María Corina a Abrams: "what did you say"

¿Qué le pasa al señor Elliot Abrams? Acaso la cogió con mi persona como líder que he sido y, siendo así -María Corina- con poca rabia se llenó de tristeza al recordar el año y el momento que estuvo en la casa blanca y, pensó: qué momentos aquellos que resguarda la historia como mi tesoro puntual que cada vez que ella suspira tiembla de emoción y, ahora, no hace mucho: ese gran carajo le echa la partida para atrás y la deja metida en el mundo del realismo mágico como pensaba el Gabo y, que el mismo Abrams, parece entender o, por los menos referir como para darle una clase que a ella de incomodo y posiblemente le fastidia a su seriedad de persona de la sociedad nada pluralista de no sea acabar con los chavistas que, son madurista y, para socavar los tentáculos de su inercia socialista se distrajo leyendo en silencio peludo: "Memoria de mis putas tristes" de Gabriel García Márquez que le regaló Capriles en su última entrevista, antes que Elliot la desahuciara de su terrible amor invisible por Venezuela, por no luchar por ella con "Las lanzas coloradas de Arturo Uslar Pietri", en vez de querer a la ligera el poder por invasión.

Y de ahí la pregunta: ¿Qué dijiste? No me conoces Elliot Abrams. Soy actualmente tu rechazo, por inoportuno y por entrometido. ¿Lo pensaría María Corina? Si somos sinceros: no lo pensó, pero lo soñó buscando una respuesta que diera en el clavo de su obtusa política que no consigue audiencia y solo se le ocurrió responderle con: "nadie se tiene que meter en los asuntos internos de la oposición". What. Se le fueron los frenos de la inconsciencia a María Corina que, deja en el aire al público: miles de preguntas y miles de quejas de los tantos disparates de acciones políticas equivocadas con odio y retaliación que la oposición venezolana ha cometido y, que ha llevado a cabo con la venia de los gobiernos de los Estados Unidos y más que todo con el actual de Trump, y tú, María Corina te atreviste a responderle eso a Elliot Abrams, quien de inmediato se lo dijo a Pompeo y Pompeo se lo dijo a Trump y, Trump como absorto de imaginación positiva de resentimiento opaco, solo preguntó: ¿quién es esa loca? Y Pompeo respondió. sin comentarios.

Líos de líos con Capriles hurgando, María Corina solicitando y tirando al vacío del poder a Guaidó. Y, tú dices, y yo respondo y, cuando no respondo, tú dices, y la política de la oposición complicándose más de lo que están que todavía, Ramos Allup no ha hablado por no tener el permiso de Bernabé y, desde Bolívar sale un enano mental a meterse con Capriles de que quiere cohabitar con Maduro, es decir, de ponerse a vivir con Maduro -los pensamientos no se cohabitan- lo más posible en Miraflores y quizás con el Psuv, en vez de reunirse y caerse a trompadas de dime que yo te diré y hacerlo público para saber quién o quiénes entre ellos es más corrupto y quien le ha sacado más provecho y ha criticado alguna vez, a los que están en el exterior gozando tanto en los Estados Unidos, como en Colombia y Europa y, con seriedad mandar al gobierno de Trump para la porra que queda más del carajo y, puedan decirse con seriedad con nombres y apellidos: tú eres un fracaso, Tú eres un fiasco, tú eres un oportunista, tú eres un ladrón y yo soy un corrupto y, María Corina tiene razón de gritarle a Abrams y llamarlo intruso no solo por la oposición sino por toda Venezuela que, no es arte ni parte de los gringos que de vainas estamos en el mismo Continente que ellos son América y nosotros Suramérica que tomamos guayoyo.

Entre las tan cosas bajo la rabia que, le pasaron por la mente a María Corina, una era decirle, Tú Abrams, eres un fracasado y los fracasados no son ejemplos tácticos de ninguna clase y mucho menos en política que tus medidas sobre Venezuela han sido un desastre que nos ha perjudicado a todos y sus resultados se fueron al infierno, pudo haberle dicho María Corina a Elliot, pero no lo hizo. Mala suerte la nuestra que la oposición no despierta de tantas indignidades.

¿Sabe una cosa Elliot Abrams, usted, va a seguir con ese atajaperros en que mantiene a Venezuela? No la invade, pero la destruye día a día, pensó decirle, lo repensó, pero calló. Pero se dijo para sí: "Aquí todos somos culpables y, nos hemos metido en el mismo saco, aunque unos más que otros, es posible, por eso estamos desunidos.

Algún día habrá tiempo para rectificar ellos. Seguro que sí. Vale la pena, la Patria es una.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: