Ministro Ricardo Menéndez: Guayana y las empresas básicas están al sur de Venezuela

Ministro Ricardo Menéndez, en Guayana está enclavado el mayor parque industrial productor de materias primas del país y hasta ahora usted no ha visto la importancia estratégica de venir a enterarse en el sitio de los acontecimientos, de los cambios necesarios para comenzar a torcer la lógica capitalista de estas empresas y abrir las posibilidades de inducirlas al socialismo. Su nombramiento fue tomado por muchos de esperanzador, pero en el transcurrir del tiempo la decepción a comenzado a minar las esperanzas de que se impulsara el Plan Guayana Socialista y la orientación de transformar la materia prima en Venezuela.

En la actualidad los trabajadores-presidentes de las empresas, nombrados por el comandante Hugo Chávez, los dejaron sin recursos económicos para solventar los problemas operativos y deudas laborales; quienes ahora están sometidos a un ataque constante de las transnacionales por los cupos de aluminio y por los sindicaleros que aprovechan la coyuntura para chantajear a sus anchas con la necesidad de los trabajadores; para colmo el ambiente electoral para el 7 de octubre que calienta el debate y las contradicciones de los que sostenemos que estas empresas son necesarias para el desarrollo integral de Venezuela, nos negamos a creer que solo haya prioridad para nuevas empresas en cualquier parte del país y que en Bolívar se evade la tarea principalísima de asumir responsabilidades con las empresas básicas. Nos anima el reclamo revolucionario con el Plan Guayana Socialista, pero parece que el único comprometido con los trabajadores es Hugo Chávez. ¿Qué pasa con los ministros Jorge Giordani, María Cristina Iglesias y Ricardo Menéndez, como encargados de viabilizar el CONTROL OBRERO para la toma de decisiones por parte de los trabajadores en las decisiones transcendentales de las empresas?

El silencio de los ministros antes mencionados es sepulcral y cómplice en desobediencia a la tarea encomendada por hacer. No se consigue eco en ningún otro como, es el caso del ministro de Energía, Rafael Ramírez  a quien el comandante Hugo Chávez le solicitó en cadena de medios que acompañara a Menéndez para reimpulsar el Plan Guayana Socialista y hasta ahora se ha hecho el sordo. Nos preguntamos: ¿Será que los ministros están convencidos en asfixiar las empresas básicas y lograr con ello el colapso de las tareas de transición al Socialismo? Si de eso están convencidos, asuman y vengan a Guayana y nos explican esa formula mágica que resolverá la dinámica que vivimos día a día. Es muy fácil ver en informes diarios en el escritorio de Caracas y las noticias sobre las empresas básicas sobre resultados y balances de utilidades y perdidas que estos procesos arrojan.

Rogamos a Dios por la recuperación de la salud del comandante Hugo Chávez y su pronto regreso a sus actividades de Presidente de la Republica, pues en definitiva es el único que manifiesta que se restea con los trabajadores y cree en el Plan Guayana Socialista. Es necesario ahora mas que nunca que los trabajadores tengamos poder para gobernar y hacer la revolución verdadera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3838 veces.



Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad