Respuesta a la posición de la FBT en la situación de la UNT:Sin razón y por la fuerza


En el día de ayer, martes 4 de abril, se publicó en el diario “Ultimas Noticias”, en la página 13, un remitido por parte de la Fuerza Bolivariana de los Trabajadores (FBT). Allí fijan posición ante la situación de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT). Respondo parte de las acusaciones que vienen haciendo conocer públicamente la FBT en contra de la corriente sindical que en la UNT encabeza Orlando Chirino y de la cual soy parte.

Las tergiversaciones que se hacen en lo escrito por la FBT está siendo conocido fuera del país y posiblemente, algunos compañeros pueden ser burlados o confundidos. Si fuera tan sólo por la opinión e información interna, no hubiera tenido la preocupación de responder porque creo que la mayoría de los trabajadores saben quienes son los que firman el remitido. Por cierto, los conocen, no porque los trabajadores y los directivos sindicales en estos últimos 3 años, esos voceros de la FBT los han visto haciéndoles sus sindicatos o acompañándolos en sus conflictos o asistiéndoles en sus reclamos en las Inspectorías del trabajo o ante el patrón.

Lamentable es tener que hacer esta respuesta, exactamente el día de que se cumple 3 años de la fundación de la UNT, la que considero es la mejor conquista que ha logrado alcanzar los trabajadores en este proceso revolucionario. Lo mejor hubiera sido celebrar el cumpleaños de la UNT, junto a los compañeros que firman el remitido de la FBT. Aclaro, esta es una respuesta individual que no compromete al conjunto de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C_CURA), que es como nos estamos identificando desde 18 de febrero de este año, dentro de la UNT.

He considerado pertinente adjuntar el documento que dio origen al remitido publicado ayer. Ese documento lo hizo circular la FBT a dirigentes y organizaciones sindicales, políticas y sociales de distintas partes del mundo, desde finales del mes pasado. El documento original nos suministra las caracterizaciones, - que pone negro sobre blanco -, el odio y el reconcomio político, que tiene él, o los que escribieron el documento/remitido en contra de los dirigentes que integramos a C-CURA. Sospecho que, sus actores intelectuales son José Ramón Rivero y/o Jacobo Torrez.

La decisión de enviar a centenares de personalidades y dirigentes del mundo, no sólo evidencia su métodos de chantajes, sino que también revela sus sentimientos de sañas y bajos instintos de querer desprestigiarnos a como de lugar. Debieran de saber, porque nos conocen, que no nos van doblegar ni destruir. Hace unas 3 semanas atrás, en la ciudad de Margarita, el diputado efebetista, José Ramón Rivero, en un plenario de la UNT- Nueva Esparta, había afirmado: “…Que ellos tenían la data de los asistentes al Foro Social Mundial (FSM), realizado a principios de años en Caracas y que la utilizaría para denunciarnos ante el mundo, sí hacíamos el Congreso de la UNT para la fecha del 30, 31 de marzo y 1º de abril...”

Observemos que en el documento que enviaron al exterior, en las caracterizaciones de las corrientes que hacen vida en la UNT, a las otras corrientes se les despacha e identifica en una sola línea, haciendo nada más referencia de dónde vienen o como se denominan, mientras que a nosotros se nos acusa desde oportunistas, ultraizquierdistas y antichavistas, utilizando 6 líneas para querer explicar sus fábulas e infamias.

Los grandes descubrimientos que está haciendo la FBT sobre la UNT

“…Que la Unión Nacional de Trabajadores, está en crisis desde hace más de dos años”. “..Que los únicos que toman en cuenta el principal sujeto histórico (los trabajadores)…”, es la FBT. “..Que desde hace un año, se desató una carrera por las elecciones”. “..Que hay dos corrientes (Marcela Máspero y Orlando Chirino), que han intentado hacerse del control y vocería de la UNT…”. Y, que hemos “…llegado a la maniobra espuria de hacer un Congreso, sin contar con la mayoría de las organizaciones, ni del consenso necesario para su correcta y democrática realización…”.

Lo que la FBT olvida

Sí, la UNT está en crisis y sus Coordinación Nacional no se reúne desde hace más de un año. Lo que debería saber, informar y responder la FBT, es ¿Por qué se origina esa crisis? ¿Quiénes son los Coordinadores que no asistieron más a sus reuniones?

Por denunciarse y combatir dentro de las reuniones de la Coordinación Nacional de la UNT, el descuento inconsulto de los 5 mil bolívares que hizo Franklin Rondón (Presidente de Fentrasep) a los empleados públicos, cuando se firmó el Contrato Marco y posteriormente se cambió de cargos a directivos de Fentrasep, entre ellos, al de finanzas, para tener control sin control del dinero que entraba a las finanzas de esa federación, Franklin Rondón y los Coordinadores que les acompañan, entre ellos Francisco Torrealba, dejaron de asistir a las reuniones. Semanas después, Oswaldo Vera (FBT), también dejó de asistir. Con mayor regularidad asistía y cumplía algunas tareas, el Coordinador Nacional, Eduardo Piñate (FBT).

Fue así como llegó a quedar la UNT sólo en las manos de Marcela Máspero, Orlando Chirino, Rubén Linares, Stalin Pérez Borges y de alguna manera, de Eduardo Piñate. Nadie tuvo planes de “adueñarse” de la UNT. Posteriormente la crisis tuvo otras expresiones metodológicas y políticas. Un sector de la FBT a los que alguien calificó de “cúpula podrida” (Oswaldo Vera, Jacobo Torres, Rafael Chacón, Néstor Ovalles y Rodolfo Ascanio) quienes se reunían algunas veces por semanas, pretendían pasar sus líneas y directrices a la UNT. Pero, como ni Orlando Chirino ni Marcela Máspero (pertenecientes también de la FBT), se prestaron para cumplir esas tareas, estos fueron satanizados, execrados y al final expulsados de la “democrática y unitaria FBT”.

Mientras la construcción de la UNT recaía en cuatro o cinco Coordinadores, ¿qué hacía la cúpula de la FBT?. Oswaldo Vera, cumplía su “grandes tareas de diputado”, por lo cual fue reelecto. No obstante que, estamos por averiguar en qué plenaria y discusión o proyecto de Ley en la Asamblea Nacional ha intervenido; Jacobo Torres, pasó del Ministerio del Trabajo a Miraflores y de allí a Cancillería y al FSM, suponemos que cumple con las tareas que se les encarga (reconozco que ha sido útil en diligencias con algunos compañeros); Rafael Chacón representó al Ministerio de Educación (patrón) durante la discusión de la Convención Colectiva.

Algunos pocos de los que firman el remitido, estuvieron en sus estados ayudando a construir la UNT regionales, y muchos otros en el ejercicio de sus derechos y en la libre militancia política, se dedicaron en hacer campañas por gobernadores, alcaldes y en hacer “méritos” para ser postulados a diputados. Pero, cuando ellos (FBT) se dedicaban en hacer usos de sus predilecciones (militancia política o funciones públicas), derecho que no se puede cuestionar- y, en algunos que otros momentos le dedicaba poco tiempo a opinar en lo sindical, había cuatro o cinco Coordinadores Nacionales que construían a la UNT.

Sin embargo, los pocos que se dedicaban a construir a la UNT no podían tener capacidad física de darle respuesta a todo los problemas que vivían y viven los trabajadores y trabajadoras. En medio de esa realidad, a finales del año pasado (1º de octubre, mediado de noviembre y diciembre), algunas coordinaciones regionales, preocupados por la situación de falta de respuesta, se autoconvocaron a asambleas, asistiendo 815 dirigentes a una de ellas, en donde después de explicarse sobre la situación interna, se decidió por mayoría absoluta, convocar el II Congreso de la UNT para el 30, 31 de marzo y 1º de abril del 2006, acordándose que fuera en ese magno evento, en donde se decidiera la fecha para las elecciones por las bases de la UNT.

Del resultado de esas asambleas se les informó a todos los Coordinadores Nacionales que habían dejado de asistir a la sede y a las reuniones de la central. Se les hizo un llamado para que se reincorporaran a las reuniones, para que se integraran en las comisiones (organización del Congreso, afiliación, estatutos y realización de los zonales como eventos pre-congreso). Como ya había pasado anteriormente, se comprometieron en participar, aún cuando hicieron algunos señalamientos, pero después no asistieron a las reuniones de las comisiones. Tan sólo se han mostrado partidario de llegar acuerdo entre las cúpulas de las corrientes y en posponer la fecha acordada de marzo/abril para finales de mayo, importándole poco, el esfuerzo y los compromisos de las asambleas realizadas a finales del año pasado.

Entonces, ¿Quiénes son los qué toman en cuenta el principal sujeto histórico? ¿Quiénes son los consecuentes con ese postulado? ¿La FBT, que desde la asamblea del 1º de octubre ha estado amenazando con impugnaciones al Congreso? O, ¿los que cumplimos con el mandato de las bases y nos reunimos el 30 de marzo para explicar la situación en la que estamos, al no presentarse al Congreso las otras corrientes que existen en la UNT? ¿Por qué la FBT y las otras corrientes están sólo de acuerdo de reuniones entre corrientes y, no convocaron y fueron a la fecha de la apertura del Congreso para explicar sus argumentos, para que con la presencia de los trabajadores decidiéramos la fecha definitiva del Congreso?

Nosotros fuimos a la apertura del Congreso y propusimos a casi mil delegados asistentes a que se aceptara la fecha propuesta por la FBT y las otras corrientes de hacer el Congreso en mayo y que allí se decidiera la fecha de las elecciones de la UNT. Estamos esperando reunirnos con las otras corrientes para restituir el funcionamiento de la UNT y para ponernos de acuerdo para la convocatoria para el Congreso. A nadie se ha sacado de la Coordinación de la UNT y lo estamos llamando a fortalecerla. ¿Eso es “intentar hacerse del control y de la vocería de la UNT”? Sin embargo, tengo la sospecha que ahora dirán, vamos al Congreso si firmamos un acuerdo que establezca desde ya que las elecciones son el año que viene. Si eso fuera así, ¿quiénes son los que usan “maniobras espurias”?
Lejos de esas maniobras, nuestro sector que sigue creyendo en la unidad de la UNT, va a ratificar su decisión de avanzar a un congreso unitario y luego a elecciones, derechos de los trabajadores de nuestra central que los dirigentes debemos respetar.

El fondo del problema es que la FBT y las otras corrientes no quieren las elecciones para este año porque tienen miedo de contarse. Las excusas de dedicarnos a los 10 millones de votos es un argumento barato. Con las elecciones este año y metiéndonos en los conflictos es como podemos conseguir más votos para la reelección de Chávez. La FBT lo que quiere es tiempo, porque creen que utilizando sus “diputados” recorriendo las regiones y usando buenos oficios en “las instituciones” (por eso quieren demostrar que son los más gobierneros), más el triunfo de Chávez, ellos lograrían ganar a los sindicatos y sus bases. Cálculos que ocultan, un desprecio absoluto por la conciencia, la moral y la confianza de los trabajadores.

Dejo a la consideración y al análisis de quienes lean esta respuesta, el último párrafo del remitido público y el último párrafo del documento original de la FBT: “Insistimos en realizar un congreso con garantía plena a la participación de los trabajadores, y en sintonía con los acuerdos con las demás centrales en el país, de allí que permanentemente propusiéramos celebrar el congreso en el mes de mayo y así honrar el compromiso de propiciar un congreso realmente democrático y participativo que potenciara nuestro papel en la próxima conferencia de la OIT, llevando a esta importante conferencia, una posición unitaria y de consenso de todas las corrientes y organizaciones, que hemos abogado por un sindicalismo diferente en nuestro país” (remitido público).

¿A qué acuerdo con las otras centrales se refieren? Entonces, ¿la propuesta de posponer el congreso para mayo no es porque hay que afiliar a más sindicatos sino por que eso potencia nuestra participación en la OIT?

En el documento original, después de decir en el penúltimo párrafo que la FBT “…desconoce la vocería que tanto Orlando Chirino como Marcela Máspero han usurpado en nombre de toda la central…”. En el último párrafo declaran: “lamentamos profundamente la terquedad y ceguera, con la que en nombre de factores minoritarios, le hacen daño a la unidad de los trabajadores y a la necesaria preparación para enfrentar los combates que se avecinan, actitudes como estas, ponen en evidencia las desmedidas ambiciones de estos pequeños grupos, que ponen por delante sus minúsculos intereses dejando atrás a los trabajadores, al proceso revolucionario y al pueblo”

¿No se han ganado Orlando Chirino y Marcela Máspero el derecho a expresarse, o a ser “vocería” de la UNT? ¿Quiénes hoy representan desmedidas ambiciones de pequeños grupos? Para finalizar, ratificamos y aquí si hablo en nombre de la corriente, que tenemos derecho de hablar en nombre de la UNT todos aquellos dirigentes y trabajadores que trabajan para que la UNT crezca y se fortalezca para convertirla en un gran movimiento de masas que impulse el proceso revolucionario venezolano y latinoamericano. Hemos publicado un documento/revista donde nos expresamos y nos pueden leer lo que decimos de la situación nacional, de la UNT que creemos necesitan los trabajadores y del Plan de acción que hay levantar ahora.

Fortalecer la UNT para profundizar el proceso

Nosotros somos un sector que desde el primer día apoyo e impulso el proceso revolucionario. Hemos estado en cada una de las batallas contra el imperialismo y los escuálidos. Y así lo vamos a seguir haciendo. Se nos acusa de considerar que “el papel de Hugo Chávez esta agotado”. Sería bueno que antes de escribir semejante definición hubieran pasado por la asamblea nacional de la UNT el 30 de marzo o leyeran sus resoluciones que son públicas, ya que hemos votado ratificar el llamado a votar por la reelección del presidente, y a poner todas nuestras fuerzas para que los trabajadores se sumen a esta batalla política contra la oposición y el imperialismo.
Definimos esta posición con toda firmeza y convicción, mas no implica aceptar servilmente cada una de las políticas del gobierno, porque nuestra primera responsabilidad es defender los derechos de los trabajadores. Y por dar dos ejemplos, si hay alcaldes o gobernadores que hacen decretos de reestructuración que atentan contra los derechos laborales, ahí vamos a estar defendiendo a nuestros compañeros. Y si la Guardia Nacional reprime a mujeres petroleras también vamos a estar en su apoyo ¿no tendrían que hacer lo mismo los integrantes de la FBT en lugar de acusarnos de confrontar con el gobierno?

Dejamos para el final una supuesta acusación. Nos dicen que “aspiramos a convertir la central en un frente revolucionario”. Sin duda aspiramos a que la UNT sea un bastión fundamental del proceso revolucionario. Que otra cosa sino necesitan los trabajadores y todos quienes queremos defender y profundizar el proceso. Vivimos amenazados por la oposición escuálida y el imperialismo. Vivimos atacados en nuestros derechos por los patronos. Por supuesto que esperamos que la UNT avance a ser más sólidamente revolucionaria, mas extendida, combativa y democrática, y para eso ponemos todo nuestro esfuerzo. Solo así podremos responder al desafío que la clase obrera tiene en este momento histórico, y solo así podremos junto a los campesinos, y a todos los sectores populares poner toda nuestra fuerza, en forma unitaria, al servicio de avanzar al socialismo y a un país con mayor poder para los trabajadores y el pueblo

Stalin Pérez Borges. Coordinador Nacional de la UNT. Caracas 5 de abril 2006

Nota. Documento adjunto hecho por la FBT.

