La nueva agricultura china y la realidad venezolana frente a la agroecología

Nos complace el conocer del nuevo convenio que se ha logrado en materia agrícola con los hermanos chinos el pasado 5 de marzo, cuando el Presidente Chavéz anunció la creación de otro acuerdo más con la empresa Heilongjian Beidahuang State Farm Business Trade Group LTD para impulsar el desarrollo agrícola nacional. Contempla la aportación de maquinarias, técnicos y cursos de capacitación de venezolanos en China. Vemos altamente positivo este entendimiento por cuanto se nos abren nuevas oportunidades de innovar tecnológicamente; crear distintas infraestructuras productivas; generar empleos y avanzar en lo que se refiere a política científica agrícola. Esto seguramente ha de ser satisfactorio para la universidades nacionales que sepan sacarle el mayor provecho posible a tales iniciativas productivas en la creación de nuevos conocimientos. En lo estratégico, nos ayuda en los tantos procesos que implican; el construir nuestra propia autodeterminación agroalimentaria frente a las voraces apetencias de las transnacionales de los alimentos que siguen poniéndonos en jaque con la extorsión progresiva del aumento de los precios de los alimentos escudada detrás de la lógica especulativa del mercado.

Igualmente y aunque se merecen las respectivas evaluaciones y balances de rigor, en estos 12 años de Gobierno Bolivariano nos satisfacen los tantos acuerdos logrados en materia agroalimentaria con otros países, como: Argentina, Belorusia, Bolivia, Brasil, Cuba, Irán, Nicaragua y Uruguay entre otros.

En todos estos países se consiguen significantes, interesantes y disimiles logros por los cambios en la estructura agroalimentaria hacia la conversión o transición de la agricultura sustentable o verde basada en los principios agroecológicos. Sorpresiva-mente quizás sea China, en términos de definir políticas públicas, el país más avanzando en tal materia. Apreciación que se ha valorado en el Taller Internacional de Agricultura Sustentable organizado en la Universidad de Beijing entre el 13-15 de Marzo del 2010. Allí se pudo apreciar en términos políticos, que las actividades tecnológicas agrícolas en pleno desarrollo se proponen reducir mas del 40% de las emisiones de los gases de efectos invernadero, haciendo uso de prácticas agroecológicas e incorporándoles innovaciones de tecnologías ambientalmente apropiadas en las comunidades rurales.

Como bien lo señala el informe elaborado por Institute of Science and Society Sustainability (ISIS) una de las mayores causa de contaminación en China, incluso superior a la industrial es la agricultura de altos insumos en agrotóxicos. En dichas aguas agrícolas se han llegado a medir 13.2 Toneladas métricas de contaminantes. El uso excesivo de fertilizantes ha reducido sustancialmente la productividad en diferentes rubros conllevando a la acidificación y pérdidas de los suelos por la alta contaminación de aluminio y manganeso. Esta situación ya se ha calculado como gastos en externalidades ambientales y ha incidido en elevar mas los costos en la producción. A pesar de que el Gobierno Chino tiene una buena política de subsidios, los altos precios en agrotóxicos van de la mano con los aumentos de su materia prima el petroleo.

Ante tantas encrucijadas, los asiáticos invirtieron en los últimos dos años US$ 225.9 Billones en las transformaciones agrícolas e incidir en la mejorías de sus indicadores verdes. Lo que nos explica esta extraordinaria cifra es que los amigos Chinos han invertido en su transformación agrícola entre un 1,8 y un 2% de su PIB anualmente, para lo que debemos considerar además que la producción agrícola aporta aproximadamente el 11% del PIB Chino, empleando el 40% de la población en esta actividad productiva.(ISIS-2010).

Para encuadrar esta estrategia de transformación es interesante revisar y debatir las propuestas de ese gigante asiático sobre los modelos integrales que han elaborado y las tantas ventajas que se refieren, en particular a los procesos de descentralización y la conformación de los circuitos económicos-energéticos verdes y los sistemas de producción sustentable.

Ojala y de los tantos acuerdos agrícolas internacionales que nuestro Gobierno ha formulado, se estén tomando en cuenta políticas públicas verdes, como la que el Gobierno Chino desarrolla. Lo argumentamos y no descansaremos en hacerlo, por cuanto nuestra situación agrícola-ambiental nacional ha de ser tan precaria como la China. No sólo lo hemos venido señalando en varias oportunidades, se verifica en la reciente publicación del PNUD titulada: Hacia la Economía Verde: Rutas Hacia el Desarrollo Sustentable y la Erradicación de la Pobreza traducción del Green Economy Report (2011), Towards a Green Economy: Pathways to Sustainable Development and Poverty Eradication.

 Este ilustrativo y valioso reporte sobre economía verde del PNUD en el Capitulo 2 en la pagina nro 46 la figura nro 8(de Rost et al 2009) y su mapa mundi, sentencia que: Venezuela siendo un país productor de agua a mediano plazo sufrirá en más de un 80% de stress de agua. Término que creemos, esta referido a la relación de la baja disponibilidad agua; alta demanda y alto riesgo por los usos del agua. Analizado en el texto: Venezuela Ecosocialista, Un debate Pendiente (2010).

Otro dato de interés resaltar en el reporte del PNUD es que la producción agroecológica de alimentos en pequeños y medianos productores, además de aumentar los rendimientos de los cultivos entre el 54% al 179%; ayuda sustancialmente a la recuperación de los suelos erosionados y contaminados e incrementa la eficiencia en el uso agua; disminuyendo la des-forestación; la pérdida en biodiversidad y mitigando las emanaciones de los gases de efecto invernadero. Así mismo los altos rendimientos referidos colaboran en diversificar la economía y reducir la pobreza rural.

Como campesino que fue cuando niño, el Presidente Chávez refiriéndose a la Misión Agro-Venezuela que ha censado más 500000 productores en su mayoría pequeños y medianos(todavía no conocemos las tipologías); ha sugerido que su producción sea agroecológica. Incluyendo la conuquera y la de los patios pequeños.

Es por ello y al calor del apoyo y solidaridad en los acuerdos internacionales agrícolas asumidos, muy respetuosa y revolucionaria-mente les requerimos a quienes participen en estas estrategias y en especial a las altas autoridades del Ministerio de Agricultura y Tierra, URGENTEMENTE se revisen las cifras en inversiones que el Plan Bienal para la Producción de Alimentos Incrementos en Rubros Estratégicos 2011 y 2012 del Ministerio de Agricultura y Tierras ha propuesto para la Misión AgroVenezuela. Las cifras allí establecidas no dejan de asustarnos.

Para el ciclo de invierno, a groso modo se anuncia incorporar alrededor de media tonelada de fertilizantes nitrogenados por hectárea a cultivar. La alta cifra en costos de agroquímicos allí anunciada nos indican que este Plan Bienal podrá generar en externalidades ambientales entre $ 158.147.800,oo a 948.886.800,oo. Algo que parece irracional por cuanto estas cifras se ubican entre el 93,0% y el 561,4% mas del valor que se calcula invertir sólo en agroquímicos. Situación que empeorará aún más nuestras condiciones productivas-ambientales. Es por ello y otras razones que no van al caso citarlas, insistimos se revisen las cifras y usos, tipos de los insumos propuestos para dicho plan y se haga una seria reflexión como los amigos chinos la han hecho sobre la transformación necesaria de nuestro modelo agrícola. Requerimos de esa revisión del plan bienal emerjan nuevas inversiones, canalizadas hacia la consolidación de las infraestructuras agroecológicas en el país, que sabemos tiene modestos y sustanciales avances.

Lo afirmamos, en las tantas iniciativas agroecológicas nacionales emprendidas desde los colectivos que las impulsan y defiende, lo que nos esta faltando es un COHERENTE, SUSTENTABLE y ARTICULADO impulso de la voluntad ideológica-técnico-político de las autoridades y los cuadros medios con la realidad productiva-ambiental que nos agobia. Afirmamos, la propuesta agroecológica además de ayudarnos en avanzar en nuestras metas del milenio en agricultura verde, nos dará también la forma, el sentido y las tantas razones políticas a nuestro propio modelo de auto-determinación agroalimentaria. Histórico reclamo, ante el no avance de las contradicciones propias del proceso revolucionario que debemos aceleradamente enfrentar. ¿Cual es el miedo en asumirlas?

Referencias Consultadas


Green Economy Report (2011), Towards a Green Economy: Pathways to Sustainable Development and Poverty Eradication. http://www.unep.org/greeneconomy/v2/GreenEconomyReport.

Núñez Migue Angel (2010) Venezuela Ecosocialista, Un Debate Pendiente. Ed. Portatitulo, Mérida, edo. Mérida, Venezuela.

Plan Bienal para la Producción de Alimentos Incrementos en Rubros Estratégicos 2011 y 2012 del MPP de Agricultura y Tierras. Caracas, Venezuela.

Rost, S., D. G. H. Hoff, W. Lucht, M. Falkenmark and J. Rockström, (2009).

Global potential to increase crop production through water management

in rainfed agriculture. Environ. Res. Lett. 4 (2009) 044002.

Sustainable Agriculture, Green Energies and the Circular Economy (2010) Invited contribution to the International Workshop on Sustainable Food and Agriculture, Remin University, Beijing 13-15 March 2010. Institute of Science and Society Sustainability (ISIS).http://www.i-sis.org.uk/greeningChinaSustainableAgriculture.php


email: ipiat2000@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6634 veces.



Miguel Angel Núñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: