La Guaratara

Mike Pompeo y el Último Rambo

Cuando Mike Pompeo, tratando de explicar lo inexplicable, declara que el gobierno de Estado Unidos "no tuvo nada que ver con la operación Gedeón", donde un grupo de mercenarios –conectados con la Casa Blanca por la contratista SilverCorp- intentó invadir Venezuela, deja claro a la opinión pública que la administración de Donald Trump no entiende la coyuntura de pandemia mundial que estamos viviendo. En lugar de condenar la actuación de sus empresas y agentes tercerizados que se lanzan a atacar una nación, cualquiera que sea, en plena crisis sanitaria, el Departamento de Estado alardea de una valentía vergonzosa, irrespetando los acuerdos internacionales y la prioridad de la vida para la ONU. Si la Casa Blanca conservara una mínima condición ética, humana y cónsona con el concierto multinacional, habría reprochado la actuación de sus ciudadanos y contratistas al atacar un pueblo afectado por la pandemia, pero en lugar de eso Pompeo fantasea balbuceando que, de haber intervenido Estados Unidos, la operación hubiera terminado de otra forma.

La historia deja a Pompeo en ridículo; excepto por la invasión a Panamá que, aunque no fue lanzada en una situación de pandemia, es otra mancha genocida de los Marines, las otras actuaciones norteamericanas en el hemisferio son una suma de vergüenzas: en Playa Girón toda la gloria se la llevó el Pueblo de Cuba y Fidel Castro, el Plan Colombia lo que ha hecho es fortalecer las rutas del narcotráfico del uribismo, el Plan Cóndor dejó una estela de dictadores fascistas y pueblos más luchadores, en México la operación súper especial para pesquisar armas, terminó apertrechando mejor a los criminales, en Nicaragua resaltó la capacidad victoriosa del FSLN, en Ecuador no pudo servirle de nada al pueblo vulnerable ante el virus, en Puerto Rico han dejado desamparada las víctimas de los tornados y en el caso de Haití la inmisericorde "intervención" de Estados Unidos lo que ha hecho es agravar los problemas políticos, sociales y ambientales de una nación cuyo único pecado es ser la primera República Libre y Afroamericana. En eso sí tiene razón Pompeo; cuando Estados Unidos logra pisar un país el resultado es otro: miseria, genocidio, pobreza y exclusión, como lo sufren día a día en Guatemala y Honduras.

Con sus declaraciones, Mike Pompeo se abre un futuro prominente en Hollywood, si es que las próximas décadas son capaces de consumir las películas truculentas y distorsionadoras de la historia que hacen creerle a la gente que Vietnam perdió la guerra y que a Hitler lo vencieron los gringos. Esta semana se conmemoró el Día de la Gran Victoria Patria, no sólo en Rusia, sino en todo el mundo se festeja la heroica llegada de las tropas soviéticas al bunker de Adolf Hitler. Si acaso la generación de Pompeo recibió una versión patética de los hechos, esta generación y las siguientes no tendrán ese parche de estupidez. Desde Alabama hasta Tel-Aviv los jóvenes saben, perfectamente, que fue la bandera Roja de la Unión Soviética la que liberó a Europa y el mundo entero de la locura nazi, que el Ejército Pueblo de Ho Chi Minh sacó a patadas a Estados Unidos de Vietnam y que la cultura Beat conducía a Norteamérica por una senda de paz y humanismo que fue truncada con virus, drogas y mal cine inoculado a la generación Pompeo.

En la cabeza del Secretario de Estado destella -con la misma genialidad de Ed Wood- un guión extraordinario sobre el último Rambo, en el cual Clint Eastwood y Stallone rescatan par de gringos capturados en Venezuela por un puñado de pescadores. Sería la única posibilidad para Pompeo de reivindicarse, luego que su contratista élite se lanzó sobre la Guaira armados hasta los dientes para terminar neutralizados por peñeros bolivarianos y atados por las muñecas con nylon de pescar, no sólo tiburones, sino también un tipo de marisco inflado con esteroides y cotufas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 762 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor