Chino y Nacho son un síntoma de la enfermedad que esta incubándose

Las enfermedades y las condiciones tienen síntomas: una erupción, fiebre, dolores musculares, estornudos pueden ser síntomas de que una inocente gripe viene en camino o quizás algo peor.

Sacarse los mocos delante de la gente, lanzarse un peo o hacer tonterías, son síntomas del infantilismo de un niño (muy niño o muy mal educado) o, en caso de un adulto, de que algo no está funcionando bien en ese cerebro.

Estos días se ha abierto una polémica sobre la contratación, por parte del Alcalde de Caracas; nuestro respetadísimo camarada Jorge Rodríguez, de unos muchachos venezolanos que se han abierto paso entre las pléyades de la música internacional sobre todo la mayamera, obviamente me refiero al duo Chino y Nacho.

Después de la muerte del comandante supremo y eterno, pareciera que se han abierto una serie de puertas que Chávez tenía cerradas, y que cada vez que la oposición a punta de coñazos lograba abrir se salían los demonios y se comían a los desafortunados que estaban más cerca y nos afectaba la hedentina a azufre a todos.

Hay varios síntomas que nos hacen ver que una enfermedad, quizás un virus nos está afectando, sentimos que la actuación revolucionaria es suave y blandengue contra el macabro virus del odio opositor, que se ve reflejado en la guerra económica.

No vemos un tratamiento fuerte ante la burla y el terrorismo al que nos están exponiendo las mafias del acaparamiento; el tratamiento temporal, a falta de uno serio por parte de quienes deberían actuar en consecuencia, se lo ha puesto el mismo pueblo para tratar de sobrevivir al ataque y no es otro que hacer la cola en paz y calarse la escases con un estoicismo que raya en lo heroico.

Recibimos directrices que chocan entre ellas: Se nos dice "denuncia al infiltrado", "no podemos permitir que opositores tengan cargos de dirección" (lo cual es totalmente lógico, y absolutamente necesario); como va uno a llegar a algún organismo público y ante la mala atención de paso se tiene la respuesta de quien lo dirige "bueno así están las cosas en este país, con este gobierno, seguido de la odiosa frase: pero tenemos patria". ¿No será que algunos organismos están siendo ineficientes a propósito, en un plan nada ingenuo ni inocente ni espontaneo?.; pero vemos como los oligarcas de siempre se siguen llevando los dólares y siguen haciendo de las suyas mientras se burlan en nuestras narices de un gobierno que no se atreve a ajustarles las tuercas.

Vemos una dirección del partido o del gobierno, vacilante en criterios, y lo peor no vemos a un partido ideológicamente fuerte e inequívoco en su accionar, lo cual ha permitido que grupitos quieran arrojarse la autoridad chavista como herederos del único concepto genuino, mareando a mas de uno.

De ahí nos llega el síntoma del dúo de cantantes que están siendo contratados por el archirevolucionario (sin duda alguna) Jorge Rodríguez, un extraño síntoma de debilidad de criterio que habla muy mal de quienes deben ser los mas sólidos, una metida de pata que, por orgullo más que por otra cosa, no quieren rectificar; como si ellos fueran infalibles (cualquiera se equivoca, aunque de verdad debe dar pena un error de ese tamaño, pero bueno esas vainas pasan y se pueden superar).

¿Por qué es un error que habla de debilidad de criterios? Lo voy a graficar más o menos asi:

Viene el cumpleaños de mi hija y en un arrebato de (no se que porque sigue siendo incomprensible para mi) algo; me voy muy horondo y contrato para el evento a todos nuestros amigos músicos y de ñapa, como para hacer la vaina más elegante invito también a un grupito que muchachos que cada vez que pudieron hablaron mal de mi, de mi familia (toda), se unieron a un grupo de atacantes que intentaron sacar a mis hijos del colegio, se tomaron fotos con enemigos con letreros en mi contra y vainas asi…como mínimo me tildaran de loco los miembros de la familia, como mínimo muchos decidirán no asistir al cumpleaños, como mínimo debería reconocer que quise hacer una gracia y me salió una morisqueta y corregir eso antes de que los páspalos se me queden fríos, como mínimo tendré que soportar luego el chalequeo "¿Coño pana dime una vaina que te pasó, como es eso que habías invitado a esa gente?"…

Otro gallo cantaría si el duo en cuestión hubiese solicitado ser incluidos en el evento y hubiesen expresado su deseo de hacer las paces con el pueblo chavista y se hubiese creado una polémica en la que, no tengo la menor duda, el magnánimo pueblo chavista seguro les habría dicho" bienvenidos, muchachos, vengan…" .Pero la situación es la que es: en un muy evidente síntoma de debilidad de criterio se contrata a un grupo que apoyó a Leopoldo Lopez y Maria Corina de manera activa en "La Salida", un grupo que suspendió sus actividades del carnaval porque "esta dictadura debía terminarse" un grupo que ante la situación planteada mandan un Twitt por demás irreverente y altanero "No pedimos tolerancia, es mas no pedimos nada"…y de manera sínica le ordenan a Jorge Rodríguez "Hay que oír al pueblo".

Para mayor inclusión deberían aprovechar de invitar a Juanes, José Luis Rodríguez, María Conchita Alonso, Alejandro Sanz y traer de presentados a Orlando Urdaneta.

El mundo al revés; un muy mal síntoma, como otros que sentimos; esto no parece una inocente gripe sino algo peor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3833 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: