No, no basta votar, hace falta más conciencia para conseguir la paz

En su inspiración, llena de sabiduría popular y filosófica, Alí Primera enseñó que no bastaba con rezar para conseguir la paz. Pedagógicamente en su canción el cantautor del pueblo contrasta el acto religioso de rezar en distintas circunstancias, por ejemplo, y muy actual, preñados de buena fe rezan los asesinos terroristas que bombardean pueblos inocentes. En el contexto de las elecciones del 6 de diciembre para conseguir la paz no basta con votar, hace falta votar con conciencia.

Votar es la expresión de la voz del pueblo, la voz de Dios, en toda democracia es una prueba de paz. El voto es un acto de conciencia y no debe hacerse automático, inconsciente, irreflexivo. La conciencia fundamentada en valores humanos, morales, universales, no es innata, se educa, por lo tanto la ciencia pedagógica debe intervenir para formar conciencia. La inconciencia que se refleja en los problemas de Venezuela obliga asumir una estrategia de formación para tener votantes con conciencia de lo que vale su opinión y decisión electoral. Prioridad del gobierno nacional debe ser la formación de conciencia para conseguir la paz.

Evidentemente votar por la oposición apátrida el 6 de diciembre sería el mayor acto de inconciencia que puede hacer un venezolano en esta coyuntura histórica; es la entrega del país al Fondo Monetario Internacional, lo cual no es un cambio sino un retroceso. Lo peor es que esta inconciencia ataca directamente a la paz del pueblo de Venezuela.

Para los cristianos esta frase es categórica "No todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" (Mt 7:21), también, para los chavistas de corazón no todo el que diga "Chávez vive" es constructor del socialismo bolivariano. Para entenderlo mejor, en situaciones electorales concretas: si vas a votar por el Gran Polo Patriótico y tienes doble moral, si lo haces solo para garantizar una cuota de poder, defender el cargo, seguir gozando privilegios de corrupción, es decir por una deshonesta obligación pero sin conciencia no sirve para conseguir la paz. Con los votos sin conciencia gana la derecha endógena (escuálidos rojos, quinta columna, enchufados, pumalacas) pero no gana el pueblo y no habrá paz.

Chávez siempre fue un político honesto que con transparencia y sinceridad total decía al pueblo la verdad, no pedía el voto a cambio de nada, invitaba a votar con conciencia. Ser chavista es ser concientizador, formador de valores, hablar con la verdad. Tratar de comprar votos con regalos, ofrecimientos repetidos e incumplidos, es antichavista.

Camaradas, hermanos y compatriotas, el día 6 de diciembre cada voto es necesario, cada voto cuenta, pero al momento de estar frente a la máquina de votación hágalo con conciencia, póngase una mano en el corazón y con la otra active con la punta de su dedo el símbolo de marcar todo por los de Chávez. Seguro valdrá la pena para perfeccionar la revolución bolivariana tener una transición al socialismo en paz con una asamblea nacional que siendo humana no será perfecta pero es la mejor opción que tenemos.

Para que exista posibilidad de crear y ejecutar estrategias de formación de la conciencia revolucionaria permite la paz que solo la garantizan las candidatas y candidatos del Gran Polo Patriótico.

Por la paz vota con conciencia.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1278 veces.



José Rafael León León

Dr. en Ciencias Pedagógicas (Convenio Cuba-Venezuela). Licenciado en Educación. Licenciado en Filosofía

 jrleon30@gmail.com

Visite el perfil de José Rafael León León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas