Estoy mentalmente listo al llamado del Clarín

513 millones de petróleo crudo es el fin de esta declaración de guerra del gobierno norteamericano contra la patria de Bolívar y de Chávez.

El petróleo lo necesitan desesperadamente, para alcalzar este objetivo les urge derrumbar el gobierno de Nicolás y exterminar la revolución bolivariana.

Posterior a la muerte de Chávez los planes fueron perfectamente diseñados y activados desde el primer momento que Nicolás Maduro gana las elecciones.

Los agentes de la CIA: Capriles, Leopoldo López, Antonio Ledezma y María Corina, entre otros, no cesan de viajar al Norte para entregar sus respectivos informes y recibir directrices para socavar el gobierno por medio de la subversión violenta coordinada con Paramilitares y Sicarios colombianos.

Lamentablemente los opositores de base, envenenados con la dosis de la guerra psicológica, desde hace 15 años, se prestan a estos planes desestimando las denuncias de parte del gobierno y opinadores políticos en este medio, como en otros, y dan su fehaciente apoyo, no sólo a la dirigencia contrarrevolucionaria, sino a sus verdugos guarimberos.

Toda esta operación está andando en sus distintas fases; desde no reconocer los resultados electorales no favorables a la oposición hasta la guerra económica con resultados de muertes, héridos, desabastecimiento, especulación, impacto moral, estomacal y econónomico al pueblo contra el gobierno, y culmina con esta etapa en la firma del decreto contra Venezuela por parte de Obama al no poder derrumbar al gobierno de Maduro por medio de la oposición al abortarse el golpe de Estado descubierto a tiempo por el gobierno socialista, sino hubiera inmediatamente permitido a los Marines norteamericanos intervenir el país.

La campaña de descrédito a través de las redes sociales, medios de comunicacion nacional e internacional, los viajes al norte y europa de parte de la dirigencia de la ultraderecha que van preparando el justificativo mundial.

A esto añadirle, lamentablemente, las malsanas e insistentes opiniones y críticas a las políticas de Estado por parte de izquierdistas que desmoralizan. Ojo creo en la libertad de opinión pero no en las mal intencionadas.

Venezuela está en peligro, eso no hay que subestimarlo, el que se esté deteniendo inteligentemente y legalmente de parte de Estado no significa que todo está bien.

Recordemos que el Estado le ha propinado un fuerte golpe al narcotráfico, el contrabando de extración y a las mafias económicas. Esto no se lo perdona las mafias politiqueras y empresariales de los Estados Unidos y sus aliados.

El gobierno Bolivariano es serio y responsable ante el país, le ha declarado la guerra a todas estas mafias enquistadas por décadas y que al unirse para derrocar el gobierno se les ha revertido todo y en su locura pretendan llamar a la guerra en nuestro país.

La Oligarquía no le importa mejorar nada en el país, cuida sus negocios mafiosos, para eso inyecta bastante dinero a los voceros de la oposición y todas sus tétricas ONG para penetrar sectores populares y movilizarlos como carne de cañon en sus macabras protestas como a los estudiantes y no estudiantes de los sectores de la Clase Media en las guarimbas.

Ante el fracazo del posible golpe de Estado para el pasado 12 de Febrero fonde se pretendía bombardear Caracas y sitios estratégicos.

El Presidente Maduro en su aprobada Ley habilitante anti imperialista debe accionar medidas inmediatas como echar del país la Embajada norteamericana, así como todas las ONG ya denunciadas como conspiradoras.

Debe asumirse el cierre inmediato o su vigilancia de las Fronteras con Colombia y Guyana, activar todos los componentes militares de la Fuerza Aérea, terrestre y maritima en constante vigilancia.

Debe ser detenido y enjuiciado todo personero público y privado que llamé y colabore con la invasión extranjera, igualmente sancionar, hasta con cierre, de todo medio de comunicación que se preste a favor de la invasión extranjera como del terror psicológico para ahondar en la población el desabastecimiento.

El Estado debe llamar a toda la reserva nacional, activa o no, a entrenarse en todos los sentidos para estar preparada ante la posible incursión gringa.

El arma petrolera del país debe tomarse en cuenta, si se implanta un bloqueo económico contra la nación, debe suspenderse en fase el envío de petróleo a los Estados Unidos.

Somos el Pueblo de Bolívar y de Chávez, yo estoy dispuesto al llamado del Clarin, espero que tú tambien.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a204175.htmlCd0NV CAC = Y co = US