A LOS HERMANOS Y HERMANAS
DE VENEZUELA Y EL MUNDO

Como debe ser de su conocimiento, esta anunciado para los días 30, 31 de marzo y 1° de abril un supuesto Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela.
Como también debe ser de su conocimiento, en la organización sindical existen reconocidas por lo menos seis corrientes que expresan distintas opiniones y puntos de vista, sobre la política, el sindicalismo, la organización y los métodos de construir el sindicalismo.
Estas son:

Democratacristiana: Dirigida por Marcela Máspero

C-Cura, ultraizquierda: Corriente dirigida por Orlando Chirino, vienen manejando la estrategia de usar los niveles de vocería de la UNT, para plantear sus tesis de confrontación con el gobierno nacional. Algunos de sus integrantes asumen que el papel de Hugo Chávez ya se agotó y que se ha convertido en un obstáculo para la revolución. Aspiran convertir a la Central en un Frente Revolucionario para disputarse el poder político de la revolución.

Alfredo Maneiro: Dirigida por Ramón Machuca y Franklin Rondón.

Autonomía Sindical: Es el brazo sindical de Patria Para Todos.

Fuerza Bolivariana de Trabajadores: corriente que encarna la organización, que en este período reciente, enfrentó a la CTV.

Quizás el punto que nos agrupa en la central estriba en la identificación, por lo menos de palabra, con la revolución bolivariana y con la necesidad de levantar una referencia distinta en el seno de los trabajadores.
Pero las coincidencias culminan ahí. Cada una esta propugnando por imponer su visión del proceso y de la Central, que de común acuerdo fundamos el 5 de abril del año 2003.

Para nadie es un secreto que la Unión Nacional de Trabajadores, está en crisis desde hace más de dos años. En ese lapso, su Coordinación Nacional no ha tenido una reunión formal, como corresponde a una instancia democrática, plural y solidaria.

Cada uno de los sectores, con la excepción de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, ha utilizado las siglas UNT para levantar su propia propuesta política, sin tomar en cuenta al principal sujeto histórico de la Central: los trabajadores.

Por un lado, corrientes economicistas han tratado de convertir a la Unión, simplemente en una secretaría de contratación y conflicto o en agencias de empleo y negociado.

Por el otro, factores políticos que levantan una propuesta alternativa al poder y pretenden utilizar la central como trampolín para estructurar un supuesto plan revolucionario, que sustituya eventualmente al Comandante Chávez en el poder.

Otra más, que acusando las viejas prácticas del viejo sindicalismo, utilizan algunos puestos de gobierno para consolidar sus posiciones haciendo concesiones a factores de poder con tal de afianzar su influencia entre los trabajadores.
Hace más o menos un año, se desató una carrera por las elecciones sindicales, donde estas corrientes se dedicaron a la descalificación de unos a otros, dando un triste espectáculo de cara a los trabajadores y la opinión pública.

En la medida en que ha arreciado esta situación, dos corrientes ha intentado hacerse del control y la vocería de la UNT, llegando a la maniobra espuria, de hacer una convocatoria de Congreso, sin contar con la mayoría de las organizaciones, ni del consenso necesario para su correcta y democrática realización.

Hasta ahora, nuestra organización, la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, hemos guardado silencio, en aras de lograr los consensos necesarios, para garantizar una Unión Nacional de Trabajadores, que este a la altura de los trabajadores y del momento tan trascendental que vive la patria.

Sin embargo, el giro que están tomando los acontecimientos nos obliga, en nombre de la seriedad de nuestros actos y por la palabra que empeñamos desde nuestro nacimiento, a pronunciarnos:

1.- Al esfuerzo de fundación de la Unión Nacional de Trabajadores se han sumado organizaciones confederadas o no, las cuales coinciden en desconocer a la CTV, por no ser representativa de los trabajadores y por utilizar a las organizaciones de los trabajadores, como factores de oposición partidista al gobierno revolucionario, configurando una alianza contra natura al lado del patrono privado (FEDECAMARAS), que ha llegado a los extremos de fraguar una conspiración fascista-imperialista, que hoy tiene su continuidad en el frustrado paro nacional de transporte, anunciado entusiastamente por la Secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice.

Sin embargo, y es parte de la crisis que atravesamos y pese a este esfuerzo unitario, aun nos hallamos sin un programa y una instancia que exprese en términos clasistas y democráticos a los trabajadores, la UNT se halla lejos de serlo, si entendemos como UNT claro esta a la expresión extendida, masiva, plural y poderosa de todo el mundo laboral venezolano. El modelo sindical participativo, autónomo y democrático a que todos aspiramos, no termina por configurarse, por ello es pertinente convocarnos a un congreso de trabajadores; revolucionario, democrático, legítimo y plural desde los sindicatos de base, pasando por las federaciones y centrales que creen verdaderamente en un movimiento sindical auténticamente clasista, democrático y revolucionario. En donde el trabajador sea el sujeto protagónico verdadero en la construcción de la nueva sociedad, en el que impere una nueva ética en la práctica sindical, cruzada por valores como la honestidad y el respeto, donde la solidaridad sea arma efectiva contra el individualismo neoliberal y la exclusión globalizadora y la democracia sindical garantice una acción eficiente, en las tareas que sea ha planteado el movimiento de los trabajadores en la etapa actual.

2.- La ruta hacia el congreso de la UNT debe contener esta voluntad en principio, pero, igualmente debe estar acompañado de un extendido proceso de afiliación por la base, que asegure una masiva participación tanto en el congreso como en las futuras elecciones, es decir, debe definirse un padrón electoral fuerte, ha de seleccionarse una comisión electoral de consenso, que exprese a todas las corrientes que hacen vida en la central, (UNT) y por supuesto, deben definirse claramente las reglas del juego electoral, aprobando un reglamento electoral interno, que exprese el consentimiento de todas las partes y que se halle en sintonía con los avances que en materia electoral sindical, en los últimos años. Debemos pues, avanzar hacia un poderoso congreso que estremezca las bases del movimiento sindical venezolano, que haga temblar a la patronal, que nos funda en alianza estratégica con otros sectores como el campesino, el juvenil, las mujeres entre otros, en fin que refunde a la UNT como instrumento de lucha de la clase trabajadora.

3.- Es necesario describir un trayecto hacia un congreso que ratifique nuestra concepción de una central, que en la etapa actual de la revolución bolivariana, actué como herramienta para la organización y movilización del pueblo venezolano en la construcción del Socialismo.

4.- Insistimos en una UNT; Democrática, Participativa, Masiva, Formativa, Movilizadora y Revolucionaria. Que no se halle signada por visiones de ghetto o secta, que no sea aparato al servicio de planes personales, que no sea secuestrada por los grupos dedicados a los negociados y corrupciones, pero, principalmente que no derive en arma política de la contrarrevolución interna y externa (que es una sola), guiada por distorsiones de izquierda o de derecha.

5.- Es indispensable garantizar para garantizar un Congreso exitoso y contundente:
• Procesar y darle respuesta a la inmensa cantidad de solicitudes de afiliación que reposan en las oficinas de la UNT.
• Es justo abrir un período de afiliación a los sindicatos que desean unirse a nuevo movimiento sindical.
• Es necesario establecer con propiedad los delegados con derecho a voz y voto.
• Es imprescindible diseñar la efectiva participación de los sindicatos de base, no debemos repetir viejos esquemas para la toma de decisiones que impidieron la democracia sindical.
• Es correcto promover la discusión de los temas a considerar en el 2ª Congreso en todos los sindicatos, de manera que sus deliberaciones cuenten con la opinión de las bases sindicales.
• La realización del congreso de los trabajadores de la UNT no puede ser un hecho encerrado en si mismo, debe ser una referencia para todos los trabajadores, una tribuna de lucha, un espacio para la construcción de la conciencia revolucionaria

6.- Este congreso ha de plantearse entre otros temas:
• La dotación de una dirección sindical democrática, clasista y revolucionaria que conduzca las luchas de los trabajadores por la superación del capitalismo y no que las ahogue, facilitando con criterio de amplitud el proceso de reunificación del movimiento obrero nacional.
• La construcción de una organización sindical democrática, clasista y revolucionaria herramienta formidable para la construcción del Socialismo en el siglo XXI.
• La promulgación de un manifiesto contra la conspiración y agresión fascista-imperialista interna y externa. Fijando posición en defensa de la Democracia Participativa y los derechos de los trabajadores.
• Diseñar una agenda social alternativa que le dispute la vocería a la burocracia sindical golpista. Que abarque asuntos como los de; salario mínimo, plan nacional de empleo, seguridad social, la economía informal, la mujer y el trabajo, condiciones de higiene y seguridad en el trabajo, entre otros

7.- Como es del conocimiento público, la situación política en Venezuela, cada día se torna más delicada, toda vez que el imperialismo estadounidense se ha propuesto como objetivo, el derrocamiento del gobierno que legítimamente, se dio el pueblo venezolano. Para ellos, declarado insistentemente por los voceros más importantes de la administración Bush, Condoleezza Rice, John Negroponte, Donald Rumsfeld, Dick Cheney, buscan crear una situación de conflicto y aislamiento a la Revolución Bolivariana con la posibilidad de una intervención directa a nuestro país. Por lo que hemos entendido, que tenemos el reto prioritario de los trabajadores, es la defensa de la revolución, del proceso democrático y la no intervención.

Por estas razones y sin dejar de lado la indiscutible importancia de organizar el 2º Congreso de la UNT, proponemos a los sectores sindicales que activan en la Central, considerar los lapsos, resolver las deficiencias y trabajar juntos, porque el Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores sea un evento para la organización y la lucha revolucionaria de todos los trabajadores venezolanos.

En tal sentido, la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, agotó todos los esfuerzos para lograr el objetivo de la unidad de la Central.

El pasado lunes 20 de marzo se realizó una reunión donde participaron todas las corrientes, en ella se analizó la propuesta hecha por la FBT, en el sentido de que se realizara una jornada entre todas las organizaciones hacia el Congreso, iniciándose con la marcha del 1° de mayo hasta la realización del evento a finales de ese mes y postergando el tema electoral para el año 2007. A esta reunión asistieron todas las corrientes, quedando para el miércoles 22 la segunda reunión, con la ausencia de Marcela Máspero, quien desde el primer momento se oponía a cualquier tipo de acuerdo. Con el sector expresado por Orlando Chirino se llegó al acuerdo de trabajar para unificar las corrientes y veía como viable la propuesta realizada por la FBT, quedando para el sábado 25 de marzo, la reunión donde se cerrarían los acuerdos definitivos entre todas las partes, convirtiendo el acto del próximo fin de semana en una acto unitario para llamar a Congreso, con lo previamente discutido, esforzándose todas las partes en un bien convocado evento para el 1° de mayo, como inicio de la movilización al Congreso de la UNT a finales de mes. A esta reunión, ni Orlando Chirino ni Marcela Máspero asistieron.
y hoy nuevamente, echando por la borda la cantidad de reuniones realizadas salen, descalificando a los demás sectores, convocando su espurio congreso echando por tierra también la palabra empeñada por todos para llegar a un evento unitario y de verdad representativo de los trabajadores.

Con lo antes expuesto, en nombre de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores y de los trabajadores que dignamente representamos en nuestros sindicatos, federaciones y estados:
Rechazamos rotunda y categóricamente la maniobra que estos sectores minoritarios, pretenden perpetrar contra los trabajadores, al convocar unilateralmente el Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores.
Desconocemos cualquier resultado o decisión emanados de este cónclave, que lo que hace en definitiva es preparar el escenario para la división de la central, por oscuros interés partidarios y grupales.
Hacemos responsables de la inevitable fractura de la UNT a los promotores de un congreso, que deja por fuera a las principales organizaciones sindicales del país y de haber engañado en su buena fe a las centrales y organizaciones sindicales hermanas del mundo, al anunciar un evento, que violenta la democracia sindical y la participación de la gran mayoría de los trabajadores.
Siempre insistimos en realizar este congreso en el mes de mayo, para garantizar el respeto a la participación de los trabajadores, y de cara a los acuerdos alcanzados con las demás centrales en el país, pues teniendo claro nuestro papel en la próxima conferencia de la OIT intentamos llegar a un acuerdo razonable a lo interno de la UNT y con el resto de organizaciones venezolanas para llevar a esta importante conferencia, una posición unitaria y de consenso de todas las corrientes y organizaciones, que hemos abogado por un sindicalismo diferente en nuestro país.
La Fuerza Bolivariana de Trabajadores que cuenta con varios miembros en la Coordinación Nacional, desconoce la vocería que tanto Orlando Chirino como Marcela Máspero han usurpado en nombre de toda la central, siendo apenas un pequeña parte de su dirección.

Por último, lamentamos profundamente la terquedad y ceguera, con la que en nombre de factores minoritarios, le hacen daño a la unidad de los trabajadores y a la necesaria preparación para enfrentar los combates que se avecinan, actitudes como estas, ponen en evidencia las desmedidas ambiciones de estos pequeños grupos, que ponen por delante sus minúsculos intereses dejando atrás a los trabajadores, al proceso revolucionario y al pueblo.
Por la dirección de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores
Los Directivos Nacionales de la Unión Nacional de Trabajadores




Nombre del Dirigente Cargos
José Mora José Arias Miembro de la Coordinación Nacional de la UNT (verificar)
Presidente de SINUTRAPETROL (Sindicato nacional Petrolero)
José Mora Siguaraya Miembro de la Coordinación Nacional de la UNT, Diputado a la Asamblea Nacional y Sec. General de FETRATEL (Telecomunicaciones)
José Gil
Miembro de la Coordinación Nacional de la UNT, Diputado a la Asamblea Nacional y Directivo Sintralcasa (Metalúrgico).
Eduardo Piñate Coordinación Nacional de la UNT Presidente SINAFUM Miembro de la (Docentes)
Oswaldo Vera Miembro de la Coordinación Nacional de la UNT y Diputado a La Asamblea Nacional.
Octavio Solórzano Presidente FENASIRTRASALUD (Sector Salud)
Rómulo Sánchez Presidente FEDNATC (sector construcción)
Julio Vargas Directivo Nacional FENTRASEP y Presidente de SUNET nos se qué
Leonardo Caraballo Presidente ATAUSIVO
José Ramón Rivero Diputado a la Asamblea Nacional y Directivo STRALUM (Metalúrgico).
Angel Marcano Diputado a la Asamblea Nacional y Directivo Sintralcasa (Metalúrgico).
Máxima Cumana Diputada a la Asamblea Nacional y dirigente docente
Jacobo Torres de León Dirección Internacional de la FBT


Jacobo, Mete a todos los demás en este formato, haciendo énfasis en los cargos sindicales si los hubiera

Marzo 2006
¡CON LA RAZON Y LA FUERZA!
¡VENCEREMOS!









Esta nota ha sido leída aproximadamente 3580 veces.



Stalin Pérez Borges/ Prensa UNT


Visite el perfil de Stalin Pérez Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: