Recordando al guerrillero heroico

Hace algunos días, se conmemoró un año más de la muerte a sangre fría del guerrillero heroico. Su muerte representa una expresión de lo que es el fascismo asesino, que no le da ningún tipo de valor a la vida, y mucho menos si es la de un adversario. Es un suceso que nos trae a la memoria el accionar fraticida de la derecha fascista en nuestro país, frente a todo lo que oliera a guerrilla en los años 60 y 70 y durante los días 11 y 12 de abril del 2002. Trato que se diferencia del cielo a la tierra, con la forma como han sido tratado los conspiradores y golpista, por Hugo Chávez en este proceso. La gran mayoría de ellos andan campantes por las calles de caracas y otras ciudades del país.

Son muchas las cosas que se han dicho sobre el Che. Algunos interesados los pintan como un tipo que nació guerrillero, al igual que pintan a Fidel. Pero ambos son simplemente el resultado de las circunstancias, de un mundo profundamente injusto. Representan el reacomodo de las cosas, hombres que in surgen con la idea de enrumbar al mundo hacia relaciones sociales y económicas mas justas. Solo que sus ideas de justicia afecta a las elites que gobiernan al mundo. Y por esa razón son deformados, descalificados, desvirtuados sus planteamientos y presentados como bandoleros, asesinos, que buscan alterar la paz de injusticia que ellos han impuesto.

Ernesto Guevara de la Serna, no es como dicen algunos, un clon o un prototipo surgido de la Unión Soviética. No, como no lo son ningunos de los que han in surgido contra el orden injusto establecido en nuestros países. Ernesto Guevara fue un joven argentino mas, con las mismas costumbres de cualquier joven, aficionado al deporte, a la poesía y a todas aquellas cosas propias de la juventud. Su transformación en revolucionario, fue un proceso que partió de su ser interior, los que lo conocieron sostienen que era un hombre de mucha sensibilidad humana, de muy buenos sentimientos ante la vida, pero sobre todo aventurero, amante de la interacción con la naturaleza, expedicionario en búsqueda de la verdad, mas allá de la oficina o de la habitación. Conocido es su recorrido en motocicleta por varios países latinoamericanos. Se dice que lo observado durante esos recorridos; la situación de abandono, de miseria, de exclusión que presentaba la gente de esas localidades fue formando su espíritu revolucionario, su animadversión al sistema económico reinante y a las elites que lo sostenían. Su concepción de la vida, lo confrontaba con lo que observaba en cada uno de los países y pueblos que visitó. Las atrocidades sociales observadas, fueron la génesis del hombre que llegó a dar su vida por la implementación de la justicia social en otros países. El che Guevara, nunca militó en ningún partido político durante su juventud, durante sus años jóvenes jamás se identifico, ni militó en un partido comunista. Como ocurre con muchos, fueron las injusticias, las desigualdades sociales, su espíritu altruista, sus ganas por revertir lo observado, lo que lo condujo a abrazar las causas revolucionarias.

Al igual que Fidel, no surgió de la clase proletaria, su familia se ubicaba económicamente en la clase media alta. No había nada que lo llevase defender a la causa del ser humano, fue su elevado nivel de conciencia y su amplitud de corazón, que lo ubicó de ese lado.

Se incorpora al ejército rebelde simplemente como médico, pero su espíritu de sacrificio lo ubicó rápidamente como comandante. La liberación de cuba no llenaba sus expectativas, no era su objetivo único. Sus sueños lo condujeron a llevar la revolución a Bolivia y las incomprensiones y las traiciones en ese lugar, crearon las condiciones para su cobarde asesinato.

La oligarquía y sus creadores de opiniones lo dibujan como el peor de los asesinos, al igual que comienzan hacer algunos con Bolívar, sacando de contexto algunos sucesos de la historia. Pero son simples falacias, excreciones mentales que buscan restar trascendencia a la figura del che Guevara en el planeta. Los verdaderos asesinos, los tenemos en las oligarquías latinoamericanas, que se atreven matar a un hombrea desarmado, como lo hacían en Venezuela.

La figura mítica del che, se eleva cada día mas, como ejemplo de juventudes y de entrega revolucionaria, a pesar de los muchos intentos de algunos por desmeritar y descalificar, sus esfuerzos y sus aportes por la redención de los pueblos.

Sostenía el Che: “Déjenme decirles, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad… Nuestros revolucionarios de vanguardia tienen que idealizar ese amor a los pueblos…”

Todo revolucionario, debe conocer quien fue este hombre extraordinario. Decía Fidel: …Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che!...

Lcdo. Pedro Figueroa

PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2648 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a43317.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO