Aquí acta no mata nada, ya no nos joden y los adecos menos

El presidente de la Asamblea Adeca, Ramos Allup fiel a su adeca cultura dice como en los viejos tiempos: "El acta de proclamación de los diputados emitida por el CNE (que ahora es mas bueno que el carajo) está por encima del TSJ y de todos los poderes".

Esa acta de proclamación a la que se refiere el presidente de la Asamblea Adeca, es producto de la suma de las actas de totalización de cada una de las mesas de votación que fueron escrutadas el pasado 6D en todo el estado Amazonas y a su vez esas actas de totalización son el fiel reflejo de lo que salió impreso en "el chorizo" de cada máquina implicada en ese proceso, siendo estas a su vez cotejadas con las boletas que se encontraban en las respectivas "urnas".

Ese es el escenario donde los adecos se movieron siempre y que ahora es común entre los partidos satélites de la MUD; a la luz de las evidencias se diría que las actas de votación son el fiel reflejo de la voluntad de los votantes por lo que las actas de proclamación son simplemente la certificación de que la voluntad del pueblo se cumplió; pero ¿Es esto del todo cierto? ¿Es eso así? ¿Es eso correcto?.

"Acta mata voto", se dice Ramos Allup para sus adentros sin atreverse a exponerlo públicamente; ya hecha la proclamación no hay vuelta atrás, dice al público; pero resulta que eso no es así y todo proceso electoral puede ser revisado y cualquier acta y acto puede ser impugnado.

Que apenas son proclamados por en CNE los diputados tienen impunidad, asegura Ramos Allup y que solo un allanamiento de esa inmunidad puede actuarse en contra de ellos, eso es cierto; pero este no es el caso pues sobre esos 4 diputados el TSJ suspendió de manera temporal el acto de adjudicación y proclamación de esa elección; ni siquiera sobre ellos como personas sino sobre el proceso de elección en sí, el cual es nulo hasta que se compruebe lo contrario. En consecuencia esos 4 ciudadanos no son diputados, lo cual se aceptó el día 5 de enero cuando sus credenciales no fueron admitidas por la dirección de debate, en la sesión de instalación de la Asamblea Nacional

La situación es muy clara, según nuestra constitución, ninguna de los poderes públicos está por encima de otro sino que todos se complementan: el ejecutivo está sujeto a la observación del legislativo, del electoral, del ciudadano y del judicial. El Legislativo está sujeto a la observación del ejecutivo, del ciudadano, del electoral y del judicial; así mismo le pasa al judicial y lo mismo al electoral.

Los que votaron por la MUD o en contra de la revolución dicen que el TSJ en unión al Ejecutivo está impidiendo que se cumpla la voluntad del pueblo al anular la proclamación de los 4 diputados de Amazonas y eso no es verdad pues la voluntad de los amazonenses está en entredicho ya que hay una denuncia firme, con pruebas, que indica que ese proceso en esa zona no fue pulcro a la conciencia y a la voluntad del pueblo.

La denuncia asegura que la secretaría (ojo no la secretaria, aunque ella haya sido la ejecutora de la orden) de gobierno de ese estado pagó a indígenas para que votaran por ellos bajo amenaza; la denuncia asegura que la secretaría de gobierno compró a miembros de mesas bajo amenazas, además, para que permitieran que la maquina se abriera y votaran personas ausentes y difuntos. Esta denuncia implica que compraron también a "chavistas" de esas mesas y que los votos así obtenidos son ilegales y nulos.

La ley electoral es muy clara y si se comprueba que todas esas denuncias son ciertas, esa elección, en ese estado debe repetirse y que gane quien gane. Si esa denuncia no se puede comprobar entonces el TSJ suspende la medida temporal que impedía la suspensión de los diputados y estos estarán autorizados a asumir su cargo.

La Asamblea Nacional no está por encima del Tribunal Supremo, por lo que no puede desacatar ninguna disposición de esta, en todo caso podrá solicitar un amparo o una mediada de revisión, mas en ningún caso desacatarla pues eso también está tipificado como delito y se expone esta Asamblea Adeca a lanzar a la basura el esfuerzo realizado para lograr (bajo engaño, manipulación y guerra económica) ganar esa cantidad de votos.

Acta no mata votos más nunca en Venezuela; por lo que esa Asamblea Adeca dejo de ser la Asamblea Nacional y ya no representa a la Republica Bolivariana de Venezuela; la fracción de la revolución no debería participar más en ese foro adeco hasta que la asamblea vuelva a la legalidad, el presidente de la Republica no debería entregar memoria y cuenta ante una Asamblea ilegal, pues estaría dándole legalidad a la misma con su sola presencia.

Cecilia Sosa, ex magistrada del TSJ en la cuarta y ahora asesora de la MUD en temas judiciales, aseguró ayer a Patricia Janiot del canal CÑM en español, que el único camino que le queda a la actual Asamblea es convocar a una Constituyente, pues no pueden hacer nada mas allá de solicitar una medida de revisión de ese dictamen (la suspensión temporal de la adjudicación y proclamación de los diputados de Amazonas) sin mucha esperanza de que sea escuchada y que para ello deberían convocar a los electores a fin de recoger las firmas necesarias ya que no cuentan con la mayoría parlamentaria necesaria para obviar ese punto (2/3 partes o 112 diputados, de 167).

Sea cual sea el camino no puede haber ninguno fuera de la Constitución, así que la lección que recibe el presidente de la Asamblea Adeca es clara y contundente la época del "acta mata votos" murió con la Cuarta Republica. La Asamblea Nacional debe recuperar la dignidad que representa y que está siendo mancillada por dinosaurios políticos que se impusieron por sobre la clase política emergente.

Los diputados que resultaron electos en el bloque de la MUD deben ser fieles a la constitución que juraron defender y recordar que son autónomos y solos se deben al pueblo que los eligió y no a instrucciones de grupos de ninguna índole.

Esa imposición de Ramos Allup como presidente de la Asamblea Nacional pasando por encima de la voluntad de la mayoría que votó por Primero Justicia es un indicio de que los pactos volvieron y que el ala radical de la delincuencia organizada representada en la alianza AD-VP (Ramos Allup-Leopoldo López) aplastó la voluntad de la mayoría de los electores de ese grupo, PJ (Borges-Capriles).

Los diputados deben revelarse a las imposiciones de la delincuencia organizada y devolverle la legalidad a la Asamblea Nacional que la actual Asamblea Adeca secuestro en contra de ellos mismos. Sino esa Asamblea está destinada a morir más temprano que tarde.

Declarándose en rebeldía ante la máxima autoridad legal del país, humillando al comandante Chávez al desalojarlo del sagrado recinto a las patadas y humillando al Libertador es una muy mala inauguración de la Asamblea Adeca y esos actos afectan a TODOS los diputados de ese bloque que o se revelan o se joden también, pero a nosotros no nos joden mas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1849 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: