Un Caballo de Troya para el Líbano

Al igual que aquel mito europeo sobre el cual se produjeron numerosos films de entretenimiento, “Frankenstein” (Un experimento humano que se escapó del control de su propio creador), en el Líbano, el imperialismo norteamericano junto al Estado ilegal y terrorista de Israel construido sobre la histórica y heroica Palestina ocupada, han creado y soltado a sus monstruos y orquestado un gran show mediático, sádico y criminal, para dar pie a sus macabros planes.

En días recientes, sangrientos acontecimientos sacudieron nuevamente la paz del Líbano. El mundo fue testigo, a través de los medios internacionales de difusión, como el propio ejército libanés repetía la acción criminal sionista ensañándose esta vez, con todo su poderío bélico, contra un campo de refugiados palestinos (Nahr Al-Bared), en donde, “supuestamente”, se albergaban células terroristas de “Fatah Al Islam”, quienes, extrañamente, habían logrado asentarse en esa comunidad. Al mismo tiempo, estos grupos respondían asesinando a varios soldados atacantes e iniciado una ola de atentados contra los miembros de las tropas de la ONU emplazada en la región. Es aquí cuando cabe preguntarnos: ¿Quienes son “Fatah Al Islam” y a que intereses responden?

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Niños libaneses afectados por la acción indiscriminada de las fuerzas opresoras

Evidentemente, ellos representan un tentáculos más del pulpo imperial; una más de esas tantas organizaciones terroristas y mercenarias utilizadas por el imperio norteamericano y sionista para realizar sus trabajos sucios en los “más de 60 oscuros rincones apartados del mundo” que tanto acuña el capo Bush. Pues, sus actuaciones; sus medios así lo reflejan. “Fatah Al Islam” se encuentra compuesto, fundamentalmente, por forasteros infiltrados en el Líbano, son ciudadanos de orígenes distintos compuesto por: jordanos, sauditas y paquistaníes, quienes componen a ésta organización, cuya misión claramente, se inscribe en: desacreditar y destruir la heroica resistencia libanesa encabezada por Hezballah; provocar la guerra civil; y en crear las condiciones que justificarían el posterior ataque y la destrucción de los gobiernos nacionalista de Siria e Irán por las fuerzas norteamericana y sionista.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

El Pueblo libanés marchando en apoyo de la heroica resistencia del Hezballah

Son varias las razones que cercioran lo antes dicho. Por un lado, es conocida la conexión que existe entre “Fatah Al Islam” y “Al Qaeda” y de ésta ultima con la CIA. Por otro lado, es también muy conocido la enemistad mortal y el enfrentamiento que han mantenido estos grupos dirigidos por la CIA con la resistencia nacionalista libanesa del Hezballah y con los gobiernos de Siria e Irán. Incluso, el Hezballah ha hecho público una información de inteligencia en la que se devela el financiamiento recibido por los terroristas de “Fatah Al Islam” por el grupo de poder prooccidental y apátrida libanés denominado: “el Welch Club” (agrupación conformada por David Welch, Samir Geagea, (Fuerzas Libanesas) Walid Jumblatt (Milicia drusa PSP) y presidido por Saad Hariri, (Movimiento Futuro) y el actual Primer Ministro libanés Fuad Siniora).

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

El grupo apátrida y prooccidental “El Welch Club”: Hariri, Siniora, Jumblatt

Asintiendo lo anterior, entonces la pregunta más idónea a la que debiéramos responder sería: ¿Que diferencia a este grupo mercenario de (“Fatah Al Islam”) a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los “Blackwater Security” (empresa mercenaria de los EUA emplazadas en Irak), a Al Fatah en Palestina y de Al Qaeda en Afganistán e Irak (en esta última gracias a la invasión norteamericana)? La respuesta es muy simple: Aunque todas ellas aparenten autonomía y algunas simulen combatir a la invasión, la Agencia Central de Inteligencia Norteamericana (CIA) les ha encomendado distintas misiones pero acordes al mismo objetivo fundamental: sembrar el terror, justificar la invasión y dividir, desacreditar, desmoralizar y destruir a la genuina resistencia de esos pueblos contra la invasión. El más ilustrativo ejemplo es Al Qaeda en Irak: su misión ha sido sembrar el terror y la división entre la población chiíta y sunita en la Irak ocupada.

Todo el Líbano de hoy forma parte de un gran experimento maquiavélico que pretende rescatar y dar marcha, de una vez por todas, a aquel macabro proyecto preparado para la región, que, en el pasado reciente, asomara por primera vez la secretaria de estado norteamericano Condolezza Rice, definido como: el Nuevo Gran Medio Oriente; que trata de asegurar el control de las reservas petroleras y gasíferas ubicadas en esa región y estimada en más de 60% de las reservas mundiales; y el aseguramiento del expansionismo israelí. En conclusión, son estos grupos, sin lugar a duda, la Cabeza de Playa del imperialismo norteamericano y sionista en el Medio Oriente.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Milicias terroristas de Fatal Al Islam

Pero las cartas ya están echadas, y para mal de esos pueblos la misión imperial encomendada a estos grupos parece estar consiguiendo su cometido. Lo que no había podido lograr todo el poderío bélico y criminal del Estado sionazista de Israel por acabar con la heroica resistencia popular libanesa y su esplendida experticia de guerra de guerrilla, la burguesía libanesa; los lacayos de siempre lo están consiguiendo. Según informaciones difundidas por varias agencias internacionales de prensa, la EFE: “El gobierno de Fuad Siniora cuenta con el apoyo de Estados Unidos, país que ha comenzado a enviar a Líbano decenas de toneladas de ayuda militar con el fin de combatir a estas milicias fuera de control y presuntamente apoyadas por Siria”. ¡Vaya desfachatez y falsedad! Con estas armas en manos de fuerzas leales al gobierno títere libanés, un poderoso frente de guerra se le suma a la resistencia popular. Lo cierto, es que estos “Frankenstein o Piratas”; no han escapado del control de sus amos y su misión comienza a recoger sus frutos.

Por esta vez, la historia que cuenta San Agustín y que rescata Noam Shomsky al inicio de su brillante obra titulada: “Piratas y Emperadores”, tendría que contarse de otro modo. Pues, para la nuestra, los Piratas trabajan para los Emperadores. La historia original cuenta que, «el Pirata capturado era interpelado por Alejandro Magno (el Emperador), quien, ante la pregunta que le hiciese su captor de “¿como osaba molestar al mar?”... este le respondía con otra pregunta: “¿Cómo osas tú (Alejandro) molestar al mundo?” yo apenas (continua el Pirata) poseo una pequeña embarcación y por eso me llaman Pirata, en cambio tú posees toda un flota y por eso te llaman Emperador». Su adaptación a la modernidad seria algo parecido a esto: «y responde el Pirata: ¿Cómo osas tu (Imperio) molestarme ahora? tu me criasteis; me entrenasteis, luego tu me armasteis y me estimulasteis en acometer tu plan. Antes era tu héroe contra el infiel comunista y ahora me queréis destruir; me consideráis tu “Caballo de Troya”; un terrorista más; un extraño, cuando en realidad soy tu creación, tu hijo»

basemtch@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3209 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas