Un Santo con cachos de diablo i de misiles frente a Venezuela

“El hombre cauto jamás deplora

 el mal presente; emplea el presente

 en prevenir las aflicciones futuras”

 William Shakespeare

Lo que está diciendo como político i militar cauto e inteligente nuestro presidente, el comandante Hugo Chávez Frías, lo conseguimos en densas i claras advertencias del político , estadista, abogado i libertador de su pueblo, i el más firme i digno ciudadano del siglo XX,  Fidel Castro Ruz; lo hemos leído en las declaraciones del filósofo norteamericano Noam Chomsky i muchos otros;  nos lo expone con conocimientos respaldados por documentos de indiscutible valor,  la bella Eva Golinger en sus escritos; i lo repetimos muchos camaradas que escribimos, como Brito García, José  Sant Roz, José Vicente Rangel, Earle Herrera, Ramonet, Galeano, etc., i quien escribe: el gobierno de los Estados Unidos, el Pentágono cabeza nuclear del Imperio i el vendido, miserable i traidor gobierno del presidente  Álvaro Uribe Vélez en Colombia, tienen desde hace muchos años i no meses, planeada una invasión a Venezuela, i de allí la constante campaña mediática, apoyada por la oligarquía venezolana, en sus ansias quiméricas de volver al poder. No ven la realidad; están obnubilados o ciegos, como puede verse en las recientes declaraciones de una dama venezolana que creyó seducir al presidente Bush con sus escuálidas rodillitas i que dijo que la “minoría” venezolana chavista está saltando talanqueras para unirse a la “mayoría” de los que desean una Venezuela mejor, no bolivariana i en los moldes oxidados i caducos de la IV República puntofijista i neoliberal  (que desperdiciaron 40 años para hacerlo, pero regalaban  el petróleo).  A esto agreguemos el espectáculo que han dado actualmente para escoger candidatos a la AN, puesto que eso ya es más que conocido i no merece repetir. Ha concurrido a votar, menos del 10% de los convocados, pero hipócritamente declaran que están satisfechos con el éxito alcanzado. Mentir es la norma de su cristianismo opus-deísta. Dejémoslo así.

 El presidente Chávez, el primero de verdad en la era republicana desde 1830 hasta el presente, ha objetado que le introduzcan o califiquen de injerencia su actividad política, humana i social, en las elecciones de la vecina Colombia, i ha comentado con suficiente sindéresis i objetividad, las declaraciones de uno de los candidatos a la presidencia, el Santo sin tonsura Manuel Santos Calderón, pero sí con cachos de misiles como diablo del siglo XXI, quien por su trayectoria política, por ser de la oligarquía más rancia i poderosa de América del sur, socio del EL TIEMPO, el periódico más funesto, mentiroso i agresivo de América, tener un hermano en la Vice Presidencia, otros en diversos cargos directivos i casi todos sus parientes dedicados al periodismo mal falso i embustero del mundo, siente que es un dios terrenal. Este señor, si así podemos llamar a este economista que por hacer estudios en los Estados Unidos i en Inglaterra, cree ser un humano fuera de serie (pitiyanqui sumiso, en verdad) que estuvo en otro gobierno como Ministro de Hacienda, que conspiró contra el presidente Samper, que es cómplice de Uribe desde que abandonó el partido liberal i se pasó al de la U, responsable, como Ministro de Defensa que fue hasta hace poco,  de miles de ataques i fechorías contra su pueblo, responsable de los falsos positivos i orgulloso del bombardeo en territorio ecuatoriano, contra el campamento de Raúl Reyes, i estudiantes de dos o tres países, crímenes al por mayor i rescates arreglados violando hasta insignias de la Cruz Roja Internacional.  Entonces, cuando le piden que sea firme, alega que lo será, pero que no hai que apresurarse. No dice que en su firmeza está descartado un ataque a la Venezuela socialista, ejemplo de democracia i con realizaciones que nunca imaginamos, sino que no hai que apresurarse o apurarse, como dejando ver que ya llegará el día de hacer lo que tienen planeado, por órdenes desde Washington o del títere obscuro que habita en la Casa Blanca. De llegar ese energúmeno a la presidencia de la patria de Santander i no de Bolívar, tengan por seguro que la agresión se va a dar. En los enfermos mentales por el odio, se puede confiar menos que en los que se echan en un nido de papeles, porque se creen la gallina de los huevos de oro o los que crían ciempiés i alacranes debajo de las almohadas. Este es un loco perverso, lleno de odios, intereses monetarios, opaca conciencia por el bien i admiración por la guerra, las invasiones, el genocidio. Nuestro Comandante Chávez, bien lo sabe i por eso emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras. Lo que no conoce este intonsurado Santo del mal, es al pueblo de Venezuela; el mismo que hace doscientos años les proporcionó la independencia del Imperio Español i que de un 19 de abril de 1810, todavía está presto a defender la soberanía i seguir el ejemplo que Caracas dio a todos los pueblos de América hispana.

 robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2143 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a99620.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO