El caso Luis Velásquez forma parte de la lucha por el Control Obrero y contra la Corrupción y es por la correcta aplicación de las 3R2 y no una lucha electorera gobierno-oposición como pretenden hacerlo ver pumalacas y derechistas.

El PSUV-BOLIVAR no debe incurrir en solidaridades automáticas

Por fin los órganos de administración de justicia penal, empezaron, muy tímidamente, a tomar cartas en el asunto a raíz de la detención de Luis Salvador Velásquez, quien era jefe de comercialización de SIDOR y a la vez coordinador de las juntas de administración de transición de las empresas Iron Minning y la recién nacionalizada BRIQ-VEN (Antigua MATESI, que tanto lucha dio estatizarla), es decir estamos hablando de un hombre de extrema confianza de la cúpula de la burocracia sindical (El Canciller Nicolás Maduro, por MIBAM el “Chino” Khan, la Ministra del Trabajo María Cristina Iglesias, los sindicaleros locales de Guayana encabezados por José Ramón Rivero y Ángel Marcano y a titulo de aliado estratégico el Gobernador Francisco Rangel Gómez), y para nadie es un secreto que este personaje gozaba de la extrema confianza del gobernador del Estado Bolívar, inclusive su hijo es alto pana de este personaje hoy detenido preventivamente, ya que ambos son contemporáneos (31 años). Luis Velásquez era un “poder por arriba del poder” en SIDOR y en todas sus actividades siempre contaba con el apoyo político del Gobernador Francisco Rangel Gómez, es por ello que los compañeros del Frente Revolucionario de Trabajadores Sidoristas (FRTS), acusan a Rangel Gómez de estar involucrado en el asunto, razón por la cual en contra de los compañeros se cierne una series de peligrosas y serias amenazas.  

Luis Velásquez tenía tanto poder que es el autor maquiavélico de tener criminalizado a varios dirigentes obreros y a la directiva sindicales de la izquierda radical y UNETE como en Iron Minning, MATESI, SIDETUR y por supuesto SIDOR, precisamente, por luchar por el rescate de estas empresas para el estado, impulsar el verdadero control obrero y por denunciar la corrupción, por el y otros cometidos.

EL CASO ES UN CASO DE PROFUNDIZACION DEL PROCESO REVOLUCIONARIOS (3R2) Y NO UNA LUCHA ELECTORERA GOBIERNO-OPOSICION.

La burocracia stalisnista que controla el partido en el Estado Bolívar, ha incurrido indebida e incorrectamente, en lo que tanto criticamos a los adecos y copeyanos en su época, con sus compañeros de partido cuando eran investigados, en la solidaridad automática, y como forma de minimizar el caso le ha dado una connotación electorera, adelantando erróneamente el ambiente electoral, cuestión que beneficia y fortalece, sobretodo en Guayana, a la derecha y específicamente a Andrés Velásquez, como forma de minimizar el hecho, le han dado una connotación electorera; que el caso Luis Velásquez, es para desprestigiar a Francisco Rangel Gómez, en su labor como gobernador y otras nimiedades mas.

En esta electorización del caso Luis Velásquez, se dan la mano pumalacas y derechistas, ya que el trasfondo de todo es asesinar al control obrero y de este son tan enemigo la derecha imperialista (Fedecamara Puerto Ordaz, AD-COPEI y Sindicatos AD-Causa R), que tiene negocio de vieja data con los contratos de obras, los contratos de provisiona así como las concesiones de obras y de servicio y los cupos del aluminio y del acero y del oro (Venta de materia prima y algunos semi-elaborados al imperio Atlántico, es decir, la dependencia), a empresas transnacionales, que es precisamente lo que viene a destruir el control obrero al desarrollar aguas abajo o industrializar nuestras industria pesadas, como los pumalacas, quienes también son enemigos acérrimos del control obrero, por ser los nuevos ricos que han venido “creciendo” en estas malas mañas del puntofijismo en la CVG, como es eso de parasitar y enriquecerse a la sombra de papa estado expresado en la CVG hoy MIBAM. 

El caso Luis Velásquez, es un caso de profundización del proceso revolucionario, es la correcta aplicación de las 3R2, tan olvidadas por la derecha endógena, es la lucha en contra de la corrupción que es uno de los enemigos, conjuntamente con el burocratismo y el reformismo del control obrero o mejor dicho del proceso de autogestión empresarial el nuevo modo de producción de la revolución bolivariana que en una alianza antinatura la derecha endógena y la derecha exógena o imperialista, quieren apuñalear, quieren que no nazcan, la quieren abortar.

QUÉ SE PROPONE 

Darles un voto de confianza a los organismos de la administración de justicia penal Venezolana quienes por fin empezaron una investigación denunciada hace rato a fin de que las indagaciones se hagan sin presiones indebidas (La solidaridad automática de la burocracia del PSUV, es un tipo de presión), hasta las últimas consecuencias del caso de Luis Velásquez, así como los casos de sicariato sindical a dirigentes clasistas o tan solos críticos o rebeldes en Guayana, que ya van más de 100.

Declarar a Guayana en Emergencia y que se nombren Fiscales Nacionales en la zona para que tramiten e investiguen los casos de sicariatos, corrupción, saboteos a la producción y que en dicha investigación se incluyan a organismos del estado que han sido cómplices con este estado de cosas.

El PSUV y/o el Polo Patriótico, en Guayana deben llamar a una discusión, entre camaradas que estamos con el proceso, para dilucidar el caso de las empresas básicas, el control obrero, el plan Guayana Socialista.


franciscosierracorrales@yahoo.com.ar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5996 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social