La entrevista de Fidel Castro i cuatro grandes periodistas venezolanos: la guerra nuclear, otras atrocidades posibles i la población mundial

“La guerra es nefanda, porque hace

 más hombres malos que los que mata”

 Immanuel Kant

En la paz, los hijos entierra a los padres,

la guerra altera el orden de la naturaleza y

hace que los padres entierren a sus hijos”

 Herodoto

                                                                                                     Ω

 Me he dado un banquete de pensamiento sano i profundo, viendo i escuchando la entrevista concedida por Fidel Castro Ruz, a cuatro distinguidos venezolanos que luchan como hombres sensatos i civilizados, por preservar la paz i la vida del planeta Tierra; entonces, escuchamos todos, la voz de la dignidad de América i de la conciencia de los pueblos libres del mundo, del comandante de aquella inolvidable revolución del Gramma i de la Sierra Maestra, que tiempo e historia han convertido en el ícono de la resistencia, creatividad i valor moral, del invencible i noble pueblo de Cuba, la bella Antilla Mayor del Caribe rebelde i firme i resplandeciente como un sol.

 Trataba, en gran parte, sobre el tema que ya de mi parte comenzaba a escribir, sobre los peligros i las consecuencias de una guerra nuclear que, de no acabar definitivamente con el género humano, quedaría en condiciones de realizar en el futuro lo imaginado por Einstein: la próxima guerra mundial se llevará a cabo con piedras, en caso de sobrevivir unos pocos signados por deformidades i anormalidades conjuntamente con las cucarachas, la especie más resistente del planeta, aunque algunos responsables de las masacres de Hiroshima i Nagasaki, quieran hacernos creer que puede ser “limitada” la destrucción a los centros militares, cuando el terror quiso ser sembrado precisamente destruyendo poblaciones civiles inocentes. Estas falsas hipótesis vienen siendo estudiadas desde mitad del siglo pasado en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) por el profesor de física Bernard T. Felds, editor de los Boletines de los científicos atómicos, demostrando que las consecuencias de una guerra nuclear son aterrorizadoras desde el comienzo i la muerte i destrucción de las vidas i de la biosfera, alcanzan a todos los patrones  de  la vida social, aún más  devastadores.  Se  dice que los sobrevivientes de un holocausto nuclear quedarán probablemente más traumatizados i desmoralizados que los sobrevivientes de holocaustos pasado; garantía de muerte masiva hecha por la proliferación de armas nucleares. Recientemente, declaraciones de la senadora i Secretaria de los Estados Unidos, nos ha amenazado con la posesión de su país, de más de 5.000 cabezas nucleares i el poder tener la fuerza suficiente para destruir “hasta cinco veces la vida en el planeta” . I otro tanto poder nuclear tiene su “avanzada mortífera” Israel, en el Medio Oriente i el Asia, de lo cual también hacer alarde, i luego establecerían algo parecido en Colombia, la Israel de América. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando las armas convencionales arrasaron a Europa i las armas atómicas al Japón, se estableció que el más lucrativo de todos los negocios del planeta, era la guerra, por lo cual debemos olvidarnos que ese imperio del norte, desaparecida la Unión Soviética i caído el muro de Berlín, convertidos en la policía del mundo, ambicionando todas las fuentes de energía de todos los países, i considerando a todas las otras naciones como súbitos i a su gente como seres inferiores, jamás dejarán de inventar guerras violando todo el Derecho Internacional i limpiándose el paltó con las instituciones como las Naciones Unidas (ONU), la OEA i  la OMS, como los tres espectros o fantasma del Señor Scrooge de Charles Dickens. A ese imperio solamente un fenómenos inesperado de la naturaleza, les puede torcer el pescuezo i hacerlo entrar en razón. Para eso ya han realizado la invasión mediática i a quienes quieran destruir les inventa delitos –como antes “armas de destrucción masiva” i ahora el narcotráfico o el terrorismo− i viendo la rebeldía de muchos pueblos demócratas, ya están dispuestos hasta a una guerra nuclear.

 Sin embargo, reconforta algo el espíritu, escuchar que Fidel, como dice él, dedicado en gran parte a estudiar i pensar,  ha pasado de un pesimismo por la guerra nuclear inminente, a un optimismo basado en creer que Míster Obama no es el bruto que era Bush, Reagan o Nixon, sino que por su sangre africana i musulmana, pensaría con la cordura de Carter o Clinton, de meditar las consecuencias de una guerra nuclear que una vez desencadenada no tiene vuelta atrás. Posiblemente no sea conflicto nuclear, pero de que tiene todas las intenciones de provocar una guerra i una invasión, las tiene, pues son órdenes del Pentágono i las Trasnacionales, aunque nos queda el recurso se saber responder, como han hecho con heroísmo, Vietnam, Corea, Irak, Afganistán o lo hará mejor todavía, Irán. Empero, allí está el enjambre de bases militares, rodeando a Venezuela, las complicidades de Costa Rica i Panamá, i la demencia del delincuente Álvaro  Uribe Vélez en Colombia.

 Fidel Castro, es esa conversación en la que hubiese deseado estar (cuando fui a Cuba indagué sobre la posibilidad de visitarle i conocerlo, pero no pude lograr los trámites por falta de tiempo) reunido con Vanessa Davies, Walter Martínez, Andrés Izarra i Mario Silva, lució como un hombre normal para su edad i con una lucidez mental que desearía mucho gaznápiro de la oposición venezolana, donde los analfabetos culturales juegan marullo i viven rebuznando, con perdón de los asnos o los Aznar. Por cierto que entre otras cosas que llamaron mi atención, fue en lo referente a los recursos del planeta i la población mundial, no con la simpleza de la posición maltusiana (cuya preocupación era válida para su época), sino sopesando las crisis de recursos que tiene todo el globo, aunado al crecimiento del número de habitantes para alimentar, como sucede en China o la India. Actualmente la Tierra posee 6.700 millones de habitantes (de los cuales 1.300.000 son chinos) i el crecimiento sigue vertiginoso, especialmente por los progresos de la higiene, la medicina i la calidad de la vida, con lo cual esto de cierta manera es una amenaza mundial. Hace ya más de medio siglo, cuando en Sociología estudiaba Geografía Humana, conseguí que científicos, naturalistas, economistas, matemáticos, etc., calculaban que nuestro planeta no podría soportar más de 11.000 millones de habitantes, por limitación no de espacio, sino de recursos, principalmente el agua i tierra apta para el cultivo, a pesar de las represas i de la tecnología de granjas hidropónicas, etc.

 Si lo que se invierte en presupuesto militar para “cosechar guerras” se invirtiera en cuidar el planeta e incentivar planes de agricultura, alimentación i seguridad en salud i otros renglones positivos, no tendríamos que penar como ese extraordinario ser llamado Stephen Hawkins, “un cerebro sentado en una silla”, de que en el futuro, la especie humana desaparecería este milenio, a menos de colonizar el espacio. Nos parece ficción, pero es una verdad que lamentablemente no podemos confirmar. I si el Vaticano, dejara a un lado su conducta “internacional” de que todos los problemas o catástrofes de la Humanidad, ellos los socorren con “oraciones”, bendiciones o lamentos de pésames que son mentiras “piadosas” i palabras huecas (sumamente baratas) i solamente alquilaran muchos de los grandes tesoros que poseen (el Moisés, La Piedad, la gran maqueta de la capilla Sixtina, o las obras de Rafael, por citar pocas cosas), con eso darían de comer a toda la población del África i elevarían la calidad de la vida de pueblos desamparados i hambrientos. En fin, fueron tantos los puntos tocados por Fidel en esa entrevista que, por no tomar nota, quizá he perdido datos importantes, como fueron importantes sus respuestas sobre la proximidad de elecciones en Venezuela, para la Asamblea Nacional. Quizá vuelva en otros escritos, sobre puntos que he olvidado. Por lo pronto, Fidel Castro Ruz nos ha demostrado, por qué lo seguimos considerando la Dignidad de América i el mundo, como Bolívar nos sigue pareciendo Sol de América i Chávez i sus bolivarianos, sus auténticos hijos i continuadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3122 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a105779.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO