12 de febrero día de la juventud

Cada 12 de febrero se celebra en Venezuela el "Día de la Juventud" en conmemoración a la victoria obtenida por las fuerzas patriotas durante la gesta independentista en el enfrentamiento entre jóvenes soldados, la mayoría estudiantes y seminaristas, efectuada en el sitio de La Victoria, provincia de Caracas (hoy estado Aragua) el 12 de febrero de 1814.

Sin embargo más allá de la heroicidad de esa juventud aguerrida que se inmoló ese día, hay que tomar en cuenta que la revolución venezolana desde sus inicios estuvo guiada por jóvenes, comenzando por el inmortal Simón Bolívar, quien era apenas un muchacho cuando juró no dar descanso a su brazo ni reposo a su alma hasta ver rotas las cadenas que nos amarraban al imperio español.

José Félix Rivas, vencedor de los tiranos en la Victoria con sus muchachos enfrentando y venciendo al ejército más poderoso del planeta, ese 12 de Febrero, José Félix Rivas descuartizado y su cabeza freída en aceite por lo españoles que triunfaron luego, nos invita al ser desprendidos en la entrega a la patria; Ricaurte inmolado para que el ejército español no tomara el arsenal perteneciente a la revolución; Francisco Adrian haciendo lo mismo, Luisa Cáceres de apenas 15 años torturada a pesar de estar en estado, Luisa Cáceres abortando pero cambiando a su hijo de vientre por la libertad de la patria que estaba en las guerrillas triunfantes de su esposo el general Patriota Juan Bautista Arismendi quien haría comer el polvo a los españoles en la gloriosa batalla de Matasiete.

La libertad de la patria está llena de jóvenes que sacrificaron todo bajo la inspiración de que quien entrega todo por la patria no pierde nada y gana todo cuanto lo consagra.

Los jóvenes de hoy deben mirar ese ejemplo, deben verse en el reflejo de la historia de la patria y luchar por la verdadera independencia.

A continuación un relato de parte de la historia para que sirva de reflexión y de motor impulsor del espíritu rebelde de la juventud, sobre todo de la gloriosa e intrépida juventud venezolana:

Del 12 de febrero al 15 de junio; del Triunfo en La Victoria a la derrota en la Puerta

Después de Araure el plan de Bolívar contemplaba: La captura de Puerto Cabello, defensa de la frontera occidental y destrucción del ejército de los llanos. Para esto era necesario unificar a Venezuela, Bolívar necesitaba a un entendimiento con Mariño, pero éste hizo oídos sordos a los pedidos de Bolívar.

Esta división del país en dos dictaduras militares sello la suerte de la República. Para asegurar la victoria de Araure, Bolívar se vio obligado a retirar las tropas de los llanos y Boves no perdió tiempo en sacar ventaja.

El 3 de Febrero de 1814; en el sitio de La Puerta, Boves con unos 3.500 hombres derrotó a los patriota, comandados por el español Vicente Campo Elías, quien perdió casi todo su ejército de unos 2.500 hombres. Una vez más la superioridad de su caballería llanera comandada por el español Boves le dio la ventaja.

Bolívar estaba dispuesto a resistir por todos los medios. Sólo cuatro días después de la derrota de la Puerta, ordenó a José Félix Rivas lanzarse contra el enemigo en los llanos. Ribas los hizo retroceder pero el peligro no había pasado. Las reservas republicanas de hombres y armas eran cada vez más bajas, mientras los monárquicos cada vez sumaban más de los descontentos por el régimen de la dictadura de Bolívar. Boves se dirigió a la Victoria que sería defendida por Ribas quien, a falta de suficientes soldados, unos 1.500 hombres, reclutó a todos los estudiantes de los seminarios allí establecidos para sumarlos a su ejército y defender la ciudad, a su ejército dijo: "Soldados: Lo que tanto hemos deseado se realizará hoy: he ahí a Boves. Cinco veces mayor es el ejército que trae a combatirlos; pero aún me parece escaso para disputarse la victoria. Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo de la patria; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que será memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! ¡Viva la República!"

La batalla comenzó a las siete de la mañana y duró todo el día en las calles de la ciudad. Morales, lugarteniente de Boves, ingresó a combate con unos 2.500 hombres para enfrentar a los jóvenes estudiantes que en mayoría formaban el ejército que Rivas improvisó para atacar a la primera potencia del mundo; estos muchachos no contarían más de 18 años y estarían entre los 12 y 17, pero con su fuerza heroica construyeron una impresionante resistencia al empuje de las tropas realistas.

Al caer la tarde, la batalla aún no se había decidido por ninguno de los dos bandos. Cuando la refriega arreciaba, los patriotas reciben un refuerzo de Vicente Campo Elías quien con unos 220 soldados de caballería que habían logrado sobrevivir al sitio de La puerta (solo días atrás), que habían huido a San Mateo y ahora llegaría en auxilio de Rivas, atacando a los españoles por su retaguardia de manera bravía y fulminante. Horas después, los realistas se retiraron del combate. Bolívar, al saber la victoria, le concedió a Ribas el título de "Vencedor de los Tiranos".

