Bolívar murió de traición ¿Y Chávez de qué?

En enero de 1830 Páez constituyó en Venezuela un gobierno provisional, a pocos días se instala en Bogotá el "Congreso Admirable". Este congreso elige como su presidente a Antonio José de Sucre y lo envía a Venezuela a hacer entrar en razón a Páez; Sucre no logró pasar la frontera de Nueva Granada pues el congreso de Valencia había dictaminado que si él o Bolívar pisaban territorio Venezolano deberían hacerlos presos o pasados por las armas.

La prensa caraqueña escribía en esos días: "¿Después que Bolívar a derrocado las instituciones que se había dado la nación; después que ha hecho sacrificar tantas víctimas a sus planes liberticidas; después que ha destruido el comercio, la agricultura y todos los ramos de la industria y, en fin, después que con una hipocresía vergonzosa ha querido engañarnos para ceñirse la corona, quiere que le tributemos elogios? Esto sería ser tan hipócritas como el propio Bolívar, o estar colocados en el número de sus esclavos. Por consiguiente, repetimos siempre lo que hemos dicho otras veces, que Bolívar es un déspota, un malvado, un ambicioso que pretendía elevarse por sobre las ruinas de los pueblos."

Páez haría pegar en las paredes de los pueblos, un edicto firmado por él con el que llamaba al rechazo a Bolívar y que decía en el final "El Libertador trae su espada dirigida sobre el corazón de la madre que le dio el ser"

En Marzo se publicaba en Caracas un impreso firmado por "Los caraqueños" bajo el titulo "Nuevos torpes atentados del dictador destructor Simón Bolívar" en este se le llama "Generalísimo supremo, Dictador, Tirano, Déspota, Menetcato, Usurpador, Don Simón I de los Andes y ultimo de Venezuela para gloria de la patria; en el se hace un llamado a desconocer la "detestable autoridad de Bolívar"

En Abril Bolívar renuncia al mando ante el Congreso Admirable, esa noticia generó un estallido de júbilo en las calles de Bogotá, Valencia, Maracaibo y Caracas "Muera el tirano" "Viva la Republica" en Bogotá una muchedumbre fue a la Suprema Corte pidiendo la liberación de los enjuiciados por el atentado del 25 de septiembre de 1828; sacaron el cuadro de Bolívar y lo fusilaron en la plaza, hubo música y cohetones.

En Mayo Bolívar sale rumbo a Cartagena y cuentan las crónicas que en algunos sitios le gritaban "longanizo" como se le llamaba a un loco bogotano que deambulaba vestido de general.

En Valencia la prensa publicó: "Esta ya fuera de toda duda que el 8 del pasado ha salido por fin el General Bolívar de la capital Bogotá para Cartagena, resuelto, según se ha manifestado a dejar el país que tantos años ha mantenido sin orden ni tranquilidad, por conducirlo a sus ambiciosas miras, y en que por el mismo motivo deja sembrados con sus manos funestos elementos de disociación y tiranía. Los acerbos remordimientos que llevará consigo a todas partes serán el más severo castigo que pueda imponerse a su injusta conducta contra un pueblo que pudo deberle su libertad su consuelo y su prosperidad"

En el congreso de Valencia donde nació la Cuarta Republica, en mayo de 1830, se aprobó solicitar a la corte de Bogotá, liberar a quienes intentaron asesinar al Bolívar en septiembre de 1828 bajo el argumento de que "Con sus hechos aquellos ciudadanos intentaron liberar a la República de la inicua opresión que sufrían" "haber procurado la muerte del tirano es un acto digno de encomio"

En ese congreso cuando se aprobó la independencia de Venezuela de la Gran Colombia se solicitó exigirle a Colombia el reconocimiento inmediato de ese estatus mientras se incluía en el texto un aparte donde se indicaba que Venezuela no estaba dispuesta a negociar nada con el vecino país mientras Bolívar ´permaneciera en su territorio y se exigía que Nueva Granada debería expulsarlo de inmediato para lograr un entendimiento.

Asi, El 4 de junio de 1830, asesinan a Antonio José de Sucre, mientras Bolívar seguía su marcha a Cartagena y el 11 de Junio el Congreso de Valencia decide: "Deseoso el congreso de llenar en toda su extensión los votos de los pueblos, tomando por norma los pronunciamientos, ha resuelto participar su instalación al de Bogotá, ofreciendo entrar en relaciones con tal que no permanezca en el territorio de Colombia el general Simón Bolívar. Grandes ventajas puede reportar al Estado venezolano de un arreglo amigable. Aunque separada esta parte que perteneció a la Republica de Colombia, ha protestado sin embargo, amistad hacia sus hermanas la Nueva Granada y Quito, y desea paz y alianza. Empero, no sería prudente tratar con pueblos que están bajo la influencia del General Bolívar. Una dolorosa experiencia nos ha hecho desconfiar de ese hombre. Para libertarnos de su formidable autoridad, hemos tomado la actitud en la que nos encontramos, y no debemos omitir precauciones para consumar con quietud una empresa tan gloriosa"

En Septiembre Rafael Urdaneta da un Golpe de estado en nombre de Bolívar, pero El Libertador expresa que así no quiere el mando, sin embargo el 10 de Octubre Bolívar, es su última carta conocida, le da instrucciones a Urdaneta de cómo organizar los ejércitos para tomar el control total y pide para el por lo menos1.500 soldados de los mejores.

Luego de esa carta no se sabe más de Bolívar hasta que aparece, según los historiadores, bajando en silla de mano del bergantín Manuel, el primero de diciembre, enfermo de muerte, 17 días después moriría según se afirma.

El 21 de enero de 1831 el gobernador de Maracaibo se dirige al ministro de interior de Venezuela "Un acontecimiento de tanta magnitud y que debe producir bienes innumerables a la causa de la libertad y al bien de los pueblos, es el que me apresuro a comunicar al gobierno: Bolívar, el genio del mal, la tea de la discordia, o mejor diré el opresor de su Patria, ya dejo de existir y de promover males que refluían siempre sobre sus conciudadanos. Su muerte que en tiempos del engaño pudo causar el luto y la pesadumbre de los colombianos será hoy sin duda el más poderoso motivo para sus regocijos; la notica fue traída en una corbeta inglesa procedente de Jamaica donde se afirma que tan afortunado suceso ocurrió en la Villa de Soledad, provincia de Cartagena. Me congratulo con Ud. Por tan plausible noticia". Se decretó fiestas públicas con repiques de campana.

En febrero de 1831 se publica una escueta nota en la Gaceta de Venezuela N°5, dando información sobre la muerte de Bolívar sin ningún tipo de epítetos, ni alabanzas; ni decretos de duelo o de fiestas, solo informando que había muerto.

Para marzo de 1831 la familia Bolívar y los seguidores y amigos aun creían que era solo una maniobra del gobierno de Páez y que Bolívar seguiría vivo; la prensa publicó: " ¡Miserables¡ ¡Que engañados viven¡ Venezuela tiene bastante poder para oponerse a las miras ambiciosas de alguno que bajo pretexto de integridad nacional quiera someternos de nuevo a un sistema arbitrario. No hay remedio: cayó el coloso, y con él fallecieron todas las aspiraciones de los que lo rodeaban. El clamor unísono de los pueblos es por orden legal, y el que se separe de esa senda, tarde o temprano sufrirá la pena que merezca su crimen"

Entre el 26 de agosto y el 11 de septiembre de 1831 el congreso aprobó dos decretos; en el primero se prohibía la entrada al país a todos los seguidores de la idea de Bolívar y el segundo la expulsión del país a aquellos que se profesaran bolivarianos o desafectos a la causa de Venezuela como Republica.

De Bolívar no se hablaría más hasta que el 17 de Diciembre de 1842 traerían sus restos. A enterrarlo bajo toneladas de cemento y mármol, asegurándose de meterlo en una urna de plomo para que no escapara, como si el espíritu pudiera ser sepultado.

Ahora la oligarquía nacional e internacional quiere repetir la historia; y su prensa y sus organismos internacionales y sus medios de comunicación actúan igual que el 1830; pero esta vez no volverán a chuparle la sangre al pueblo que se empeña en ser libre, esta vez la mezcla de los espíritus de Bolívar, Rodríguez, Zamora y Chávez están tan vivos que se les ve en cada muchacho, en cada muchacha, porque hoy todos somos Bolívar, Rodríguez, Zamora y Chávez.

En memoria de nuestros héroes, para que no los maten de nuevo; deberíamos hacer una mega marcha Bolivariana-Chavista para exigirle a los líderes de la oposición y sus aliados internacionales que pasen la pagina y trabajen por Venezuela, pues ni ponen ni dejan la culequera.

Bolívar, Rodríguez, Zamora, Chávez y nosotros víctimas de la misma oligarquía que, como expresó su actual jefe temporal, al que no quiera ser sumiso a su mandato le tuerce el brazo hasta que lo haga.

Ya pudieron torcernos el brazo por más de cien años, esta vez depende de nosotros que no lo logren.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1624 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: