Aporrea es la única que escucha y habla

Aporrea es sin duda el medio donde cada quien expone sus ideas y por lo menos se siente escuchado, primero por los editores que si publican es porque te escucharon y decidieron decirle a los demás lo que piensas o expones en cada nota que sale al aire.

A veces incluso publican cosas que están muy lejos del sentir bolivariano y chavista pero así es la libertad de expresión y bueno, también hay que decirlo, algunas veces no publican cosas que no les parece y punto.

Pero como sea es la única ventana donde existimos y un universo de lectores a veces muchos a veces pocos nos escuchan y comparten nuestras ideas, ojala mas allá de la plataforma de Aporrea el gobierno hiciera lo mismo y de vez en cuando nos leyera y nos respondiera con hechos (ya mas palabras para que)

Ayer pasando por un supermercado alguien al ver una cola se dijo a si mismo pero llegó a mí: "Coñooo y hasta cuando nos calaremos las colas"

¿Qué tendremos que hacer para que nos escuchen, será que el mensaje gritado y abofeteador del domingo 6, no fue suficiente para que el gobierno se estremezca?

¿En qué idioma hay que hablar pues?

La guerra económica tiene varios signos y la cola es el más visible, el otro más visible es la invisibilidad de algunos productos; en los grandes supermercados se burlan de nosotros bajo la mirada complaciente del gobierno y pareciera que siguen sin escuchar, sin ver, sin sentir.

Luego me fui a acompañara a mi esposa a hacer su día de compra por e lnumero de su cédula, en un supermercado cuyo nombre no importa porque la vaina es la misma en todos; una mamarra de cola para "los productos regulados" y los ingenuos calándosela hasta que al comenzar la venta se trataba de 2 litros de aceite a 198 bolos cada uno y dos paquetes de detergente que no supimos el precio pues cuando a ella le llegó el turno ya no había; ahora bien, dentro del supermercado sin cola y a precio regulado tenían harina de trigo y jabón de lavar. ¿Por qué carajo no tenían toda esa pendejera dentro del supermercado sin la p… cola? Muy sencillo, se están burlando de nosotros!!!.

Y la vaina no es solo con los pobres ignorantes y "chaburros", es con los opositores "inteligentes" también; hace días observe una colaaaa en la tienda de zapatos Clark a puerta cerrada dejando pasar 4 personas a la vez y dentro de la tienda habían calzados que quedaban, después de deducido un 50% de descuento, entre 40 y 70 mil bolos; la misma tienda en otro centro comercial tenia la misma fórmula pero a puertas abiertas, sin colas y la gente simplemente hacia lo mismo que los que se calaron la cola en la otra, entrar y salir con las manos vacias…

¿Hasta cuando el estado permite el abuso de la cola?, la cola es terrorismo, es la degradación del ser humano en una pepa e sol, donde hacen de su agosto durante todo el año los vendedores de cuanta porquería preparan sin ningún control sanitario.

¿Que espera el gobierno para darle punto final a una vaina que se está pidiendo desde que comenzó a finales del año pasado?; ya la oposición se cobró la primera parte de su inversión tomando el control de la Asamblea Nacional, ahora que esperamos ¿Qué llamen a un revocatorio? ¿Y es que siguiendo así pensamos ganarlo?

Mientras los empresarios se siguen burlando del pueblo con la guerra económica, desde este espacio nosotros, quienes nos dedicamos unos minutos a opinar, seguimos hablando a oídos sordos, seguimos criticándonos y proponiendo ideas que solo nuestros pocos o muchos lectores oyen y que generalmente no pasan de ser solo ideas y planteamientos sin efectos.

El presidente dijo ayer que se sintió solo en la guerra económica, yo no diría que se sintió solo; yo diría que estuvo solo, pues no quiso escuchar al pueblo sino a sus ministros y no todos le dijeron la verdad, no salió a la calle y se conformó con un reporte suavizador sobre unas colas sabrosas o un ministro de sanidad que le dijo a él y a los atónitos televidentes (la mayoría del país) que no había escases de medicamentos; no se sintió solo presidente, estuvo solo y solo va a seguir sino sale a la calle a tiempo a escuchar al pueblo, ojo a escuchar no a hablar, ya ha hablado bastante y ya le hemos escuchado bastante ahora escúchenos presidente, por amor a la revolución, por amor a Chávez y por necesidad de la patria, escúchenos.

Un mes antes de las elecciones legislativas, en forma de sueño, visite su despacho a ver si funcionaba pero que va la vaina de que usted nos escuche o nos lea no es nada fácil. http://www.aporrea.org/ideologia/a216786.html.

Que hay que re organizarnos, eso está claro, pero por ahora lo más urgente es ELIMINAR, presidente, eliminar el fenómeno de las colas; que cada supermercado, bodega y lo que sea, venda sus productos en sus anaqueles y que cada quien compre los días que le corresponde, la cantidad que le corresponda; mientras haya cola no habrá paz ni justicia.

No mas colas Presidente es un clamor popular.

Perdimos un espacio importante, no podemos arriesgar más nada; no es momento de divisiones como plantea Nicmer Evans y su Marea Socialista entre los chavistas chavistas (ellos) y los chavistas psuvistas (los del partido); no es momento de ataques personalizados por despecho a no haber recibido un cargo del gobierno de Maduro, como el veneno que lanza cada vez que puede Roland Denis; o la irracionalidad de Vivas Santana, o la campaña "liberadora" de Giordani y Navarro que no suman nada y restan mucho; ni los ataques de que fueron objeto los camaradas en su rueda de prensa; o los insultos descalificadores de un erudito como Jesús Silva que insulta a los que se atreven de emitir conceptos de leyes sin ser abogados mientras lanza, cada vez que puede, sus ofertas de servicio que van desde gratuitas hasta a precio justo.

Es tiempo de mucha disciplina y la disciplina empieza por que el presidente deje de hablar tanto y escuche mas; tenemos un solo comandante y se llama Nicolás Maduro, si nos ramificamos en grupos la revolución se perderá en nuestras manos.

Por lo pronto, mientras logramos ubicar el espacio desde el cual seguiremos luchando por la revolución, necesario es que se elimine obligatoriamente la odiosa figura de las colas para comprar.

Dicen que amor con hambre no dura y eso es verdad, pero no estamos pasando hambre, estamos pasando trabajo para comprar comida pues los empresarios están jugando a la piñata con ella y nos suben la piñata y nos la bajan a capricho mientras nosotros con los ojos vendados lanzamos palos de ciego sin saber por dónde aparecerá lo que buscamos.

Presidente Maduro oiga al pueblo, pareciera que el inicio sitio donde es escuchado y sus ideas compartidas es Aporrea.org; de ser así Presidente revise la pagina de vez en cuando para que se entere de muchas cosas y de muchos puntos de vista sin salir de su despacho y en la comodidad de su espacio, mas fácil imposible. El pueblo en general necesita sentirse escuchado..

Revolución con colas no dura…

Revolución, Revolucíoon!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1720 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: