Mensaje a los venezolanos constitucionalistas

Amigo, amiga, habitante de esta Venezuela, de toda la Republica, no sólo es Caracas, a la que pretenden reducirnos los sectores más radicalizados, en una franca segregación de la gran mayoría de los venezolanos. En primer lugar, considera no salirte de ninguna de las listas de correo en las que con y sin tu permiso (la mayoría de las veces) te han incluido. Por supuesto debemos aprender a filtrar los mensajes cargados de odio y que no cesan de llamar a lanzar el país por un abismo. A veces son tan repetitivos que no queda otra opción que bloquear el remitente. Evitemos los maniqueísmos (donde todo es blanco o negro). Pero sobre todo evitemos los llamados a la violencia, que vienen principalmente de sectores recalcitrantes de la oposición, cuyo único fin en la vida es salir de un Presidente. Por supuesto dentro de los que están con el proceso hay también sus apasionados, invítales a tomar las armas de la razón. Cuando recibas un email de estos ciudadanos y quieras responderlo hazlo con altura, sin reconcomio, con buen vocabulario y argumentos contundentes. Si lo prefieres envíale una copia de un artículo de los intelectuales críticos como Earle Herrera, Luis Brito, Pablo Antillano, Chela Vargas, Ramonet o los que nosotros te reenviemos. Puedes buscar en la páginas de www.nodo50.org/antiescualidos, www.rebelion.org, www.geocities.com/redbolivariana, (hay otras) allí recopilan muy buenos escritos. Copialos y envíaselos. O si eres religioso, metafísico, remíteles un salmo, una oración, un buen deseo. Ten en cuenta que en esas redes, que bajo el amparo de la opinión tienen cómo único fin violentar el régimen constitucional, hay mucha gente que no está de acuerdo con esas listas -menos con sus contenidos- y fue incluida como nosotros sin consultarnos. Allí hay gente con buena intención que necesita información. Personas confundidas y hasta alienadas por los bombardeos mediátocs. Ciudadanos de clase media, baja, alta, profesionales, estudiantes, gerentes y empleados, militares, religiosos y ateos. Habitantes del Cafetal, Altamira, La Vega, La Lagunita, Petare, Caricuao, San Antonio de Los Altos...

De seguro, has observado que sus líderes tienden a ser groseros, cínicos, a insultar, a meterse con la vida privada de los contrarios, a fabricar panfletos que llaman incluso hasta a matar. No hay que ser así. ¿No has analizado las llamadas telefónicas a los programas de opinión de las radios de oposición, y a las radios alternativas? A las primeras llaman los de oposición, con mensajes de odio, con una voz llena de cólera. A la segunda llaman personas amables, hasta de buen humor, invitando a la paz, al diálogo, reclamando sus derechos con educación. Igual pasa en los programas de televisión. Lo mismo ocurre con las cartas a la prensa escrita. Cuesta entender porque tanto odio, tanto racismo de parte de esos sectores anticonstitucionalistas.

Normalmente la estrategia de los conspiradores desatados es la descalificación y la satanización del adversario. Pero nada mejor para combatirlo que la verdad. Fíjate que dicen que los Círculos Bolivarianos (a los que ellos llaman con desprecio círculo del terror, de la violencia, chavecistas, turbas...) están armados y entrenados. ¿Crees que si hubieran estado armado el día 12 y 13 no hubieran usado sus armas? En esos días solo había anarquía. ¿Crees que no se hubieran defendido con disparos de la represión policial que hubo por todas partes? Pero eso no ocurrió. Allí están las imágenes. Las armas eran las consignas y la Constitución de 1999. La represión vino de la policía metropolitana, de Miranda, Baruta y Chacao. La violencia fue de conciudadanos antigobierno contra funcionarios públicos en Caracas, Táchira, Guárico, etc.

Es necesario que tengamos mucha calma. Eso es una virtud. Sus estrategias se caen con la misma velocidad que inventan otra. Ya casi no aupan (salvo los desesperados y desadaptados terroristas) el golpe porque los Estados Unidos les retiro el apoyo, como lo ha hecho toda la comunidad internacional. Ya abandonaron la idea del referéndum porque las encuestas no los favorecen. Ya se le cayó lo de la enmienda constitucional porque no tienen fuerza política, porque varios de ellos no quieren aplicársela a la AN -pues perderían sus cargos en una nueva elección legislativa- y porque los juristas les explicaron claramente que es anticonstitucional y no puede ser retroactiva. La vía de pedir la renuncia al poder ciudadano no les funcionará. En primer lugar porque es un ejercicio de contradicciones pues ellos, en el 2000 aportaron sus votos (menos Primero Justicia) para elegir ese poder ciudadano. En cuanto al CNE, que de verdad no funciona, también lo eligieron ellos, luego que el TSJ suspendió las elecciones de mayo del 2000 a petición de Elías Santana y Liliana Ortega (que al igual que sus pares cuando el TSJ los favorece chévere, sino el TSJ está arrodillado). Y por supuesto, el pueblo no aceptará tampoco un premeditado golpe institucional.

Así que poco a poco. Todos queremos que los golpistas sean enjuiciados, y nos da rabia que se estén escapando, que huyan hacia adelante que sigan conspirando, pero debemos apegarnos a nuestra Constitución y a las leyes y códigos donde se prevén los procedimientos para castigarlos. Allí está la gran diferencia de este gobierno y los otros del pasado y sobre todo de la dictadura de dos días de Carmona, Molina, Ortega, Primero Justicia, el Opus dei y los dueños de los medios: en un día eliminaron todo el ordenamiento jurídico y desconocieron las instituciones, atropellaron en vivo y directo los derechos humanos, censuraron la información, allanaron y saquearon Miraflores, VTV y los ministerios. Pero no caigamos en la discusión de sin son o no golpistas. Lo que está a la vista no necesita anteojos. Sería renunciar a la capacidad racional y a la lógica negar lo que toda la comunidad internacional repite en cada declaración. Hay que evitar discusiones sordas. Ya sabemos de su falsa defensa de la libertad de expresión e información que pisotearon y coletean, porque ellos si silencian las voces plurales (muchos escritores han sido censurados en El Universal y El Nacional). Pero ya las cuentas económicas empiezan a no cuadrarle. Los consumidores los castigan. Mientras los radicalizados reflexionan, y pueden pasar años, hablemos con ellos de fútbol, de béisbol, de concursos, del condominio, de las cosas de los vecinos, de rutinas inofensivas.

Ya has comprobado que con ese inédito golpe se les vino abajo el discurso del respeto a la constitución. Ellos nunca han querido esta carta magna. En 1998, lo demostraron a través del concurso de traiciones y deslealtades más escandaloso del puntofijismo. El cogollo de AD expulsó a su líder fundamental y candidato presidencial por miedo a Chávez, la cópula de COPEI irrespetó y humilló a su candidata independiente y contradictoriamente apoyó a un aspirante que hacía poco alejó del partido. ¿Crees tú que estos señores y señoras acostumbrados a las puñaladas traperas son de confiar? Lo que en realidad preocupa es que haya gente que repita su estribillo cual las ovejas al cerdo Napoleón de la Rebelión de la Granja de George Orwell's; que confunda la política con una guerra a muerte. Por eso no dejes de enviarles buenos mensajes para su salud mental. Te repito allí hay personas de buena voluntad.

Es cierto que siguen montado sobre el discurso de que no hay libertad (cierto, su líderes ejercen el libertinaje). Pero paciencia, poco a poco las aguas vuelven a sus cauce. Ya mejoran las relaciones con Estados Unidos, que ellos mismos contribuyeron a ensombrecer maliciosamente; la carta democrática de la OEA que querían aplicar a Chávez, se la aplicaron a ellos. Y seguirán montando cosas, lo del FIEM es otro montaje publicitario, lee las leyes y verás, y vendrán otros. Por eso va en picada la sintonía y la venta de medios escritos y audiovisuales. Por eso el Presidente de la Cámara de Radiodifusión denuncia que las emisoras alternativas y comunitarias son competencia desleal (la gente no está oyendo a esas radios, de allí que ladren).

Recuerda que para ellos nada que haga el gobierno es bueno, ni aún siendo bueno, ni aun propuesto por ellos. Mientras más se les da más piden. Pidieron la cabeza de Giordani, de Adina, de Rodríguez Chacín y siguen pidiendo. No les interesa que las cosas salgan bien. Eso no es su objetivo. Quieren todo para ello. Date cuenta que el nuevo programa económico, con el que tenemos reserva por su corte impositivo liberal, es el que ellos harían, pero no les gusta e irresponsablemente llaman a no pagar impuestos. Que criminal, con los impuestos se pagan los sueldos de los empleados públicos que hoy reclaman aumento; con los impuestos se pagan las universidades donde estudian muchos de sus hijos, con los impuestos se pagan a los contratistas del sector privado, se subsidia a los colegios religiosos y a las universidades privadas y muchas cosas... Pero ellos llaman a no pagarlo. Es otra estrategia, así como lo ha sido el sacar millones de dólares para causar caos en el tipo de cambio, para afectar a las reservas internacionales. Y lo lograron. Las reservas se tambalearon, gracias también al paro perverso de PDVSA que redujo la factura petrolera. Te fijas ¿Hay gran similitud entre el paro de PDVSA que hizo que no entraran divisas y ese llamado a no pagar impuestos? Con la diferencia de que ahora no pueden. Recuerda que la única forma de meter preso Alcapone fue por evasión de impuestos y ahora nuestro Código Tributario prevé cárcel para los evasores. La ley debe aplicarse y hay que exigir su aplicación. No olvides, evitemos la violencia, inclusive la verbal y escrita. Ellos la condenan, pero no practican su prédica. Está muy fresco lo que hicieron con embajada de Cuba, la amenaza de violar a la esposa del embajador, el asalto a la casona, los destrozos en la refinería de El Palito, el atentado contra el Vicepresidente en Valencia; la expresiones prosaicas y de incitación a la violencia y rebelión de conductores de televisión como Mingo, Orlando, Pacheco, Napoleón, Bocaranda, Caballero, Colombina -antes certera crítica de las desviaciones mediática, ahora su cómplice-... Los deseos de Patricia Poleo de que maten a la gente de los círculos bolivarianos, el panfleto que circuló donde dicen que mataran a los bolivarianos... El video loco de Poleo, con paramilitares encapuchados (porque solo los paramilitares y sicarios tienen como objetivo asesinar). El llamado por internet a armarse en las urbanizaciones, a disparar a las personas... Las palabrotas que escriben contra los funcionarios, la manera racista de referirse a las clases populares.

Pero tranquilos, una a una se les caen las tramas. Aseguraron un golpe el fin de semana, y ya ves que era puro terrorismo. Por eso no le sigas la corriente, no caigas en su juego perverso. Su gran rumor, fue un gran chisme. Sólo ellos se creen sus mentiras, sus encuestas y show. Si fallan como fracasó la carmonada y sus intentos, sencillamente se perdonan. Por eso, siguen en lo mismo, como las ovejas del cerdo Napoleón (el de la novela, aunque al final de la historia cerdos y humanos se trasmutan por la sed de poder). Por eso, edúcalos y remuérdales a diario que es mejor que sumen al progreso y a la paz del país.

No caigamos en sus provocaciones. Dejemos que se expresen. Si hay un evento, asistamos pero para intervenir con nuestra argumentada verdad, para desenmascararlos. Disuadamos a la gente de no caer en retos tendenciosos. Si van a un sitio a dar una conferencia que la den, y vayamos nosotros y participemos con inteligencia. Si quieren presentar sus obras repetitivas, sus conciertos llenos de odio deja que lo hagan. Total. Poco a poco se quedan sin público como Sábado Sensacional en el Poliedro, donde no llevaron mil personas para un escenario de 12 mil, como Soledad Bravo en el Teresa, con media sala que no fue a oírla sino a vociferar sus iras (Hasta pagan para hacer eso). En definitiva, tienen miedo a la confrontación intelectual. Por eso no van a las mesas de diálogo. Su arma es el micrófono, las cámaras, los titulares de prensa. Normalmente organizan eventos para provocar saboteos (organizados por ellos, como eso de darles franelas de los círculos bolivarianos a sus miembros para provocar violencia y acusar a aquellos, programarse en sitios que le sean adversos y así montar su espectáculo lastimero "pobrecito yo"). Su objetivo no es exponer ideas, es enfrentar a los ciudadanos entre sí para protagonizar un escándalo mediático y decir "vieron, que intolerantes son". Entonces no les sigas el juego, combátelos con argumentos en sus propios auditorios. No lo resistirán.

Pero cuidado.

Tengamos presente, que la desesperación que tienen porque las cosas no les están saliendo bien es peligrosa, porque pueden promover actos violentos. Ayer querían muertos y los provocaron. Hoy quieren caos, terror... No lo permitamos... Una vez una tal Helmeyer se dedicó a volar carros... No es extraño que los radicales de la oposición, que llaman a matar, estén en eso. Seamos rectos y sinceros. Vayamos a nuestros trabajos y cumplamos a cabalidad, sobre todo si estamos al servicio del público. No permitamos que las cúpulas sindicales tomen decisiones sin oírnos. Participemos. Denunciemos las irregularidades.

Vamos a desenmascararlos con sus propias acciones. Por ejemplo, su consigna preferida es llamar al luto. El 11 de abril supuestamente lamentaban los caídos "por la libertad", pero al día siguiente celebraban en Miraflores, en Fuerte Tiuna, en los programas de opinión, en lujosos restaurantes y ni siquiera declararon un minuto de silencio por los caídos. El 11 de mayo con la excusa del luto convocaron a una marcha que termino en un bonche en Altamira -allí no hubo fallecidos-. Qué manera de recordar a los difuntos. En los pueblos y en los barrios no es así. Luto es dolor y recogimiento. Esos muertos fueron un medio para lograr un fin. Y los muertos del 12 y 13 fueron trofeos de guerra de la dictadura. Ahora llaman a marchar con la Constitución y con fotos de Bolívar. Qué descaro. El 11 de abril de un plumazo arrasaron con la Bolivariana y le dieron una patada al cuadro de Simón que está en el Salón Ayacucho. Se dan cuenta cuantas incoherencias. Llaman a llevar la bandera venezolana, y en sus marchas llevan pabellones enormes de Estados Unidos, y piden perdón a Bush. Qué amor a los símbolos patrios.

Por eso, te llamamos a ir sin prisa pero sin pausa. Para no cometer errores. Denunciando, fiscalizando al Estado, limpiando la casa de corruptos. Ahora es más fácil, porque muchos que estaban dentro llenando sus bolsillos, como los miquelenistas, los masistas cogolléricos, los lamedas, rosendos, y muchos oficiales saltaron la talanquera pensando se iban a enchufar con el gobierno de facto.

Alerta popular entonces. Con paciencia, con altura, con la Constitución en la mano. Con orgullo de querer a esta República Bolivariana de Venezuela que nos estamos dando pulso a pulso, lágrima a lágrima, sonrisa a sonrisa, por lo que seguro nos va a quedar bonita y eterna.

Todo se está aclarando. Y no está demás que nos demos una vuelta por el interior del país, para que comprueben que el foco desestabilizador está en Caracas, y que es un irrespeto con la provincia, donde viven 18 millones de venezolanos, querer que su suerte dependa de una minoría capitalina. Además, con tranquilidad de los paisajes y con fresca bondad de nuestros coterráneos del interior del país nos desestresaremos un poco de esta maraña caraqueña.

Saludos a todos

Reinaldo Bolívar Profesor Universitario Columnista de Prensa



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4606 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando



Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Oposición