¡Se nos va el 2011!

Se nos va el 2011, cuantos recuerdos, cuantos logros, cuantos dolores, cuantos sueños, pero se nos va , para muchos un mal año, para otros un buen año, para los que apoyamos la revolución bolivariana satisfechos porque no solo el gobierno pudo avanzar en obras, logros sociales sino que vimos recuperarse de un cáncer a nuestro comandante y líder y eso nos hace feliz debido a que todas las encuestas dan hasta el momento un gran porcentaje de ventaja como candidato a las presidenciales a Chaves quien en los últimos meses la intensión del voto se elevo llegando al 60 por ciento y en reconocimiento a su gestión al 70 por ciento, mientras los sectores contrarrevolucionarios juntos no llegan al 35 por ciento.

Esto de por si avizora un enorme triunfo de Chávez para un tercer periodo de gobierno, han sido tantas elecciones que todas, menos una por la campaña del miedo, que las ha ganado. Sin duda el 7 de octubre del 2012 el pueblo electoral en su mayoría votara por Chávez en contra del odio y la ignorancia que domina a la ciudadanía que no puede diferenciar un sistema del otro y que nunca ha entendido que jamás gobierno alguno, con todos sus defectos, haya invertido tanto en lo social.

Entendemos que hemos sido como sociedad victimas del flagelo de la inseguridad por un lado y de la especulación económica con los alimentos y productos de primera necesidad por el otro. Aun así hemos entendido que en ausencia de una propuesta seria, concreta, real y sobretodo social por parte de la oposición se aferran a las fallas del gobierno y aúpan los problemas mas urgente como los antes nombrados para montarse en esa ola con fines electoreros y aun así no logran llegar a puerto seguro porque hasta los menos versados en temas económicos y políticos se vienen convencidos que lo que buscan estos sectores es volver al pasado, un pasado adeco-copeyano de apoyo capitalista para que las fuerzas políticas y económicas desplazados vuelvan a tomar el poder para sus propios intereses y los de otras naciones.

El 2012 es un año místico ante todas las profecías que auguran una destrucción del planeta o una transformación espiritual y de conciencia, temas en el tapete de investigadores, espiritualistas y de personas que anhelan un cambio profundo en la humanidad que se dirige a su propia destrucción, eso lo estamos viendo en el cambio climático, en el reordenamiento de poder político, económico y militar en las naciones que a fuerza de guerras buscan dominar e imponer sus sistemas descabellados, pero para otros el 2012 es un año de esperanzas, de cambios profundos en la conciencia de los pueblos, en de una vez por todas no solo cambiar de sistemas sino de vida.

Los cambios dependerán de cada uno, de nuestra conciencia, de la manera en que veo a mi familia, a mi hermano, a mi amigo, de mi actitud ante el dinero y el poder, de mis creencias espirituales, de la actitud ante la vida. Dos sistemas en pugna están en el escenario mundial; el capitalismo que se derrumba y el socialismo que trata de deslastrarse de lo que no es y seguir la senda de personajes emblemáticos que lo impulsaron y que muchos lideres y movimientos dejaron perder. Es necesario tomar en serio posición y apartarse del emocionalismo político electoral y dar un paso más delante de una actitud social, política y económica seria, de cara al pueblo y en ayuda de los más excluidos de nuestras sociedades.

La labor no puede descansar solo en Chávez ni su equipo ministerial, sino de cada uno, en una revisión profunda de los hábitos y costumbres de la vieja política que sigue excluyendo, segmentando, sectorizando, viviendo de la revolución como un gran negocio. Cambiar de verdad, auto evaluarse y corregirse en el camino para formar y dar paso a las nuevas generaciones que nos siguen donde los auténticos revolucionarios son nuestros hijos, los niños y adolescentes como jóvenes, para que todo este esfuerzo no se pierda como tantas veces ha sucedido en la historia.

Jesucristo dijo “que los hijos de las tinieblas son mas astutos que los hijos de la luz” entiendo por esto que hay mayor dedicación y entereza de parte de los malos que matan, roban trafican con drogas, que levantan imperios criminales, que dominan pueblos enteros bajo el miedo y la mentira mediática, que explotan, que hacen leyes que mantengan en pie las viejas estructuras para el poder dominador y sanguinario.


No hace falta se solo buena gente, moralmente estables, se necesita ser socialmente activo a favor de los mas necesitados, estar políticamente claros, decididos, y hasta el ultimo esfuerzo estar del lado de los que tienen la razón. Jesús escogió 12 hombres para iniciar una gran obra, aunque algunos se desviaron en su momento, como Judas que el mismo se juzgo, no por eso la obra se haya perdido, mas bien tomaron fuerza y hasta el sol de hoy la Fe que proclamaron y defendieron con sus propias vidas existe, igualmente nuestro proceso ha de defenderse con pasión, con verdad, con sinceridad, con amor, con fuerza porque no depende de un hombre como Chávez sino de cada uno de nosotros para que persista por mas de 200 años.


Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1543 veces.



Julio Cesar Colmenares G.

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a135809.htmlCd0NV CAC = Y co = US