¿Logrará el funesto imperio de EEUU derrocar o mediatizar al gobierno de Venezuela?

1. Hugo Chávez fue un enorme personaje en política mundial del siglo XXI; puso toda su voluntad por transformar a Venezuela en un país con igualdad económica, social y política buscando construir lo que llamó el “socialismo del siglo XXI”. Gobernó de 1999 a 2013, con los votos mayoritarios del pueblo venezolano y resolvió algunos problemas en beneficio de la población. Sin embargo durante su gobierno se demostró que para que un país sufra cambios importantes y profundos no basta la voluntad y los buenos deseos; se requiere por lo menos: a) mucha inteligencia y capacidad del gobierno para instrumentar políticas; b) fuerte apoyo militante de la mayoría de la población y c) lograr someter a la clase empresarial y al imperio que la apoya. Los dos primeros puntos se lograron a medias y el tercero nada. Chávez pudo ver los avances electorales de empresarios y yanquis.

2. Después de la muerte de Chávez (5/III/13) la agresión empresarial e imperialista se ha incrementado. Nicolás Maduro, aunque contó con los votos mayoritarios de la población y ha asumido la Presidencia, no parece consolidar su gobierno. Los empresarios han acudido a la política del desabasto o de esconder artículos de primera necesidad para encarecerlos y provocar descontento en el pueblo; la política de compra y venta de dólares en la ilegalidad continúan y la campaña abierta de desprestigio contra el gobierno es imparable. La oposición derechista –contando con el fuerte apoyo de los EEUU se frota la manos de alegría ver que el gobierno de Maduro no logra consolidarse. Seguramente los más comprometidos con el proceso revolucionario están preocupados por encontrar alternativas que permitan que la población venezolana se movilice contra la restauración derechista.

3. Estoy muy preocupado por lo que sucede en Venezuela porque en los últimos 13 años el gobierno de Hugo Chávez –aunque con base en el legalismo electoral que siempre lo avaló- estaba en la cabeza de las luchas antiimperialistas. Pienso que si Venezuela no logra levantarse, recuperar e incluso superar lo hecho por Chávez, los procesos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina, Uruguay, Brasil y demás van a debilitarse y verse obligados a negociar subordinados con el imperio. Chávez, a pesar de las críticas positivas que desde la izquierda se le podía hacer, su discurso animaba y fortalecía a los otros gobiernos. Por eso en América Latina deberíamos buscar cómo ayudar de alguna manera para que el proceso venezolano se recupere. Basta revisar por You Tube algunas intervenciones de Chávez para reconocer que su presencia era muy importante.

4. Escribe Jesús Puerta: En primer lugar, reconozcamos que nos hallamos en una situación de crisis, en el sentido de un momento crucial en el cual se decide si avanzamos, retrocedemos o viramos. Incluso en estos meses o pocos años, se decide acerca de la continuidad del proceso chavista. Esta crisis se debe, principalmente, a cambios importantes en la correlación de fuerzas. Hay varios hechos síntomas. Desde la más evidente (la pequeña ventaja en la victoria electoral del 14 de abril), pasando por el golpe moral ocasionado por la muerte del Comandante Chávez, la grabación atribuida a Mario Silva (La hojilla), y una serie de medidas que han sido tomadas por un sector importante del chavismo, como erróneas, que paralizan el proceso y hasta lo “derechizan”. El debate subsiguiente a propósito de estos hechos (y otros, como la política en el seno de la AN), ha dibujado distintas posiciones a lo interno del chavismo.

5. En lo económico –explica Puerta- no hemos superado el capitalismo dependiente rentista con otro modelo. La burguesía sigue siendo muy poderosa. Ha habido deficiencias en la gestión de las empresas del estado: inmensas fallas de eficiencia, eficacia y control de la corrupción que muestra el gobierno. Se profundizan los problemas en la salud y en la educación, aunque se esté dando respuesta a la crisis de la energía. La oposición ha sabido aprovechar las debilidades y penetrar en el segmento de la población que el chavismo creía suyo; apuesta al desgaste del gobierno, el cual continúa. Pero también hay cambios de correlación de fuerza que se esbozan en lo internacional. La acelerada formación de la Alianza del Pacífico, bajo el empuje de los EEUU, constituye la cristalización de un contrapeso económico al Mercosur. Ahora que el gobierno colombiano solicita su ingreso a la OTAN, se evidencia que la cosa no se limita a resucitar el proyecto del ALCA.

6. El ensayo que publica Puerta en Rebelión me parece muy bien desarrollado y, por ello, muy importante para comprender lo que está sucediendo en Venezuela y algunas de sus causas. Durante un tiempo pensé que el proceso chavista era irreversible, es decir, que ya nadie lo pararía porque los antichavistas en Caracas hacía campaña muy en voz baja mientras el chavismo reunía grandes manifestaciones de masas, como el primero de mayo de 2010 que presencié; aunque también pude ver la compra y venta de dólares ilegal en el aeropuerto y todas las partes de la ciudad. La unidad de toda la izquierda y la población venezolana es urgente y la expropiación de algunas poderosas empresas que esconden productos es indispensable. ¿Por qué no emplazar al imperio yanqui comenzando por negarle la venta de petróleo? Quien conoce la situación es el pueblo venezolano. (12/VI/13)



http://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1802 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a168010.htmlCd0NV CAC = Y co = US