Operación Amarre

Crónicas de La Pandillita

El güisqui 18 años ha hecho efecto en los “cerebros” cuarto republicanos y atribuyen sus desvaríos fascistas a la gracia de Erato. Herman se acerca al grupete adeco como funámbulo en cuerda floja y piensa: Repámpanos, si pierdo la vertical y me voy de bruces no creo que retorne. Henry que lo ve venir, se asusta y advierte: La puerca nos gruñe ¡Cochi!

En el rincón de los aburridos, Julio “Estadísticas” Borges, mueve su agüita de maíz con un dedo y luego se lo seca en una ceja. Desde allí masculla, viendo a Henry: Este gran carajo si nos supo joder. Ya Chávez nos tiene 2/3 de güirisnei clavado en esta campaña y el otro tercio lo completó este rufián adeco de siete suelas. Me imagino sus burlitas viéndome subir a pie los seis pisos del CEN de AD. Y nosotros, amarrados como unos pendejos detrás de él. Se echa otro guamazo con todo y pelos y piensa: como me gustaría darle una coñaza.

Pablo Medina está  sentado con el “Espanto de Cambalache”. En vez de güisqui, ambos trasiegan cerveza del pana Lorenzo Mendoza. Andrés, el espanto, ve la botella detenidamente y le dice a Pablo: Polar, Para Olvidar Los Amargos Recuerdos. El otro le responde que de qué carajos está hablando. Andrés no contesta, solo abraza la botella y piensa en que pudo ser presidente y no tuvo bolas para enfrentar a quienes hoy lo mastican y luego lo escupen. Pablo, quien sí sabe de qué habla Andrés, lo consuela diciéndole: Tranquilo Velásquez que en aquel trance había que tener demasiadas pelotas. Dígame ahorita que un adeco sin estar en el poder nos tiene amarrados de pies y manos.  Destapan dos más y Andrés dice: Allá viene Juan José mas adornado que un pavo real y dándoselas de gran señor. Sinceramente, da pena verlo. Ese está peor que nosotros.

María Corina, quien quiere gobernar a nombre del imperio, toma bloody mary pero encapillada. Ella no se junta con la chusma, ni siquiera con el gago que hace de reyezuelo de los MUD-os, porque es la única recibida por George W. Bush en la Casa Blanca. Mientras se prepara otro trago le habla a su jefazo que tiene en un poster gigante frente al bar: Henry es resbaloso, el cree que va a ser Frijolito, a ese hay que amarrarlo, jefe. Ya siente que se le aflojan las lindas rodillitas. Pasada de palos, mira su figura burguesita de fina estampa en el espejo y se ve multiplicada en otro que está en la pared opuesta. Eso la alebresta y le lanza un brindis a mister Danger: ¡Somos mayoría, no jodaaaa!

La pea va en aumento. La desesperación los tiene locos y hasta una alfombra de pajarera como el Miami Herald reconoce que la Revolución conservará al menos 2/3 de la Asamblea Nacional. Solo faltan  nueve días para demolerlos y  no encuentran forma de alborotar la calle como preámbulo a cantar fraude. En este momentos la pandillita está en pleno “ajuste de cuentas” entre sus integrantes y quizás la ficción se queda corta ante su triste realidad. Hasta una Jueza tocaya de la Machado quien sacó al banquero Eligio, quiere que la “elijan” en la bancada opositora.

Están locos de atar. La verdadera “Operación Amarre” tal vez consista en maniatarlos luego de su derrota, si optan por el atajo guarimbero.

pladel@cantv.net
 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2999 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor