Ortodoxia, pragmatismo e ineficiencia. Comentando a Leopoldo Puchi

Leopoldo Puchi, quien ha sido galardonado con el premio al periodismo de opinión, decisión que me parece ajustada, tomando en cuenta que opina de fuera del chavismo y dentro de la oposición, como dirigente del MAS que es y con sano equilibrio, en una entrevista publicada hoy en un diario de Anzoátegui, afirma que dentro de Psuv hay una fuerte confrontación entre quienes llamó “izquierdistas ortodoxos y pragmáticos”. Pudiera ser cierto; lo digo así porque no tengo sólidos fundamentos para asegurarlo, aunque si hay muestras, nada difíciles de percibir, de diferencias sustanciales. Lo que no parece de mi parte ajustado es decir que la discrepancia esté centrada entre esos factores, si es que existen, sólo dentro del partido eje del gobierno e ignore a las demás fuerzas que lo respaldan, lo que incluye esa entelequia que llaman “Polo Patriótico”.

Digo entelequia porque bien es sabido que el tal frente - ¿sería esa la forma adecuada de llamarlo?- solo aparece y hasta pareciera se reúne cuando hay contienda electoral. El resto del tiempo uno escucha aquí y allá, lee en diferentes medios, como los partidos, distintos al Psuv, que forman parte de él - ¿en verdad forman parte? – viven quejándose que no les toman en cuenta cómo se debiera. Es más, pasada cada campaña electoral, el citado Polo desaparece de la misma manera abrupta como aparece, entra en invernadero y, quizás más de eso, porque ni siquiera los ronquidos en coro, como debe ser, se le escuchan.

De manera que la controversia, es lo que queremos decir, va más allá del Psuv y cubre todo el chavismo, si es valedero calificar así a todos los partidos y organizaciones que adhieren el proyecto socialista del siglo XXI.

También es necesario advertir que no sólo se difiere sobre los asuntos económicos, el ritmo del cambio y elementos de la táctica, sino que dentro del chavismo también con respecto al rol del Polo Patriótico, su funcionamiento, la participación de los partidos aliados y sus dirigentes, el Psuv mismo y el carácter de la dirigencia.

La dirigencia personal fuerte encarnada en Chávez, resultó de un proceso histórico que aun siendo así, fue cuestionada. No olvidemos, si queremos manifestaciones concretas, aquella formulación crítica contra lo que llamaron hiperliderazgo de los intelectuales reunidos en el CELARG, que se transformó en la opinión de multitudes. No podemos pasar por alto como el chavismo ha venido discutiendo si el gobierno debe dirigir al partido o al contrario. Incluso fue un hecho incontrastable que el propio presidente Chávez en una oportunidad se manifestó contra la primera opción. Recordemos como en el Congreso Fundacional del Psuv, llegó a solicitarles a los alcaldes allí presentes que se fuesen a sus localidades a ocuparse de lo suyo. Incluso está por debatirse en el Psuv si los gobernadores son unos miembros más de la dirección regional del partido, como indican los estatutos o los ejes de aquél.

De todo eso se discute en el Psuv y en la entelequia – aunque parezca contradictorio, pues no queremos llamarle parapeto electoral – que denominan Polo Patriótico. Pero hay algo que angustia más al universo chavista que esas diferencias. Diría por ahora, sin querer significar que allí se agota el asunto, que lo más angustiante son la ineficiencia y el idealismo en el que parecen vivir quienes ejercen importantes cargos. Uso la palabra idealismo, mejor escogida de lo que pude, para no decir que parecieran vivir en la luna o creyendo que el pueblo es, como siempre ha pensado la derecha, un incompetente a quien nada debe comunicársele como es.

Lo ineficiente es de vieja data; esa fue la razón por la cual el comandante Chávez mandó a poner en práctica las tres R. Llamado que no logró su propósito y continúa siendo un motivo de angustia en primer término para el presidente Maduro y para todo el chavismo. ¿Qué más ineficiente pudieran haber sido quiénes han estado en funciones de aplicar y administrar la política cambiaria? ¿Cuántas veces han asegurado que ahora sí es verdad que derrumbaremos el dólar paralelo? Todavía no se ha horneado por completo una medida cambiaria cuando ya la están sustituyendo por otra porque al inicio mismo se percatan que no sirve ni resuelve los problemas. Eso sí, y quizás aquí haya un punto a discutir, las personas que han manejado el asunto siguen siendo las mismas y hablan tal como si no hubiesen tenido que ver con los errores anteriores. Este es un tema que mortifica más que las diferencias entre ortodoxos y pragmáticos, como también el de la escasez y la inflación.

Sobre el tratamiento público de estos dos últimos problemas es donde uno observa un comportamiento idealista, evasivo de quienes tienen la primera responsabilidad. Los asumen como si no existieran o si admiten que existen entonces hablan de sus causas, generalmente atribuidas a un tercero, pero no explican o anuncian lo que habrán de hacer para resolverlos; de donde el pueblo que les escucha pudiera llegar a la conclusión, no que no existen porque él bien sabe que sí, aunque intenten distraerle, sino que no tienen la forma de resolverlos, pues esos problemas le muerden, corroen bolsillo y alma. Es más, percibe y eso debe molestarle, que creen no debe estar al tanto del asunto con toda la gravedad que pudiera afectarlo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a191193.htmlCd0NV CAC = Y co = US