Esta victoria del ejército de Rivas fue significativa en el ánimo y el espíritu de los patriotas más no significó más que un pequeño retraso a la muerte definitiva de la Segunda República. Poco después Bolívar sería derrotado en el sitio de la Puerta; esta derrota significa más que la victoria en La Victoria; la capital seguía estaría ahora en peligro de muerte.

Con este peligro inminente sobre Caracas Bolívar vio que, a pesar de las acciones de ejecutar españoles cuando se decretó la guerra a muerte en 1813, las cárceles aun estaban repletas de estos nacionales y en la Guaira, si los ochocientos prisioneros españoles, se ponían en contacto con el enemigo se podría repetir lo sucedido en la prisión de Puerto Cabello en 1812, que ocasionó la muerte de la Primera República. Bolívar no estaba dispuesto a que esto pasara una vez más por lo que para evitar que Boves reclutara a todos los oficiales y soldados españoles encarcelados dio la orden de pasar por las armas a todos los prisioneros. Entre los días 13, 14 y 15 de febrero de 1814 la orden fue cumplida. No hubo excepciones, ni siquiera los prisioneros pacientes en hospitales quedaron con vida. Esta monstruosa decisión fue defendida luego por Bolívar quien emitió una proclama al mundo justificándose por las atrocidades de cometía Boves contra la población civil mientras él sólo tomaba medidas preventivas contra militares que ponían en peligro la integridad de la República.

Bolívar decidió reunir a todas sus fuerzas en un sitio desde el cual pudiera defender a Caracas y Valencia al mismo tiempo, para esto eligió San Mateo. Por más de un mes defendió San Mateo, el primer encuentro ocurrió el 28 de Febrero de 1814, Boves fue herido y sus tropas retrocedieron, sin embargo el ejército de Bolívar tuvo muchas pérdidas. Algunos de sus mejores oficiales murieron, entre ellos Campo Elías. Bolívar intentó forzar a una batalla decisiva antes de que Boves de recuperara pero siendo muy débil para iniciar una ofensiva trató de atraer al enemigo para que saliera de su escondite a fin de que su caballería cayera ante la artillería de Bolívar, su táctica no le funcionó pues Boves no cayó en la trampa y espero hasta recuperarse completamente. El 24 de marzo, Boves recuperado tomó el mando y también trató de forzar el fin, por lo que ordenó atacar a Bolívar el 25 de Marzo.

Boves se lanzó contra el ala izquierda patriota situada alrededor del molino de caña de San Mateo; en este edificio una débil guarnición defendía las provisiones y municiones de Bolívar. Los republicanos al verse perdidos y bajo el mando del colombiano Ricaurte, a su orden se reunieron todos dentro del edificio. Ricaurte viendo imposible la huida ordenó la explosión del molino con él y sus hombres adentro. El heroísmo de Ricaurte elevó la moral de los patriotas. Sin embargo esta acción no definió la batalla. La caballería de Boves se lanzó contra el ala central del ejército republicano. La batalla duró todo el día, en un momento Bolívar y su estado mayor estaba completamente rodeado por el enemigo. Las patriotas lograron una línea de defensa que hizo retroceder a Boves a su posición inicial. Una vez más el ejército de Bolívar se había escapado de una aniquilación.

Sin embargo solo tres meses después, otra vez en el sitio de La Puerta, el ejército Bolivariano sería aniquilado por completo por Boves; esta vez Bolívar y Mariño escaparon con pocos hombres hacia Caracas siendo perseguidos muy de cerca, solo los combates para entretener a Boves, dirigidos una vez más por Rivas, permitirían que Bolívar llegará a Caracas y evacuara a la ciudad entera en un episodio conocido como "La Emigración a Oriente"

Mientras Bolívar y Mariño siguen guiando a los ciudadanos hacia Oriente para escapar de Boves, sería Rivas quien protegería la marcha enfrentando a los realistas, hasta que en diciembre de 1814 en el sitio de Úrica (hoy estado Anzoátegui) se enfrentarían de manera formal ambas tropas: José Félix Rivas comandando las patriotas y José Tomás Boves las imperiales, el resultado sería la pérdida total del ejército patriota y aunque en esa Batalla Moriría el temible comandante español, José Tomás Boves, moriría también ahí la Segunda República. Diría Bolívar luego "El año de 1814 fue el año terrible, ahí perdimos todo todo, menos el honor"

José Félix Rivas el líder de la heroica batalla de la Victoria huiría a los montes a formar una guerrilla pero sería delatado y apresado por los españoles quienes lo degollaron y su cabeza freída en aceite sería puesta en la plaza de caracas como ejemplo de lo que pasa a quienes se enfrentan al temible ejército español.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3629 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: