El presidente Chávez otra vez en la ONU el mas brillante i admirado

"Un día para la historia de los

 discursos en la ONU”

  Walter Martínez

 ¡Qué contraste! Acababa de recibir anteayer un correo de esos desesperados de la oposición recalcitrante, a quienes les cuesta pensar, donde decía que “Chávez se <fuyó> de la ONU”, alegando tener que atender la reunión para la cumbre África i América Latina en la isla venezolana de Margarita; mensaje que leo a la ligera i borro para sacar basura de la computadora. Sin embargo, todavía tenía la basura en el buzón de entrada, cuando ya se anunciaba que el presidente, el primer presidente de verdad que hemos tenido en el siglo XX i lo que va del XXI, iría a intervenir en las Naciones Unidas, en el mismo sitio donde hace tres años percibió el olor a azufre propio del demonio, ya que, aunque se dice que no tiene olor característico, los “padres de la iglesia” son los que atribuyen ese tufo al demonio inventado por ellos (el pretendido señor del inexistente infierno, no el del señor Bush). Eso les sucede -lo del olvido a corto plazo i problemas con los números- a los que se les anuncia el Alzheimer. Resulta que Chávez, en una ocasión, completamente solo, en el Canadá, se enfrentó al Imperio; no tenía otros presidentes que le apoyaran i sólo le sostenía su inteligencia i su coraje. Fue cuando creo le dijo Fidel, “Chávez ya no soi un solitario energúmeno o diablo en América, sino dos”. En otra ocasión, hasta le dejaron detenida la delegación acompañante, en el avión, i sin embargo se presentó solo a la asamblea. Después vimos como en Viña del Mar en Argentina, quien enfrentó a Bush e inició el derrumbe del ALCA, fue Chávez, ya con el respaldo de otros presidentes. I, finalmente, la célebre Asamblea donde tomando la palabra después del mandatario norteamericano, o mejor el aparente emperador, percibió aquel olor, tal vez del sobaco de satanás, i prácticamente fue lo más notable de la reunión donde debutó como promotor de libros buenos (obras de Chomsky) i demostrar, además, cuánto lee i está al tanto de la política internacional i de la historia. Con los libros que citó esta vez, ya son más de cinco las obras de distintos autores que tienen esta notable promoción.

 Parece ser, también, que la oposición solamente lee lo que le interesa, especialmente en dos antiguos diarios que ahora son pasquines (El Nacional i El Universal) i ve programas de Globoterror, porque desde hace más de dos semanas, vengo viendo en Yahoo, que es mi página de entrada en Internet, una encuesta para que vote todo el planeta, sobre el personaje más importante del mundo, incluyendo políticos, deportistas, artistas, etc., i nos encontramos que el de más votos es Barack Obama presidente de los EE.UU. (lógico por el Síndrome de Jalabolismo Estructural a distancia, pues hasta en su país ha perdido como en América Latina, hasta el 50% de popularidad) con un poquito más del 50% de votos, estando en el segundo lugar con un poco más del 26%, nada menos que…¡Hugo Chávez Frías!, seguido de inmediato por Fidel Castro (el símbolo de la Dignidad de América) alrededor de un 14% según recuerdo, i con porcentaje de apenas un dígito el resto de personajes que termina con un 1% el extraordinario golfista Tiger Wood. I es que Chávez ya es un líder, no solamente continental en América i África, sino en todo el mundo. Estoi buscando en mis archivos un ensayo sin concluir que comencé a escribir en el 2004 ó 2005, titulado CHÁVEZ EN LA RUTA DE LOS LIBERTADORES, que ahora voi a completar, con muchísimos más elementos de juicio, puesto que ha demostrado ser como ya van varias veces que repito, el primer presidente de verdad, especialmente desde que el soberbio por rabioso, ex comunista traidor Rómulo Bethancourt, se puso rendido i de espalda, al Imperio del Norte i le siguieron puras mediocridades partidistas, a quienes tenían que escribirles los discursos -especialmente a CAP- o cortitas proclamas, por lo cual sus palabras a veces resultaban fiambres. Entonces, para mayor envenenamiento de mente i corazón de los opositores, el presidente Chávez ha demostrado ser más ilustrado, más leído que todos los que le precedieron incluyendo a Caldera; escribe mejor que muchos intelectuales de derecha o de nulidades como el Bobolongo Otero, hijo de Otero Silva, que no tiene paz en su tumba observando (si pudiera) la mediocridad del primogénito. A todo esto, agreguemos que Chávez tiene el dinamismo de un verdadero fenómeno i que su línea de revolucionario pacífico pero vigoroso, se ha contagiado a otros hombres i mujeres extraordinarias, como Evo Morales, Rafael Correa o la bella e inteligente Cristina Fernández de Kichner. Por eso la arrechedera (es un apellido al que se quitan dos letras para saber el significado del término) de la oposición, es que Chávez nos muestra, además, que es un orador de primera línea (recuerdo así a un franquista retrógrado, pero feliz i gran orador, como Adolfo Muñoz Alonso en España, en la Escuela de Filosofía) que apenas con unos puntos a tocar en una pequeña agenda, puede hacer grandes discursos hasta de horas -como sólo lo sabe hacer también el gran Fidel Castro- i en las entrevistas (realizadas por los más grandes en eso en los Estados Unidos) no hemos visto ningún ejemplar en la oposición venezolana i mundial, que sepa responder mejor, preciso, contundente, éticamente i transparentando la pura verdad, que nuestro Comandante de la Revolución Pacífica i Bolivariana. Hasta el conocido i acartonado Mr. Larry o Harry King, no pudo evitar que el líder de esa Revolución Americana más allá de la frontera, Al Sur de la Frontera, quedara a la defensiva o desarmado sin saber cómo interrogar, ante las respuestas precisas, categóricas i veraces del líder de esa revolución. Por eso el entusiasmo con el cual expresó ese maravilloso analista i comunicador social Walter Martínez, cuyas palabras recojo en el epígrafe, i en mi solitaria habitación, aplaudí como si estuviera en la Asamblea o se me humedecieron los ojos, cuando escuché palabras de profunda justicia para los pueblos humillados por el Imperio, especialmente para el tenaz i valiente pueblo de Honduras. Empero, al mismo tiempo me alegré en pensar cómo la perversa envidia, habría devorado las entrañas de mediocridades desquiciadas tipo Teodoro Petkoff (para mí el peor de todos), Ramos Allup el marioneta loco; Ismael García, el desquiciado convulsivo o histérico; J.J. Moreno, el que los pelos que le quedan, se le quieren mudar a las axilas; Rafael Poleo, energúmeno que me pregunto si habrá leído algo sobre Mussolini, para no decir estupideces; Pompeyo Márquez, a quien no debería incluir por ser un fósil de Brontosaurus venezuelensis; los paranoicos Leopoldo López i Capriles Randosky i muchísimos más, algunos diplomados como abogados o periodistas, todos estremecidos no sólo por lo que oyeron, sino por lo que vieron, pues el presidente hizo lo que ninguno de ellos que son nulidades engreídas, se atreverían hacer por miedo: caminó libremente por las calles de Nueva York, rodeado de admiración, el cariño i el reconocimiento de los neoyorquinos que le pedían autógrafos, entrevistas, fotos i hasta una chica se hizo firmar en el brazo que posiblemente convierta en un tatuaje.

 Todo esto, fuera de la extraordinaria, valiente, fundamentada o encantadora exposición de ideas sobre la revolución, el capitalismo, socialismo, política internacional, saludos a personalidades claves, referencias a pueblos i presidentes, demanda de libertad para inocentes detenidos, pedir extradición de criminales, solicitar firmemente levantar el bloqueo a Cuba, acuso al Pentágono de ser un Estado dentro del Estado i el auténtico poder imperial; señaló al gobierno de Israel por genocida i defendió a Palestina haciendo referencia a las atrocidades en la Faja de Gaza, solicitó encarar con energía la salvación del planeta, el desarme mundial de bombas atómicas i demás artefactos, etc., etc., con las modulaciones o énfasis que sólo acuden a la inteligencia de un gran orador que, una cosa que no se atreverían ni en una junta de condominio hacer los opositores, emplazar al presidente a cumplir su palabra, o preguntarse si existen dos Obama; el que escuchamos en la ONU, o el que apoya el golpe militar en Honduras. Chávez ha despertado, no solamente al pueblo venezolano, sino a los pueblos de América i el mundo. Ha estremecido las viejas estructuras, como lo hizo Rubén Darío en poesía con Europa, o como lo hizo Simón Bolívar en el firmamento de la Libertad…¡i cómo lo está haciendo Chávez por la PAZ del mundo! Allí en la ONU, resonaron sus palabras i quedaron grabadas; ahora están impresas en letras de molde i en todos los instrumentos de informática i comunicación; pero más aún, EN EL CORAZÓN DE LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD. ¡Viva la Revolución, viva el Socialismo! ¡Viva la patria del Libertador Simón Bolívar!

robertojjm@hotmail.com







Esta nota ha sido leída aproximadamente 3170 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a87211.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO