En UNASUR existe una “rata de troya”: Uribe

En UNASUR existe una “rata de troya” , Uribe, a quien el imperio le ha asignado la misión de desunir, desavenir, torpedear e impedir que se logre la plena unión de las naciones de Sur América, como un bloque independiente política, económica y militarmente.

La “rata de troya Uribe” tratará de involucrar a los demás países de UNASUR en el conflicto armado interno de Colombia, creando la matriz de opinión de que todos los problemas intergubernamentales suramericanos tienen por causa la existencia y el accionar político militar de la insurgencia guerrillera colombiana, en especial las FARC-EP.

Esa matriz de opinión se ha planeado, financiado y ejecutado por los servicios de inteligencia del gobierno USA, utilizando todos los mass media del imperio, que incluye a todos los medios de comunicación progubernamentales colombianos que todos son aliados del uribato narco paramilitar.

Montajes, mentiras, medias verdades, manipulación de comunicaciones de la insurgencia, supuestos computadores capturados a la insurgencia que como por arte de magia producen todo tipo de documentos comprometedores contra gobiernos progresistas, lideres políticos opositores, periodistas, sindicalistas, etc, cuando el narco gobierno colombiano necesita crear cortinas de humo para desviar la atención de la opinión publica internacional y local sobre hechos delictuosos del gobierno y sus agentes o sobre planes de agresión a gobiernos vecinos con las bases militares extranjeras, etc.

Campañas mediáticas para deslegitimar la información contenida en documentos desclasificados del gobierno USA sobre los vínculos del mafioso Uribe con el cartel de medellín, (numero 82 Uribe, numero 79 pablo escobar), para restar validez jurídica a las declaraciones de narco paramilitares sobre masacres de civiles que involucran al mafioso Uribe, etc.

Campañas mediáticas para tratar de justificar asesinatos oficiales de civiles desarmados para presentarlos como “terroristas” dados de baja en combate, llamados por medios progubernamentales “falsos positivos”, para crear una “realidad virtual” de triunfo militar sobre la insurgencia, cuando la realidad verdadera son los innumerables golpes militares recibidos por las fuerzas militares narcoparamilitares en combates casi diarios con la insurgencia guerrillera, en especial FARC-EP, en todo el territorio de Colombia.

Ya comienza a presentarse desmoralización en la tropa en las zonas de combate que aparenta que sale a patrullar pero en cuanto se alejan de los mandos, que no salen a combate, la tropa se echa a descansar y dejar pasar el tiempo y cada tanto tiempo se reportan al mando dando como ubicación algún punto que les fue asignado, así se lo ha hecho saber la tropa a la insurgencia utilizando la población de las zonas de combate. Cuando “despierte” la tropa le ajustaran cuentas a los mandos criminales y apátridas, ante todo al mafioso Uribe y sus generales que no salen a combate pero sí se enriquecen con la guerra por las compras de armamento y equipos. Como ocurre en toda guerra la insurgencia también sufre bajas y prisioneros.

Para distraer la atención publica sobre actos corrupción tanto para reelegirse el mafioso Uribe, comprando congresistas con dinero, cargos diplomáticos, consulares, notarias, etc, como para enriquecerse él, sus hijos, sus parientes y allegados con las zonas francas y otros métodos utilizando información privilegiada gubernamental.

Con sus hipócritas mentiras y montajes mediáticos parece que ya ha logrado captar un ingenuo, mal informado sobre la realidad colombiana de ahora y de siempre, que repite como loro lo que el mafioso Uribe dice, ese ingenuo es Evo.

Sería muy recomendable para la salud política de Evo que se instruyera sobre cual ha sido la realidad política colombiana, sobre como actúa y ha actuado siempre la burguesía capitalista en el hermano país de Colombia.

Allá el sistema imperante utiliza sin contemplaciones el terrorismo de estado para neutralizar, conjurar o eliminar cualquier intento revolucionario serio y consecuente para cambiar el injusto orden de cosas imperante en Colombia.

El sistema capitalista colombiano “permite” una oposición legal que solo plantee cambios cosméticos o superficiales, que NO programe cambios estructurales profundos y verdaderos que cambien el injusto, violento y explotador sistema capitalista. Cuando surge un líder o un movimiento que el sistema considere que se puede volver peligroso para sus privilegios, no duda en eliminarlo físicamente para lo cual recurre al terrorismo de estado.

Cuando producto de una negociación entre el gobierno colombiano y la insurgencia guerrillera de las FARC-EP surgió un partido político legal desarmado, el partido UNIÓN PATRIÓTICA, de inmediato el sistema consideró que podía llegar a ser peligroso para su existencia y de inmediato se procedió a ejecutar una criminal campaña de exterminio físico de sus dirigentes y militantes civiles, desarmados. Dos candidatos presidenciales y mas de 5.000 militantes civiles fueron asesinados y los que aun quedan vivos se encuentran en peligro permanente.

De manera, Evo, que no es que la insurgencia no quiera negociar, siempre lo ha planteado y ofrecido, y ha pagado un alto precio por ello, es el sistema capitalista imperante en Colombia quien no quiere la paz, para el sistema es un “magnífico negocio” la guerra por las comisiones que les dan los vendedores a los compradores de armas y equipos bélicos, la rata de troya Uribe es quien recibe la tajada mayor de las comisiones o gabelas por las compras bélicas, seguido por sus generales sin combate.

Usted, presidente Evo, lo que debería REVOLUCIONARIAMENTE HACER es plantearle a los otros presidentes de UNASUR que colaboren con la paz con justicia social para el pueblo colombiano para lo cual lo primero es CONCEDER EL STATUS DE BELIGERANCIA A LA INSURGENCIA GUERRILLERA COLOMBIANA, COMO MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN NACIONAL ANTI IMPERIALISTA.

De esta manera se podría generar una presión internacional regional muy grande para obligar al gobierno colombiano a sentarse con la insurgencia guerrillera colombiana a negociar la paz con justicia social para Colombia.

El pueblo unido, concientemente organizado y adecuadamente armado, ideológica, política y bélicamente, jamás será vencido.


fjanguloven@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2071 veces.



Francisco Javier Angulo


Visite el perfil de F. J. Angulo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales