambientalista: donde no hay zoológicos las personas ven a los animales como presas de caza. Esta verdad es irrefutable.

D:fotos nuevas bgpfotos expo ambienteSAM_0288.JPG

Museíto Ambiental de Fundación GUARDEAM en los espacios del Parque Bosque Macuto. Barquisimeto, Lara.

  1. Escenarios de paz y tolerancia: Los zoológicos de hoy día, al igual que los parques son espacios visitados por todas las clases sociales y sectores de la población. Podríamos decir que son escenarios para la paz y la tolerancia; pues personas con diferentes pensamientos y estratos económicos interactúan por igual en el zoo. Lo que no ocurrirá en otros lugares; donde existen zonas VIP, primera, segunda o tercera clase; o la existencia de centros comerciales o sitios nocturnos para los ricos o los pobres. Los zoos son lugares de encuentro de todas las culturas, razas, ideologías y credos. Los animales acaparan nuestra atención y olvidamos o toleramos nuestras diferencias.

  2. Pocas instituciones en el mundo pueden jactarse de tener tantas visitas como los zoos; superando a museos, sitios turísticos, estadios de béisbol o futbol profesional e incluso superando la asistencia de eventos como los toros coleados o las corridas. El público se contabiliza por miles y en algunos espacios, por millones. Esta cantidad de público, que sin saberlo aporta a la conservación; constituyen a su vez, miles de personas conociendo y comprendiendo sobre la fauna.

Si se mejoran las exhibiciones y las estrategias educativas, el mensaje se potenciará y habrá valido la pena el sacrifico o encierro del animal. Si no hay un programa intenso de educación es una vida perdida, sin sentido y en este punto estamos totalmente de acuerdo con los anti-zoológicos.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_130651.jpg

  1. El aspecto recreativo es el más intenso. Según el folleto Parques Zoológicos del insigne Pedro Trebbau "La gente acude al zoo con ánimo alegre y despreocupado, lo que los hace receptivos a todo el nuevo cúmulo de conocimientos y experiencias que van a obtener"…"Un simple paseo dominical puede convertirse en una clase"… de ciencias ambientales. Las personas recibirán una gran cantidad de información, sin notarlo y sin la formalidad o academicísmo del sistema educativo tradicional.

  2. Contribuyen con la cultura y ayudan a aumentar el nivel educativo de los pueblos: Muchas personas no pudieron completar sus estudios por diferentes razones; o son de una clase social y cultural muy deprimida. Entonces el zoológico, al igual que los parques nacionales o monumentos les brindan a estos ciudadanos excluidos por el capitalismo; una posibilidad educativa y vivencial de adquirir conocimientos.

  3. Los zoológicos permiten conocer colecciones especializadas como insectarios, acuarios, serpentarios, terrarios, colecciones de taxidermias (animales, pieles, cornamentas disecadas) y obtener datos valiosos sobre hábitos, características y manejo de estas especies.

  4. Permiten la conexión dentro del parque con otros puntos o exhibiciones de aprendizaje como planetarios, museos interactivos y otros. Todo esto refuerza el aprendizaje, la motivación y transforma la vista al zoo en una experiencia científica no formal.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170225_114839.jpg

  1. Algunas de estas exhibiciones permiten aprender sobre la paleofauna o fauna prehistórica (asunto que no es abordado por el sistema educativo formal); conocer las eras geológicas, las etapas de la evolución y las teorías posibles de desaparición de algunas especies.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_112904.jpg

  1. No culpen al zoológico de la extinción de animales: Los zoos permiten apreciar al ejemplar vivo, escuchar su vocalización, sentir sus olores, apreciar sus reacciones, ver sus colores y movimientos. Es una experiencia única que no se logrará, con fotografías o videos de manera tan eficiente… Si llegaran a desaparecer los zoológicos también se perdería la oportunidad de ver estos animales, los cuales no se están extinguiendo por culpa de los zoos, sino por la inacción del estado y la demanda de los ciudadanos de su carne, piel, productos o para tenerlos como mascotas.

  2. El zoo de contacto permite a los niños el intercambio físico con un animal que en vida silvestre sería imposible (crías de cocodrilos, boas, anacondas, caricares, gavilanes, manatíes, y animales adultos como llamas, caballos, ponys, morrocoyes, patos, gansos, gallinas, conejos, y otros). Los zoocontactos permiten tocar, sentir sus vibraciones, texturas. Tiene un impacto favorable en terapias de personas con discapacidad o niños con necesidades especiales. En el caso de los adultos ayuda a mejorar la autoestima y los estados anímicos como depresión, tristeza, desmotivación.

  3. Las modernas técnicas de taxidermia y de exhibición permiten incluso utilizar los cadáveres de animales que fallecen o sus partes que en vida silvestre serian aprovechados por los carroñeros y descomponedores; pero en el zoo son utilizados para llevar el mensaje educativo a miles de personas. Estoy de acuerdo que no es conveniente enseñar a un niño admirar un animal disecado, una piel o una cornamenta. Pero si estas partes son utilizadas para explicar el delito de la caza, la inmoralidad de las modas con productos animales o la codicia humana, la crueldad del mascotismo practicado "inocentemente" por muchas personas, incluyendo a los críticos de zoológicos. Entonces la muerte del animal dará paso a una oportunidad de vida para los que permanecen en libertad. Transformaremos la visión y la conciencia del público y sumaremos nuevas voluntades a la defensa de la fauna.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_113342.jpg

Colección de taxidermias en el planetario del Parque Zoológico Bararida. Barquisimeto, Lara.

  1. El pensamiento y liderazgo ambiental: El zoo cumple una función principal en la rehabilitación de nuestro pensamiento colectivo; el cual es: antropocéntrico (el ser humano es el centro de todo), patriarcal (el macho dominante), la naturaleza como mercancía (los animales son para comer o utilizar). Es necesario crear, reforzar e impulsar un nuevo tipo de pensamiento social; para desterrar el pensamiento heredado de los colonos españoles, como su visión utilitarista de la naturaleza, su patriarcado y antropocentrismo. Seguimos con su patrón de depredación. Debemos tener un pensamiento latinoamericanista y esto implica un profundo respeto por la naturaleza de nuestros países.

  2. El zoo es una institución líder en materia animalista, impulsando eventos, cursos, jornadas sobre la fauna en general. Lamentablemente el hecho de no existir cogestión y contraloría social ha limitado el accionar de los zoológicos venezolanos que mayormente son instituciones públicas y lejos de exigir mayor presupuesto o bienestar animal los empleados se cohíben por temor a ser despedidos.

En otros países existen zoológicos o colecciones privadas, entonces el problema surge al aumentar la explotación animal con shows y exhibiciones para recaudar el presupuesto; además del afán de generar ganancias.

Por tal motivo el estado ideal, es un zoológico público; que reciba presupuesto justo y se garanticen los gastos operativos, e inversión en mejoramiento. Estos entes del estado deben ser manejados a través de la figura jurídica de fundaciones o institutos autónomos con posibilidad de autogestionarse.

  1. La formación de profesionales especializados: Si el zoológico no existiera, no habría profesionales capacitados para ayudar a la fauna silvestre: Muchas escuelas de veterinaria, biología, zoología, zootécnica y afines no cuentan con cátedras de medicina de fauna silvestre. Entonces el único lugar para aprender sobre casos clínicos en estas especies en los zoos. Al momento de las prácticas, se aprovecha el momento en que los animales requieren evaluación médica y tratamiento. Se les realiza examen físico completo, se toman muestras de sangre y se aplican los tratamientos pautados.

D:FOTOS GUAMITO YMoroturo y el Negrete100PHOTOSAM_0028.JPG

La gran experiencia acumulada por los veterinarios del Zoo Bararida en Barquisimeto, permitió atender con éxito al Oso Andino "Guamito", encontrado herido por disparos de un cazador en la población de río Claro, estado Lara.

  1. Ofrecen la posibilidad de desarrollarse como funcionario de carrera administrativa; pues la mayoría de los zoos en venezuela, son entes públicos que otorgan beneficios como cargo fijo, ascensos y posibilidad de jubilación garantizando la permanencia del personal formado por mucho tiempo

  2. Permiten la investigación científica en áreas como nutrición animal, reproducción, comportamiento social, farmacología, cuidados generales y medicina, cirugías, efecto de medicamentos. Datos que pueden ser utilizados por empresas farmacológicas disminuyendo o evitando así; la experimentación animal que cada año cobra la vida de millones de animales y para lo cual la sociedad justifica, tales asesinatos en masa; pues "se trata de salvar a los humanos".

Existe aquí una doble moral: protestamos contra los zoológicos, pero comemos carne y usamos productos experimentados o testeados en animales de laboratorio. Así que cuando escuchemos a alguien exigiendo que cierren los zoos, vamos preguntarle por sus hábitos alimenticios, si les gusta el coleo, las corridas y otras actividades y carguemos una lista de productos experimentados en animales, para ver cuál de ellos está usando.

  1. Los funcionarios policiales, guardias nacionales, bomberos, protección civil que acuden a atender emergencias con animales son adiestrados en parques zoológicos.

  2. Generan empleos directos e indirectos: Algunos muy especializados como veterinarios y cuidadores de vida silvestre. Otros como administrativos, obreros de mantenimiento, logísticos como choferes, técnicos. Entre los indirectos están los concesionarios o comerciantes que se instala dentro o fuera del zoo, para vender desde souveniers hasta comida o golosinas. También están contratistas de obras, albañiles y los proveedores del zoo, principalmente de insumos veterinarios o alimentos.

  3. Permite la práctica de deportes extremos y vivenciar experiencias como el canotaje, rapel, canoping, campismo, caminatas, inspiración para fotógrafos, dibujantes, pintores, poetas, urbanistas, arquitectos, paisajistas, actividades contemplativas y yoga.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_122210.jpg

Paseo en botes y fauna en semicautiverio. Parque Zoológico Bararida. Barquisimeto, Lara.

II.-

  1. Permite la investigación del manejo animal; lo cual a su vez impulsaría la creación de zoo-criaderos, o el tratamiento de enfermedades que potencialmente pueden afectar a los humanos y tienen una contribución con la soberanía agroalimentaria de los países en el estudio de aquellas especies con potencial cinegético como lapas, chigüires, cochinos de monte, patos y otros. Independientemente de la aplicación o no, es necesario tener el conocimiento sobre este tipo de manejos.

  2. Los zoológicos, permiten el conocimiento de la biodiversidad y su valoración como patrimonio de la nación por tanto refuerzan el valor patrio, crean sentido de pertenencia y permiten la sensibilización. Esta es la primera etapa en la formación de la conciencia ambiental. Para proteger es necesario conocer, y de esta manera valorar, respetar, cuidar, amar la fauna nacional.

  3. Es difícil llevar la educación ambiental limitada a un aula de clases, el zoo es un recurso o una combinación de recursos educativos donde puede desarrollarse múltiples proyectos pedagógicos de aula (PPA) sobre los hábitats, las biorregiones de Venezuela, el tráfico de especies, el mascotismo ( o moda o habito de tener animales silvestres como mascotas: loros, pericos, guacamayas, iguanas, monos). Las y los docentes de primaria tiene un gran impacto en la visión del mundo que se forma en los niños, por tanto conectar el aula de clase, con el zoo, es fundamental.

  4. Las caricaturas, murales, afiches, señales, fotografías, existentes en los zoos, ayudan a complementar en el niño, el sentimiento de valoración e identificación con la fauna silvestre. Cada pared, cada espacio del zoo, debe ser una oportunidad educativa en sí misma.

 

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_141426.jpgC:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_125735.jpg

  1. Permite relacionar los hábitos de consumo de animales en las ciudades con la especies. Por ejemplo la matanza de chigüires, babas, iguanas, y peces durante la semana santa y otras épocas del año. Si las personas conocen al animal, ven sus comportamientos reciben una inducción sobre la cacería muchas personas con seguridad abandonarían la práctica de comer estos animales. Ciertamente un animal es sacrificado en el zoo; pero ayudara a salvar a cientos o miles de ellos en vida silvestre.

  2. Cada ejemplar del parque incluyendo las especies exóticas, es decir fauna perteneciente a otros países que llegan al zoo por intercambio o decomisos, permiten explicar temas como el maltrato animal que sufren los animales en circos, en colecciones privadas, y en actividades como el coleo, las corridas de toros, las peleas de gallos, perros, las carreras de galgos y caballos y otras actividades más.

  3. En el zoo también se puede aprender sobre la legislación aplicable a la fauna silvestre, las actividades prohibidas, restringidas las acciones contra el tráfico de animales. Es una oportunidad para construir una red de ciudadanos voluntarios que denuncien el tráfico o el maltrato de animales.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_142116.jpg

  1. Reservorio o banco de genes, posibilidad de reproducción de animales afectados por la fragmentación y destrucción de hábitats. En Venezuela se han reproducido con éxito, animales como osos andinos, osos hormigueros, toninas. Curiosamente los detractores de los zoos, nada dicen en contra de la destrucción de hábitats, en especial cuando son ocupantes de fincas o beneficiarios de viviendas; otros no se pronuncian por desconocer la situación de la fauna y sus hábitats. Algunas especies solo podrán reproducirse e incluso tener contacto con otros de su especie dentro de un zoo. Es lamentable. pero su número ha reducido drásticamente, igual que la proporción entre machos y hembras, así como la perturbación de su territorio a tal punto que no logran la copula en vida silvestre.

  2. Los zoológicos hoy día deben recibir todo el apoyo gubernamental para disponer de planteles de cría, es decir rebaños o manadas de animales reproductivos y proceder a la liberación y reintroducción con miras de repoblamiento y reposición de los animales extraídos.

  3. A los países han sido introducidos miles de ejemplares de animales exóticos es decir provenientes de otros países y necesariamente estas especies deben permanecer cautivos, hasta que se coordine con las autoridades de esas naciones su repatriación y consecuente liberación. Ejemplos de especies que hacen estragos como el pez león, la pitón africana, o nuestra anaconda que es liberada en otros ambientes depredando a la fauna nativa. El zoo juega un papel importantísimo en la custodia de estos ejemplares; que no son culpables de su captura y liberación al medio natural.

  4. Son espacios fundamentales para la custodia de animales decomisados, mientras dure la fase de juicio por tráfico de especies, y luego si los tribunales se pronuncian, con seguridad ordenaran su liberación si es biológica y ecológicamente viable o al contrario ordenara su custodia indefinida en el zoo. Aquí tampoco los detractores de zoológicos se pronuncian evitando el tráfico y comercialización de animales silvestres; en especial cuando muchos de ellos poseen en sus casas una animal silvestre "mascotizado".

Sobre este punto quiero referir una experiencia contada por funcionarios de la dirección del ministerio de ambiente del estado Yaracuy (Venezuela) (hoy ecosocialismo y aguas) en el 2006 mientras realizaba mi trabajo de grado. Cuentan estos funcionarios que cuando decomisaban loros o guacamayas algunos ejemplares debieron ser entregados a los propios funcionarios para su custodia, pues no había lugar a donde llevarlos, no podían ser liberados y los zoológicos más cercanos no podían recibirlos, por falta de espacio y presupuesto para atenderlos.

Igualmente funcionarios de varios zoológicos del país admiten que no pueden recibir a la gran cantidad de animales decomisados; pues no hay espacio o presupuesto para su manutención. Esto a su vez genera que las autoridades dejen de actuar en casos de tráfico de animales, pues surge el problema logístico de qué hacer con los animales incautados.

Si se entiende el papel de los zoológicos en la lucha contra la extinción de especies, su papel en la cadena de custodia, entonces se le asignaran mayores recursos; pues cada año son miles los animales capturados o asesinados para el tráfico nacional e internacional de especies.

Si además se reforma las leyes de fauna; de tal manera, que los animales decomisados luego de recibir un chequeo veterinario que descarte enfermedades en el animal, se ordene la liberación inmediata como parte del procedimiento; sin que exista la "obligación legal" de mantener a los animales cautivos mientras dure el juicio, como sucede en el robo de vehículos o el porte ilícito de armas. Pues los animales son seres vivos distintos a estos objetos.

Pensemos que ocurre con el delito de secuestro: se capturan a los delincuentes, se dejan las actas policiales y la actuación de fiscalías y tribunales donde conste el delito, y la persona cautiva luego de un examen forense es liberada de inmediato. No se le obliga a permanecer recluida mientras dure el juicio. Por esta razón es necesaria la modificación de las leyes y reconocer a los animales como seres vivos o personas biológicas dentro del derecho. El asunto es que la reforma de las leyes puede tardar años y mucho más en un país donde la asamblea nacional esta distraída en el tema de lograr el poder y ha abandonado su función principal de legislar. Igualmente el gobierno nacional tiene otras prioridades delegando el tema ambiental y animalista al último lugar.

  1. En la naturaleza existen una altísima mortalidad de animales, en especial en los primeros meses o años de vida de los mismos. Se trata de aprovechar estos animales que en vida silvestre morirían, caso tortugas arrau, cocodrilos, cuya supervivencia natural es muy baja. Igualmente existen grupos animales que se han vuelto plagas debido a la intervención de sus hábitats, llegando a tener poblaciones inmanejables o inconvenientes tal es el caso del pato guiri, loros cara sucias que a su vez atacan cultivos. Por ejemplo en Australia matan por miles a los canguros y en Norteamérica y Europa matan al lobo, a zorros, linces. Estos animales abundantes en la naturaleza, serían los principales ejemplares en los zoológicos donde el animal tendrían una nueva oportunidad de vivir.

En el caso de Venezuela donde existe una guerra contra el pueblo en el tema de los alimentos; la especulación y aumento de la carne de res, cerdo y pollo; ha generado la caza de burros y animales silvestres; además de proliferar el abiegato o robo de ganado en las fincas. Un pueblo con hambre no va a escuchar consejos veganistas, ni le interesara el tema de la conservación de especies. Así que debe evaluarse la solución integral y la menos gravosa para la fauna.

  1. Soy contrario al consumo de carne silvestre, pero años estudiando el tema de la fauna me indican, que la conservación de la fauna debe ser un plan estructural. Se debe dictar un conjunto de medidas, planes, leyes, crear una articulación con todos los órganos del estado, se debe dotar de presupuesto y logística necesaria.

Los pobladores rurales e incluso urbanos que son cazadores de fines de semana cazan o abaten mensualmente a cientos de animales en todo el país. Consumen, comercializan su carne y sus partes o ejemplares vivos. Un plan transicional seria permitir la instalación de ciertos zoocriaderos de las especies plagas o altamente prolíficas; aquellas que cada año la autoridad otorga permisos de caza de control o deportivas y son matadas cientos o miles de ellas. Estos animales serían utilizados como plantel de cría o criados para su consumo con la condición de evitar consumir otras carnes. Esta no es una solución ideal; pero es una propuesta que debe estudiarse, con fines de disminuir la presión de caza sobre otras especies.

No es la mejor opción desde el punto de vista animalista y muchos menos veganista. Pero tampoco los defensores animales entienden el gigantesco problema de la cacería y tráfico de animales, el cual no se solucionara solo con charlas de alimentación vegetariana o la mera prohibición. Pues el estado venezolano no tiene la capacidad logística para enfrentar a estas mafias y a medida que existe crisis económica o escasez de alimentos, existirá más presión sobre los animales silvestres, así que hay que crear varias estrategias para enfrentar el problema.

  1. Países como Costa Rica anunciaron cerrar sus zoológicos tradicionales y convertirlos en centros de conservación, pero esta formación del pueblo y gobierno de Costa Rica, se logró luego de décadas de trabajo, donde los zoos fueros espacios claves para formar un sentimiento ecologista.

Querer imitar a Costa Rica, cerrando zoológicos, sin pasar por las fases y procesos graduales, que esa nación ha vivido; limitaran y alejarán la formación de una conciencia conservacionista; pues en qué lugar sensibilizarás, educaras capacitaran al público, con los ventajas de logística, fácil acceso y bajo costo del parque zoológico urbano.

  1. El zoo provee información científica aplicable al diseño del sistema de áreas protegidas de un país como parques nacionales, monumentos naturales, parques recreacionales, reservas, refugios y santuarios de fauna que en el caso de Venezuela; son áreas no integradas en el mismo plan y manejadas por instituciones diferentes.

Datos como espacio vital, técnicas de marcaje del territorio (olfativa, óptica, acústica o física), hábitos reproductivos, exigencias de mobiliario o enriquecimiento de hábitat, comportamiento sexual, hábitos gregarios y otros pueden ayudar a definir la amplitud de los parques, su zonificación (zona prístina, servicios, manejo integral, etc), comprender sus aspectos biológicos, su participación en las cadenas alimenticias y su asociación con otras especies.

  1. Los zoos también apoyan la labor de investigadores que desean realizar inventarios de fauna, o evaluaciones sobre biodiversidad. Los lugares de donación, extracción o cacería; son datos, que si han sido llevados cuidadosamente y georeferenciados con coordenadas, permitirán determinar el rango de distribución de las especies en estudio y su interconexión con la red de colecciones nacionales e internacionales, ofreciendo un apoyo adicional a la conservación. Estos datos se perderían o se pierden en aquellas regiones donde no hay zoológicos y el público y las autoridades no sabe qué hacer con los animales o sus restos. En definitiva el zoo puede ayudar a mejorar incluso la gestión del sistema de parques de un país.

C:UsersinfanteDesktopGOBER Y MIMOIMG_20170226_131802.jpg

  1. La rehabilitación de animales heridos en incendios, en arrollamientos, sometidos a maltrato o mutilados, se logra en un zoológico, pues estas instituciones tiene un ritmo de trabajo que incluyen guardias nocturnas y fines de semana. Disponen de personal altamente capacitado para atender emergencias que cualquier otro veterinario difícilmente podría resolver. Algunos animales quedaran lisiados para siempre, por tanto no podría volver a vida silvestre porque morirían de inmediato, en el zoo pasaran sus últimos días, siendo atendidos y auxiliados.

Por todas estas razones apoyamos a los zoológicos. Por supuesto que los actuales, distan aun de cumplir todas las funciones en un solo espacio. Pero a medida que el estado decida transformarlos en centros de conservación o bio-parques, destinando todos los recursos económicos, logísticos, legales y políticos para lograrlos los zoológicos podrán cumplir sus fines primarios y secundarios, ayudaran a conservar las especies, mejorar el bienestar animal, contribuirán con el desarrollo social, la generación de empleos y la felicidad de los pueblos.

Ciertamente el ideal a alcanzar es: ningún animal en jaulas, ningún animal para consumo o explotación y una sociedad más humanitaria, solidaria y justa. Pero, para lograr estos ideales se necesita aún mucho camino por recorrer.

En donde no existen zoológicos, el público es más cruel con los animales.

Los zoos son espacios para la conservación de la biodiversidad y la rehabilitación del pensamiento social.

Es necesaria su evolución y no su extinción. ¡Yo si apoyo a los zoológicos!.

 

ecoinfante@gmail.com

guardeamvenezuela@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1624 veces.



José Gregorio Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Gregorio Infante

José Gregorio Infante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243093.htmlCd0NV CAC = Y co = US