De golpe y porrazo

A nadie puede sorprender que se esté gestando un golpe de estado, o quizás varios por separado; el asesinato del comandante Chávez, sin investigación ni reclamo serio, creó la semilla de la conspiración de los que siempre han estado dispuesto a y de algunos que nunca lo habían hecho, pero tienen los medios para.

Desde hace tiempo el pueblo está exigiendo cárcel para María Corina Machado y Antonio Ledezma, y la María violencia sigue libre; pero mas alla de esos personajes funestos, que no dan sorpresas pues de ellos se espera cualquier vaina, lo grave de la situación es la penetración a la Fuerza Armada Bolivariana y Chavista.

El golpe del 4 de febrero fue planificado por un soñador dentro de las Fuerzas Armadas Nacionales; ¿habrán mas soñadores como Chávez, con buenas intensiones? seguro que si, pues muchos de esos patriotas que se dedican a velar por las armas de la República se impregnan de genuino amor patrio; como el médico que se impregna del amor al sufrido o el pastor que se impregna del amor de Dios a su prójimo; siempre hay unos pocos dentro de sus aéreas de trabajo y formación que se impregnan de genuino amor a lo que hacen.

El pueblo está sufriendo una guerra que tiene varios flancos abiertos, el económico es uno grande que seguimos enfrentando con el cuero desnudo, no hay directrices claras de la dirigencia y las colas siguen haciéndose, y las madres siguen calándose vejaciones para conseguir un pañal; y sigue sin haber leche mientras los derivados repletan los anaqueles y sigue sin haber azúcar mientras las chucherías y los postres y los helados abundan, y siguen escaseando los productos básicos mientras los bachaqueros siguen haciendo de las suyas impunemente.

Sin embargo el pueblo en su mayoría está claro, es una guerra; no es falta de producción, es una manipulación para hacernos arrechar; el pueblo está claro, pero se está arrechando igual ¿Por qué? Porque no basta con estar claros de que es una guerra, necesario es conseguir las vainas sin colas y sin peo.

Que los líderes de la oposición están planificando un golpe de estado lo sabemos desde que Chávez ganó las elecciones la primera vez, eso no se ha detenido; solo cambian las estrategias; van de ensayo en ensayo y si siguen así en algún momento nos van a dar el coñazo. Cada vez que yo escucho a Nicolás Maduro o a Diosdado Cabello decir "hago un llamado a la oposición para…" tiemblo; a esos carajos no hay que hacerles llamados, eso no escuchan, a esos carajos hay que encerrarlos, porque se comieron la luz, porque cometieron un error en la declaración de impuesto, porque se vistieron feo, por lo que sea pero hay que detenerlos o nos van a llevar al precipicio.

Pero como decía lo más preocupantes no es que se sepa que María Machado, Antonio Ledezma, Julio Borges y su combo están planificando un golpe, esa vaina se sabe (y a Dios gracias hay pruebas para pararles el trote) lo que preocupa es el grado de apoyo que lograron en un grupo de militares despiertos; porque alguien que siga a ese triunvirato no es ningún soñador, es un bicho de la misma calaña y está cuidando las armas de la República ¿Cuántos bichos de esos hay dentro?

¿Cuántos Leamsy Salazar quedan dentro de la Fuerza Armada? ¿Cuántos pilas y cuantos soñadores?, eso solo dejaría de importarnos si el caldo de cultivo generado por la guerra económica es aplacado.

La oposición sigue golpeando; ese porrazo que se les dio con la detección a tiempo de la planificación de éste golpe y la detención de Ledezma, solo los hace tambalearse pero no caerse; mientras el pueblo siga haciendo colas ellos seguirán firmes en su plan.

La guerra económica no se ha detenido, Lorenzo Mendoza y Cia sigue haciendo de las suyas, el pentágono a través de sus lacayos sigue haciendo de las suyas.

La oposición sólo esta reagrupándose en su plan h (digo yo pues desde 1999 pa aca mínimo ya agotaron el a, b, c, d….) eso que se les propino el 12 de febrero de este año fue solo un porrazo, el golpe aun no se los hemos propinado y seguimos corriendo el riesgo de que nos lo den a nosotros.

Un buen indicio es la detención de Ledezma, la justicia tiene la obligación de protegernos, la constitución debe ser respetada.

El pueblo chavista que ha sido confundido debe cerrar filas, tragarse la arrechera, seguir confiando, seguir teniendo fe en que "el señor proveerá" pero para que eso sea posible debe también sentir la contundencia de un estado que esta "a Dios Rogando y con el mazo dando" debe sentir que la guerra económica se esta derrotando, solo eso nos blindará de las conspiraciones.

Maduro es Chávez, debe serlo o esta vaina se la lleva quien la trajo.

Fuerte porrazo se le propinó a la oposición, ahora démosle el golpe a la guerra económica antes de que nos los den a nosotros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1226 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: