Decisión de la CIJ no es una derrota para Venezuela

El 6 de abril, pensando en Semana Santa, la Corte Internacional de Justicia, ha tomado una decisión en torno a la postura de Venezuela frente a la República Cooperativa de Guyana relativa a la controversia limítrofe que data de 1899.

Es necesario señalar que varios de los conocedores de la controversia sobre Guyana, están bastante equivocados y con sus apreciaciones, confunden a muchos seguidores.

Lo primero es determinar la competencia de la CIJ sobre el caso. Para estos conocedores era innecesario que Venezuela acudiera a ella, ya que ésta no tiene competencia para el caso. Olvidan estos "estudiosos" el artículo IV del Acuerdo de Ginebra, donde se establece que de no haber acuerdo "…el Secretario General de las Naciones Unidas, escogerá otro de los medios estipulados en el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas…" En otras palabras si tiene competencia la CIJ para dilucidar sobre el caso.

Como punto importante, ya muchos "especialistas" han señalado que la decisión de la CIJ afecta y perjudica a Venezuela, de paso argumentan que el gran triunfador ha sido Guyana. Como podemos observar, esto es falso y Venezuela consolida la querella, Venezuela acusa y ahora tiene un año para replantear el caso.

Venezuela ahora es parte del problema, la CIJ debe estudiar si el Reino Unido ha cometido un hecho irregular; no forma parte del caso, pero estudiaran los vicios cometidos por el Reino Unido, lo que implica un gran avance por lo argumentado por Venezuela.

Guyana no ha salido victoriosa, solo que ahora la CIJ, debatirá, en un año a partir de ahora, hasta el 6 de abril de 2024, sobre la problemática planteada, donde se discutirá si el Reino Unido cometió hechos ilícitos o no. Aquí está la ganancia de Venezuela, ya que tiene las pruebas contundentes de que el Acuerdo de Paris es irrito y nulo de toda nulidad.

En otro punto importante es determinar la ceguera con la cual muchos "conocedores" del tema, siguen pensando que el gran enemigo de Venezuela es CARICOM, países que forman parte de la Commonwealth, organismo del Reino Unido. Aquí se percibe una visión bastante lamentable de estos estudiosos, quienes no entienden la lucha difícil que han sostenido estos pequeños países para librarse del imperio inglés. Tomemos en cuenta la lucha desesperada que lleva a cabo Argentina para recuperar las Malvinas y, teniendo la razón histórica, no ha podido acabar con el imperio británico. Además, no olvidemos que Venezuela, México, Haití, República Dominicana, Puerto Rico, Anguila y Suriname son países observadores y que Cuba no forma parte de ese Organismo.

Recordemos que Venezuela durante años nunca entendió el Caribe, nunca supo cómo estos pequeños países podían ser amigos nuestros. La política llevada a cabo por Chávez, inspirada en el pensamiento de nuestro Libertador Simón Bolívar, sobre la unidad de América Latina y el Caribe, es lo que ha permitido que en estos años esos países sean amigos y apoyen a Venezuela, en instancias internacionales.

Es urgente entender que nuestro enemigo es el imperio del norte, desde el año 1897 con el acuerdo de Washington, luego su alianza con el Reino Unido para apoderarse de Guyana Esequiba, de ahí que es lamentable buscar más enemigos. Debemos revisar y captar que los países que forman el Caribe, deben y pueden ser nuestros amigos, siempre y cuanto tengamos políticas solidarias hacia esos países pequeños, pero grandes con su voto, en las Naciones Unidas.

Con tantos problemas que venimos confrontando, es innecesario plantearse un referéndum, para resolver el caso Guyana, estoy convencido que solo los miopes creen en esta necesidad. Lo que tenemos que asumir es que existe una decisión de la CIJ, que tenemos el Acuerdo de Ginebra, como único mecanismo valido y, que tenemos un año para accionar.

Ha llegado el momento que los conocedores del tema entiendan que debemos dialogar con gente preparada de Guyana, donde el objetivo sea ganar y ganar. Guyana puede ganar con nosotros. Si seguimos enfrentándonos, lo único que podemos generar es un enfrentamiento entre Guyana, apoyada por las empresas petroleras y el gobierno norteamericano y Venezuela, que sufre por el atropello contra su territorio. No luchamos por la riqueza del esequibo, luchamos por los límites legítimos de Venezuela desde 1777.

Nuestros enemigos no están en CARICOM, nuestros únicos enemigos han sido el Reino Unido y su aliado de siempre, el imperio gringo. Asumamos la crítica y derrotemos a los fanfarrones, para quienes el problema de Guyana es responsabilidad de Chávez, olvidando que esta querella tiene más de 200 años.

Finalmente, no olvidemos que en estos días aparecerán las aves agoreras, quienes insistirán que Venezuela y el gobierno de Maduro fueron derrotados y la CIJ falló en contra. Esto es falso, lo real y verdadero es que Venezuela debe revisar toda la documentación, llamar a toda la gente interesada y generar una política nacional para que el pueblo, como un todo, ratifique que Venezuela solo quiere que se cumplan los límites desde la Capitanía General de Venezuela.

Seguiremos la lucha, conquistar el Socialismo, sabiendo que es la única posibilidad de salvar la Humanidad. Venezuela y Guyana, como hermanos deben buscar una solución, no permitamos que el imperio se apodere de Guyana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2151 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro