Honduras: Obama debe facilitar incondicionalmente la base de Palmerola a Zelaya

HONDURAS. EL GOBIERNO DE OBAMA DEBE FACILITAR LA BASE DE PALMEROLA AL PRESIDENTE ZELAYA PARA QUE DESDE ESTE TERRITORIO HONDUREÑO EJERZA SEGURA Y EFECTIVAMENTE SU GOBIERNO LEGITIMAMENTE CONSTITUIDO.

Si el gobierno de Obama quiere demostrar su repudio real al golpe de estado en Honduras debe poner a disposición incondicional del presidente Manuel Zelaya la base de Palmerola, con todas las facilidades, equipos y personal militar necesarios para su seguridad, todo bajo mando directo del presidente Zelaya, para que desde allí el presidente legal y constitucional de Honduras, con seguridad, facilidades de comunicación y movilidad internacionales y con total independencia del gobierno de Estados Unidos y del régimen golpista, pueda ejercer desde territorio hondureño el mandato que le concedió el pueblo hondureño. Esto como medida temporal hasta tanto no desaparezca el régimen golpista.

De esta manera el presidente Zelaya puede recibir la solidaridad efectiva de los pueblos, gobiernos y movimientos progresistas del mundo que así lo han manifestado pero que por la violencia y la represión del régimen dictatorial no ha podido llegar directamente a Honduras..

Si el gobierno de Obama quiere demostrar su real compromiso con la democracia debe de inmediato confiscar todas las propiedades y las cuentas bancarias que los principales golpistas y sus aliados tengan en los Estados Unidos; y así mismo frenar cualquier desembolso de la banca multilateral hacia ese espurio gobierno golpista.

El USAgobierno estaba al tanto de lo que iba ocurrir en Honduras porque los gorilas militares no se atreven a dar un paso de este calibre sin consultar previamente con el pentágono y pedir su complacencia o neutralidad, por lo cual se impone que dicho gobierno contribuya efectivamente a colaborar en la desaparición del régimen dictatorial que se impulsó desde instancias gubernamentales bushistas que siguen siendo autoridades y teniendo poder en el gobierno de Obama.

Se demuestra, con lo que en este momento ocurre en Honduras, que solo cuando el pueblo progresista está adecuadamente armado y concientemente organizado puede responder con contundencia y efectividad a la violencia y la represión de gobiernos golpistas, mientras tanto solo el pueblo pondrá los muertos, los heridos y los detenidos sin que se afecte efectivamente al régimen golpista.

Lo que está ocurriendo en Honduras con la represión violenta por el régimen usurpador demuestra que solo el pueblo revolucionario concientemente organizado y adecuadamente armado puede detener y derrotar cualquier golpe de estado anti democrático y responder con la contundencia necesaria a la represión y la violencia de esos regímenes golpistas.

Si el presidente Zelaya hubiera establecido como una de sus políticas gubernamentales la organización ideológica, política y militar de milicias populares afines a sus políticas gubernamentales el golpe de estado no hubiera durado ni siquiera un día.

Pero a veces algunos gobiernos que quieren tener posturas políticas independientes le temen mas al pueblo progresista organizado y armado que a los estamentos armados oficiales apátridas y pro capitalistas y a sus amos internos y externos.

Que el organizar esas milicias populares hubiera adelantado el golpe de estado es desconocer que los gobiernos tienen muchas maneras de organizar esas milicias de manera legal caso comunas entre cuyas funciones se pueden incluir labores de vigilancia, control y persecución del delito para lo cual necesariamente hay que ofrecer entrenamiento armado y organización militar popular.

El tiempo de organizar esas milicias tiene que ser cuando el gobernante esté en el punto mas alto de fortaleza, credibilidad y aceptación popular lo cual resta facilidad de maniobra anti gubernamental a los enemigos e impide que el alto mando armado oficial, siempre complaciente con el poder gubernamental fuerte, se atreva a intentar cualquier maniobra desestabilizadora.

Si se espera a que la lentitud en solucionar los inmensos y a veces insolubles problemas heredados, con se que se enfrentan los presidentes y gobiernos, disminuyan su fortaleza y aceptación popular, entonces será mucho mas peligrosa, para la estabilidad política del gobierno, la organización de las milicias populares progresistas, porque entonces puede ocurrir que ya parte de la base popular puede haberse “enfriado” en apoyo al gobierno progresista.

Correa, Evo y otros lideres progresistas deberían pensar seriamente en organizar y armar las milicias populares revolucionarias en sus países AHORA MISMO que el apoyo popular a sus gobiernos y programas sociales está en la cúspide y que esas MASAS PROGRESISTAS están a la ofensiva popular contra los verdaderos enemigos que son los capitalistas nativos y extranjeros; las FARC-EP NO SON SUS ENEMIGOS, SON SUS POTENCIALES ALIADOS EN LA LUCHA CONTRA LOS CAPITALISTAS VIOLENTOS Y EXPLOTADORES.

Evo ha comido cuento del mafioso uribe ( # 82 del cartel de Medellín, pablo escobar #79) y ha terminado por convertirse en parlante oficioso del uribato narco paramilitar con su cuento de que las FARC-EP son las causantes de lo que pasa en su país, Evo sabe perfectamente que los narco paramilitares del uribato están dentro de Bolivia, como están dentro de Venezuela, Ecuador y otros países, ejecutando asesinatos, atentados y desestabilizacion, y han llegado allí no por capricho sino porque esto obedece a la campaña del mafioso uribe de involucrar en el conflicto interno colombiano a todos los otros países de la región.

Ante esta perspectiva los gobiernos progresistas de la región deberían considerar muy seriamente como una medida política conceder el status de beligerancia a la insurgencia guerrillera colombiana, en especial a las FARC-EP y el ELN; y rechazar cualquier sindicacion de narco terrorismo en su contra.

Estos son movimientos de liberación nacional anti imperialista que han tenido que recurrir a la combinación de todas las formas de lucha de masas por el terrorismo de estado aplicado en su contra y en contra de sus simpatizantes y colaboradores, y en general contra todo aquel que proteste o no este de acuerdo con el corrupto, injusto y violento sistema capitalista imperante en Colombia.

Los ejecutores del terrorismo de estado son el USAgobierno y el lacayo gobierno colombiano, utilizando tanto a las fuerzas armadas oficiales como a sus dependientes asesinos narcoparamilitares.

El pueblo unido, conciéntemente organizado y adecuadamente armado ideológica, política y bélicamente, jamás será vencido.


angulofj@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1330 veces.



Francisco Javier Angulo


Visite el perfil de F. J. Angulo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales