¿Tendrá Maduro conocimientos de gerencia política para presidir nuestra Patria?

¡Qué tal, camarada! Lamentablemente un poco alejado de la acción política en cualquiera de las manifestaciones donde normalmente lo hacemos, llámese escribir en los medios revolucionarios, asistir a concentraciones o participar en las visitas a las barriadas, ya que estoy a tiempo súper completo en un hermoso proyecto de la Misión Vivienda.

Ah, y con el internet muy deficiente en la zona donde vivo.

Bien. En el último artículo que me publicaron en estos medios destaqué los argumentos que habría que esgrimir nuestros activistas en contra de las descalificaciones contra Nicolás como que no estudió una carrera universitaria y fue un obrero y sindicalista.

Lo de obrero, que es una de las estupideces mayores, indica que son unos clasistas de primera línea. Que no es más que nadie de extracción popular puede superarse, y se les olvidan todas las opciones que existen para realizarse en lo personal.

Yo los remato, repito, y sin muchos vericuetos, que un obrero metalúrgico, sindicalista también, logró ser presidente de la quinta economía del planeta, Lula Da Silva, y nada menos que considerado el mejor presidente que ha tenido Brasil.

Estos descarados opositores, y muchos de los nuestros, han olvidado, o no saben, que cuando una persona preocupada por su desarrollo personal logra realizarse con mayor profundidad cuando lo hace de manera autodidacta.

Es más, camarada que me leéis, más de un profesional que no ha contado con interés en sus estudios, y peor con malos educadores, muchas veces es un mocho mental, y otras un mal profesional.

Se me viene a la memoria el caso de mi padre de sangre, huérfano desde los 9 años, quien logró tanto crecimiento intelectual y en cultura general que mi amigo lingüista y escritor, Chevige Guayke, me sugirió que escribiera sobre ese “personaje”.

Y de inmediato se nos viene a al mente, y a ti camarada, la situación de crecimiento integral, y en ello el doctrinario, de Simón Bolívar con su maestro del alma Don Simón Rodríguez, el Robinson de todos.

Y como el tiempo no me permite extenderme en ejemplos, miles, voy al grano (no de maíz) con lo que quiero significar, imagina lo que pudo haber aprendido Nicolás Maduro Moros durante la orientación mayor, la más variada enseñanza en todos los tópicos, llenarse de valores positivos durante los 6 años y tres meses de constante contacto con el mejor maestro: Hugo Chávez.

Si solamente en breves intervenciones (con relación a los 6 años) en televisión, con la amenidad que muy pocos educadores poseen, casi todos sus seguidores comenzamos a conocer la historia de Venezuela, poemas y canciones criollas, de literatura y libros de análisis político y económico, etcétera, etcétera.

Nos enseñó, entre tantas enseñanzas, a ser mejores venezolanos, solidarios y a amar nuestra Patria querida, su Patria querida.

Entonces, si el tiempo universitario en los estudios derecho o en cualquier carrera humanística es de 5 años, a veces con malos profesores (as), cuál formación no alcanzó Nicolás Maduro con 6 años que envidiamos todos en ese postgrado de cultura general, en especial de política-política, y de política internacional, en asuntos de petróleo, en manejarse con todos los ministros, etc., gerenciar, por estar al lado del inmortal Líder, pero sobre todo maestro de maestros.

Chávez, repito del anterior artículo, fue un premonitor por excelencia, visionario impresionante, fortaleció su madurez al máximo, no era hombre de albures, y amando a su patria, a su Pueblo, a todo el Pueblo, sabía que había formado a un venezolano integral y le delegó, muy a conciencia, el mando de la Nación Soberana con un socialismo nuevo en ciernes, en su gran pupilo.

Nicolás, su pupilo, es además un hombre de gran corazón, sencillo, sensible, humilde de verdad-verdad, sin ambiciones sino con una gran vocación de servicio.

Por eso, camarada, con los ojos cerrados, vamos con los deseos de nuestro Líder indiscutible, Nicolás Maduro Moros.

Y lo más importante, Chávez actuó, planificó, programó, definió todo lo que debía hacerse en nuestra patria por largos años.

Lo que se requiere es darle seguimiento a su Testamento Político, arrancar las nuevas acciones socialistas, actuar con eficiencia, mantenerse firme en todo.

Por cierto, necesario es aclarar lo del desabastecimiento de algunos rubros y anunciar, ¡ya! el aumento salarial.

¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Seguiremos Venciendo!

carlosepf@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2295 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas