Opinión, Política i Mitología

María Corina Machado, mitología i política evocando a Medusa

Como en la Política, es a veces necesario dibujar perfiles o mostrar o desenmascarar personalidades –recordemos de donde viene el término persona−, cuando se trata de hombres, especialmente los que se apartan del camino de la honestidad i de la moral, resulta más sencillo tocar sus costados débiles o flacos en sentido figurado, o a veces de una manera realmente ofensiva o grosera, como hace casi siempre la oposición, con respaldo del imperio, cuando se trata de calumniar e insultar al Presidente Chávez. Entre nosotros, cuando hablamos de dibujar perfiles i lo hacen periodistas femeninas como la delicada Marta Colomina, Marianela Salazar o la dulce esposa en Perú de  “politólogo” Nixon Moreno, no es como lo de aquella dama enamorada,  en Corintio, Grecia, que se valió de repasar el perfil del amado que se ausentaba de viaje o a la guerra, en la sombra que proyectaba su cara en un muro blanco. Por eso, cuando escribo sobre personajes de la calaña de Teodoro Petkoff o de Baltasar Porras, la tarea es sencilla: abundan los aspectos negativos i las barbaridades que hacen o han hecho toda la vida, i es porque, como versaba Shakespeare, de los que se creen grandes i son otra cosa, “la humilde sabandija que pisamos/siente los dolores corporales/que tienen los gigantes cuando mueren, ya que en la vida pública de la política, se muere moral i éticamente, antes que nos alcance la ausencia corporal definitiva. Existen, pues, sabandijas en la política nacional, merecedoras de aplastar.

 En cambio, cuando se trata de una dama, de una señora que no me parece barbee, como la nombran, pues solamente se aproxima el parecido en la flacura i en lo sintético, la cosa se torna difícil, porque todos sentimos respeto i atracción por la mujer, tan valorada por nuestra Revolución Bolivariana, como nunca, i donde la mujer juega – ya en  casi todo el mundo− un papel trascendental. Por eso, para hablar en lo político de María Corina Machado, cuya amargura i odio se vio reflejada en la cara durísima que mantuvo en la Asamblea Nacional el día de ayer, en posición casi de catalepsia, mientras con sonrisas, espontaneidad i alegría, el presidente hacía una presentación excepcional (creo que ningún presidente en el mundo, ha tenido ese encanto o carisma para dirigirse a su pueblo) de su memoria i cuenta, que en nada, ni para mover las manos ni insinuar una sonrisa a lo Mona Lisa, le gustó a esta supuesta líder de la oposición, o del bloque de diputados que pudieron llegar para conspirar, digo, legislar.

 María Corina me ha recordado a una de las tres hermanas Gorgonas de la mitología, entre las cuales solamente Medusa era mortal. Estas hermanas eran terribles, especialmente Medusa con su cabellera de serpientes, tan atrayente para representar,  sea en pintura o escultura, por los artistas clásicos, entre ellos Sartorio, Leonardo Da Vinci i Pedro Pablo Rubens, i en esculturas, autores anónimos e ingenuos, la bella Medusa Rodandini (usada como emblema artístico) i artistas clásicos como Cánovas i la más terrible representación de cabeza cortada, de Benvenuto Cellini, en su escultura de Perseo que se encuentra en la Loggia dei Lanzi (Galería Lanzi) en la Plaza de la Señoría en Florencia (una de las dos únicas esculturas grandes de Cellini, que más bien era orfebre i le llamaron el Miguel Ángel de las cosas pequeñas). Medusa tenía el poder terrible de convertir en piedra a las personas que  miraba con esa paralizante mirada fija que tenía María Corina sentada con garbo en primera fila, e imagino o fantaseo de que la diputada vestida de blanco,  con ese mismo poder, había mirado a sus compañeros de bancada todos petrificados, aunque algunos tuvieron quizá la ayuda de Atenea (presente pero invisible) para protegerse i poder hablar; como protegió al propio presidente Chávez, a quien con los labios rígidos i trompudos, miraba como queriéndolo petrificar también. Esta diputada, que creo como el poeta Andrés Eloy Blanco, que hará tanto ruido como diputado nuevo i carro cacharro viejo, está engreída como Medusa de ser la representante principal del grupo opositor, cosa que tanto energúmeno que existe allí, no se lo tolerarán por mucho tiempo. Ya la división es un indicio. De allí mismo saldrá un Perseo, hijo de Júpiter (el imperio) i Dánae (la CIA) que le cortará la cabeza más adelante, cuando empiece a reclamar el salario del norte, con aumento, no el mismo de SÚMATE.  Para ello Perseo habrá de acercarse a ella de espalda (el justo caminar de los traidores que no dan el frente) como todos los que se hicieron los locos, cuando el presidente retó a que se levantara quien se sintiera capaz de acusarle de los crímenes que señalaron en una carta “anónima” o apócrifa, firmada por un personaje mitológico llamado MUD. Los dioses del parnaso de las Trasnacionales i el Pentágono, (Obama es apenas Sumo Sacerdote)  sintiendo tal vez que no pueden contar con hombres como los que fueron a la OEA, muertos de frío i con papeles inservibles  i neuronas congeladas, por lo que fracasaron ante uno más insulso que ellos, sus jefes gringos para no correr esos riesgos, como en la Mitología Grecorromana, en conjunto valorarán los hechos i darán las conclusiones i normas a seguir. La General Motors revivida (Atenea que juega para los dos bandos)  le obsequiará un escudo que le servía de espejo; el Pentágono o Hermes, la hoz con que deberán decapitar a Medusa i la CIA, el yelmo maravilloso que hace invisible a sus espías i sicarios, para que el plan no tuviese fallas hasta echar la cabeza en una bolsa. Cuando ese grupo “mayoritario” de los 65 diputados de oposición, se potencie con los envíos literarios i filosóficos de los perseguidos políticos exiliados, se reciban las instrucciones de Rosales, Cabeza de Motor, Carlos Ortega i La Papo (especialista en la búsqueda de uranio) i los olvidados de Miami, o los ladrones de cuello blanco como Mezerhane i Zuloaga, aporten las nuevas enseñanzas de terrorismo o desestabilización que les ha dado el maestro Posada Carriles, la batalla de las ideas ha de ser en la AN, verdaderamente una guerra mundial que es lo que les prometen al Imperio i el Imperio complace. ¿Quién será ese Perseo? No lo sabemos, porque algunos ya están a punto de caducidad i otros, como Ismael, el logorrea, posiblemente se dedicará a la poesía, luego de haber visto llover nieve. Lo que es de prever, es que Medusa, o mejor, María Corina que deja las serpientes de su cabellera escondidas en casa, no durará mucho tiempo en el lugar que se auto asignó, porque la experiencia ni el saber se improvisan. I como a Perseo lo acabaron de preparar los sacerdotes de Minerva en la Corte del rei Polidecto, al escogido aquí, lo educarán los sacerdotes Urosa, Santana, Porras i Lückert, santificando sus pecados en la CEV (Conferencia Episcopal Viciada). Para algo nos sirve la bella mitología.

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3130 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a115884.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO