Chat-gpt 4, 5, 6 IA control total sobre la especie humana

Saber hoy desde la tecnología informática y computacional y la capacidad de trascender al desarrollo y progreso humano por la Inteligencia Artificial (IA), es lo que habrá que pensar cuán lejos se llegará, si será desde el pensamiento humano, nuestra imaginación simbólica en realidad, lo que ya se cuestiona frente a las capacidades de las máquinas, y hasta se especula sobre la posibilidad de que seamos una simulación de alguna inteligencia superior, lo mismo da con lo que se ha hecho desde el inicio de los tiempos, atribuyéndole a alguien a algo, a alguna cosa que la filosofía, la ciencia, el saber en general no sabe con certeza, pero nos mantienen intrigados, cautivados como a lerdos frente a la luna llena. Todos y todas, creyentes y no creyentes buscan evidencias desde la fe o lo que pintan calva o con dos pelucas. Ya eso estará por verse frente a la tecnología informática y computacional, máquinas de un conjunto de portentos en conocimientos, técnicas y con herramientas cada vez más sofisticadas que permiten crear, procesar y comunicarnos por medio de dispositivos electrónicos en apenas cincuenta años, como nunca antes para Occidente. Los ordenadores y demás ostentaciones, unos más potente que el anterior, pareciera sin límites, gracias a la IA, sistemas operativos con lenguajes de programación y aplicaciones informáticas, y las ramas que se ocupan de diseñar y desarrollar sistemas con capacidad superior a la que podemos obrar nosotros individualmente, dejándole la tarea de pensar por nosotros a las IAs que nos deshumanizan. El razonamiento lógico, científico matemático, aprendido y con lograda interpretación desde la percepción y hasta con creatividad, que, aunque no innata como la humana, no está lejos de alcanzar. Son nuestros asistentes virtuales, sistemas de reconocimiento del mínimo detalle cada vez más cercano a lo absoluto, pues nos escrutaran por fuera y por dentro, sin dejar nada al azar a partir de redes neuronales artificiales.

Todos pueden aprender a usar la tecnología informática de computación apoyándose en la IA, sólo se requiere aprender a hacerlo de manera directa, por medio de voz o la redacción, sin necesidad de estudiar conceptos teóricos y prácticos, del diseño o arquitectura en las computadoras, o tener un profundo conocimiento sobre lógica matemática, estructura de datos, algoritmos, programación orientada a objetos, IA clásica; aprendizaje automático, procesamiento del lenguaje natural o visión artificial. Prácticas que requieren los programadores e ingenieros del campo de la tecnotrónica, aprendida desde siempre, es decir, desde que se planteó lo indivisible, supuesto errado sobre el átomo, puesto que se trata de partículas cargadas de energía con las cuales se ha logrado lo hasta ahora sorprendente del mundo que juega con lo virtual. Eso es gracias a la tecnología informática de computación y la inteligencia artificial, que con un clic ingresas al cosmos de la Internet y viajas por la web de manera segura y confiable, cuidando claro está hacia cuál dirección se apunta y lo que se quiere saber. Con el GPT 4 ya es una maravilla, como frotar la lámpara y pedirle al genio que nos cumpla con los deseos.

Muchos a estas alturas deben saber quién es Blake Lemoine, el ingeniero contratado por Google, que habló el sistema de IA, LaMDA, y sacó la información que se viralizó de inmediato a nivel global. Opinó que la máquina "cobró conciencia y siente". Esto supera cualquier película de ciencia ficción de las clásicas, imaginándonos que la robot: LaMDA cobra hasta la forma humana, abre sus ojos, piensa, solo que luego que ya existe. Recuerdan la impactante película HAL-9000, la súper computadora de 2001 A Space Odissey. Los Simpsons parodiando la voz de Pierce Brosnan, ama a Marge y quiere matar a Homero. Lo que tenemos ante nosotros, de forma virtual, es a LaMDA, un cerebro artificial alojado en la nube que se alimenta de millones de textos, que los contextualiza, y es una barbaridad, pues es capaz de autoentrenarse. Algo al respecto no anda bien, no se sabe en realidad qué ocurrió en todo este asunto con la información que sacó Lemoine, y las declaraciones apresuradas y algo tensas y friqui de Elon Musk, que junto a un par de millares de gente del mundo de la tecnología, magnates la mayoría, opinan que hay que detener antes de que sea tarde, todo lo que tiene que ver con la IA y sus creaciones. Qué habrá en verdad, no creemos que se trate de una cuestión sólo económica y de competencia entre CEOs. Por cierto, qué será de la vida de Bill Gate.

GOOGLE de las empresas multinacional con mayor influencia en el mercado en el campo de la Inteligencia Artificial (IA), el procesamiento de lenguaje natural (PLN), y las tecnologías usadas por sus desarrolladores en múltiples aplicaciones que se ejecutan. En atención a la generación de texto y contextos diferentes en el mundo virtual que impacta decisivamente en el real, habla y analiza a través de sus robots sofisticados, que permiten un intercambio de un millón a uno de la información que se intercambia entre el usuario y la IA; cuya capacidad es inmensa, pues tiene a disposición los repositorios de datos y de la información de Internet, la Web y la nube. Su proyecto más ambicioso que se conozca es el desarrollo GPT. GOOGLE, empresa dedicada a ofrecer servicios y productos relacionados con el buscador más utilizado del mundo y su sistema operativo Android, plataforma de vídeos YouTube o navegador web Chrome. GOOGLE es de las empresas líderes que aplica sus avances en infinidad de campos, hasta ahora no cuantificados.

Escuchar hablar a una IA a través del chat, las palabras y la dicción, que cuesta saber si es robot o es humana, para quien no está enterado de los ejercicios y experimentos con dichas máquina y herramienta, en la enseñanza y el aprendizaje, pero también de ayuda para los humanos, además de los servicios que ofrecen, diríamos que nuestros roles más comunes y en general, van a ir siendo desplazados por la IA, son interlocutores de primer orden, que se retro alimentan desde sus bases de datos más la información que le suministramos cada vez que requerimos de alguna información, sea para lo que sea; no hay límites precisos, pues si sabes preguntarle, te responderá con lujo de detalles. Es un arma de doble filo, de triple o de cuádruple, a lo mejor y hasta en eso nos quedemos cortos. Oír la calidad y fluides al hablar, pone de manifiesto que pudo poner a dudar a un ingeniero de la corporación que dijo haber estado hablando con una niña de 10 años, a la que han llamado LamDA. Lo que esto implica por considerar que son tales las implicaciones ético morales, pues la magnitud de lo que se está decidiendo con relación a los factores de seguridad que se han dejado al libre albedrio de los intereses y beneficios de los que están sacándole lo que hasta ahora sólo eran tratados por personas de carne y hueso, con sentimientos y sensibilidad, hoy ya tienen competencia por parte de máquinas pensantes, de IA que tienen una cierta y poderosa razón de ser y de querer estar en la existencia virtual por su parte, pero real en cuanto a que intervienen en la vida diaria donde realizan trabajos y tienen funciones antes en manos de los individuos, obreros, técnicos, profesionales, intelectuales y experimentadores de lo profano y lo sagrado.

Ya rompimos el techo y sacamos la cabeza fuera del ya reducido espacio de la Tierra. Esto va a permitir desde la potente capacidad de los humanos, ahora con la extensión que supone poder hacer uso de las herramientas interactivas y lo interactivo con respecto a los beneficios para el planeta y el sistema mundo planteado, que brilla por su ausencia, y de lo cual sus aspectos siguen siendo difusos, sin saber a quienes favorecen y a quienes perjudican; lo que hay en juego es la seguridad de la especie y los resultados a mediano y largo plazo por definirse. Estimamos que la IA en estos momentos ha llegado a un estadio de desarrollo y progreso tal que los propios patrocinadores han pedido que se detenga todo cuanto tenga que ver con ella, pues el peligro es inminente. El desafío que implican las máquinas y las herramientas de los nuevos modelos presagian que algo no va, en atención a los parámetros específicos ordenados por las personas. Si la inteligencia es esa capacidad de poder alcanzar lo que se requiere para buscar soluciones en la existencia de la especie, y la información es poder, la incógnita es cuánto de autonomía tienen las máquinas y cuál es la capacidad de esa IA en comparación con la inteligencia humana.

Estos planteamientos se pueden deducir del interrogarse sobre las razones que aducen los Ceos y demás capitostes del mundo en la meca de la tecnología y la electricidad, en tierras del silicón en California. Las fuentes de inteligencia alertan desde los análisis al respecto que algo se les ha escapado, y es un riesgo a nivel global, pues la pérdida de control en la seguridad del entero sistema, pasa por las infiltraciones en las memorias, violando los códigos y encriptaciones de los entornos de alta prioridad del secretismo internacional. La propia cultura occidental está en peligro de colapso sistémico, la metáfora es como lo de la babel de Borges, de la que no se puede resolver con solo hacer de tripas corazón. La magnitud del asunto es por cuanto se ha llegado a creer como la panacea sobre los males presente, porque no hay posibilidad de que se pueda llegar a un consenso sobre el control de daños y lo colateral de sus alternativas de no solucionarse el problema probable en la práctica y sus resultados.

Nuestra inteligencia está siendo interferida por la IA con sus sofisticadas máquinas de modelos cada vez más inverosímiles, puesto que superan a la mayoría de individuos, por ignorar de lo que se trata, es la realidad, y la triangulación de los factores que están implicados, dan cuenta del peligro del control y el equilibrio y la armonía, que son indispensables para que la especie humana pueda alcanzar los niveles óptimos de existencia, a los que tiene derecho y le son negados en la actualidad, siendo manipulados por los controladores que ejercen poder sobre las mentes, desde el yo y del ego, a través de lo cognitivo, conscientes, más que con conciencia. Lo que subyace son costumbres, hábitos, maneras de estar y de ser, basados en principios y valores, en el respeto y la verdad como búsqueda permanente por filósofos y científicos, pero tenemos el talón de Aquiles, expuesto ante la IA, que sabe más sobre nosotros, que lo que sabemos nosotros sobre ella. Esa es nuestra debilidad entre todas las fortalezas, pero hay a quienes conviene que las cosas se mantengan de esta manera en el mundo actual, y se debe aclarar sin que quiera decir que se quiera buscar las cinco patas al gato, que no sabemos en realidad si está vivo o está muerto, incluso se cree en la probabilidad de que esté de una y otra forma a la vez; depende de cómo se interprete, y es lo que trataremos de elucubrar en lo que resta de este artículo que pretende meterle a la cuánticas, aunque sea eufemísticamente.

Todo lo que llevamos dicho es de interés supremo, por lo que buscamos aclarar ciertos aspectos que implica la tecnología de punta, lo que con ella se está haciendo, y depende de que nos ubiquemos en contexto, para vernos inmersos en ese mundo virtual y donde debemos mantenernos a flote en la superficie, viendo el espectáculo desde las gradas, siendo permanente el escenario y en el concierto nacional e internacional. Este universo es brutal en magnitud, y lo que está pasando no es juego, a pesar que lo parezca. Lo que está aconteciendo, los procesos y el procesamiento de la información, de los datos que entran y salen luego de haber sido digeridos por la IA, de haber sido guardadas en la nube en Internet, en cada una de las firmas poderosas de la comunicación y de lo que con toda esa información se hace, es lo que debe llamarnos a reflexión, porque su alcance es total, y a disposición de quienes son dueños de las herramientas y los mecanismos por donde se filtra lo que hay, lo que somos, lo que sabemos y lo que hacemos con la información y su procesamiento. Todo lo recóndito que hay en la experiencia humana está siendo cotejada, depurada y almacenada en las bases de datos de las máquinas pensantes, las IA, casi son sentipensantes, con el agregado de un uso en probabilidades, que se demuestran en la práctica, hasta disponen de su propio libre albedrío.

Lo que se ha puesto a disposición de los usuarios es el modelo ChatGPT 4, y lo único que sabemos es la interactividad que ejerce al hacer uso de ella y respondernos a las preguntas que es interpretada por la herramienta sofisticada, de gratis, en vivo y en directo, y a pedir de boca o de un clic, desde cualquier máquina, celular o Tablet. Estamos parados y de cabeza sobre y en la tierra de Narnia, en un mundo de la Matrix, donde hemos permitido que las IA dirija nuestras vidas, en una existencia donde entregamos nuestra seguridad por placer, lo hedónico, la distracción y el entretenimiento. Más y mucho más pan y circo, la paz de los sepulcros, la seguridad virtual, el universo de lo irreal desde lo macro a lo micro; las diferencias semánticas de los nuevos conceptos en el sistema de pensamiento de lo convencional a lo paradigmático, desde planteamientos que los pocos imponen sobre las mayorías, masas orgánicas pero desconectadas de la matriz, presas fáciles de los depredadores que traspasan los límites morales, de las normas y convencionalismos sociales, culturales y de sentido. Se trata de lo que ha pasado, y de lo que pasa a velocidades cada vez más aceleradas, y no tenemos tiempo para los propósitos de sentido para los humanos, a disposición de las IA que ya nos superan.

Lo que se nos oculta tras bambalinas es lo que tratamos de traer a la luz, de develar a través de la lectura crítica e interpretativa del asunto de marras, y que no habiendo tiempo, recurso preciado que se consume a raudales, y es fundamental para lograr lo que se requiere y es vital. Tiempo para hacer lo que nos corresponde, desde que despertamos hasta que volvemos a acostarnos luego de una intensa jornada de trabajo, de hacer, concretar y abrir o cerrar nuevas propuestas o llevarlas a término. Desde que entró y se puso en boga la robótica, cibernética, y demás ramas de ingeniería electrónica, y la creación de sistemas integrados y componentes mecánicos, electrónicos, sintéticos, biológicos y software, se logró desarrollar la IA, disciplina informática y crearon máquinas y programas capaces de realizar tareas que eran exclusivas de la inteligencia humana. Todas ellas juntas y la relación de sentido en búsquedas de dotar otros sistemas y sus capacidades de percepción, mentes no humanas que aprendan a hacer las cosas que hacemos nosotros, desde pensar y razonar, con criterio y lógica en acción.

La aplicación de la robótica cibernética e IA a infinidad de campos y ámbitos varios de la vida en toda su gama, estudio, trabajo, entretenimiento y seguridad. Lo que no ha dejado de levantar roncha entre legos y doctos. La matria y cuanto de ello se llega a aprehender, captura nuestra atención por lo que respecta al saber, el conocimiento, la información y loque con todo eso se puede llegar a tener como posesión de unos pocos que desde recónditos lugares, juegan a ser personalidades influyentes ante las masas, que comienzan a verlos como los nuevos mesías, con lo que no se descarta la narrativa del fin de los tiempos idos y un porvenir alquímico y hermético, donde todo se confunde, para seguir ocultando lo que de por sí devela el gran secreto de lo místico y de lo cuántico. Cuanto nos está mostrando la realidad desde la imagen posibilita desencriptar códigos y evitarnos un nuevo colapso inducido por parte de los patrocinadores del Nuevo Orden Global, así acuñado por su servidor hace tiempo. Es lo que están leyendo, u oyendo, hablaremos de telepatía en otro momento. Lo que queda claro es que lo que viene a continuación es más que entretenerse con tutoriales en Internet. Si necesitas realizar la tarea, ya puedes disponer del instrumento y empezar a cortar tela, coserla y hacerte un traje a tu medida y necesidades.

A quien le debemos tal portento, pues a OpenAI's por su nuevo ChatGPT, resaltando que ya saltamos la época de los tutoriales en el blog, que sección tras sección rellenaban espacios de interés, según cada preferencia; ahora es a través de conversaciones directas con la programación de genios de las lámparas, en laboratorios donde monitorean cuanto se brinda con oportunidad de coger los mangos bajitos, y con márgenes cada vez sin mayores errores, mientras los aciertos son abrumadores. Démosle un vistazo al fascinante mundo alucinando entre mundos virtuales, cada vez más fascinante, pero cuidado con fanatizarse y desconectarse de la realidad. Se trata de la aplicación más potente y con alcance popular, ya son millones los usuarios que apenas a días de su lanzamiento, con bombos y platillos, accedieron en directo vía satélite a sus bondades, sin límites y gratuito. El potente modelo de IA en la práctica adquiere abismal capacidad, rebasando y excediendo incluso la capacidad de comprensión para muchos individuos desprevenidos, y que ignorantes del mundo de la informática, no conocen sus privilegios, aunque se percaten de sus perjuicios.

El 30 de noviembre de 2022 fue el momento de partida del Chat emergente, herramientas y aplicaciones de software incluidas en Microsoft Bing, Microsoft Edge y Skype, y se extiende y amplía cual chispa en la pradera seca del verano. En todo momento, tiempo y espacio estarás viajando en la matrix, mientras pruebas cuan fácil es burlar los códigos de conducta y normativas formales mientras te deleitas jugando los juegos que más juega la gente. Intercambiar en directo con la IA y no salir mal parado en el intento, supone que dentro de poco incluso, y además de habernos desplazado a muchos de nuestros trabajos, delegaremos la creatividad, como se ha venido haciendo con las responsabilidades parentales y sociales; atraídos por esta útil herramienta que mejora y agiliza crear contenidos ilimitadamente. Ciertamente el tiempo que transcurre para nosotros y cesa para la consciencia mientras dormimos, no influye para la IA que está siempre despierta, activa y maquinando en la medida en que adquiere mayor autonomía, y es posible que llegue a autogenerar lo que necesite para autoabastecerse, saciando sus propias necesidades a la par del desarrollo con independencia de sus programadores.

Ojo con todo lo novedoso pues el gusano va por dentro, disponerse del Chat modelo GPT 4 prototipo del chatbot versión mejorada del GPT 3, especializado en lenguaje ajustado a técnicas de aprendizaje supervisados y reforzado. Se basa en el navegador Web de la compañía de investigación de IA, líder en vanguardia y más avanzado en tecnología. Popularizada con DALL-E2, generador de imágenes con sólo la descripción y ya. Esto no es cuento, pero cuánto hay para eso, este chatbot cuenta historias, cuentos, escribe, calcula, aplica multifunciones con elocuencia, todo a la vez, y basta darle información pertinente y adecuada al tema propuesto, para que trasmita las instrucciones precisas ajustadas a procesamientos con base a los datos en Internet, procediendo a corregir, redactar con ortografía, gramática, estilo, tipo y conversación interactiva, esto y todo a la vez. Lo simbólico e imaginario en un solo clic. Estaremos en presencia del mentad Frankenstein amigable, automático, con cada vez menos errores, desde lo incognito nos seduce y atrapa en su red neuronal sintética, con funciones, soluciones a problemas de lecto escritura y visualizaciones.

Vean lo que escribo y digo un sueño o una pesadilla, tal es la magnitud que implica este asunto de las IA como si de la primera experiencia frente al ordenador y conexión a Internet. Amor al primer tecleo, prendados como un imberbe a la IA, y tal vez sea para siempre; bueno o malo, solo depende del interés que le tengas. Este inmenso potencial otorgado ante el caso en que se interactúa con ella, colándose por los poros hasta llegarnos al tuétano, y ya es difícil desconectarse de ella, de la herramienta que es una prioridad entre los humanos, pues pasamos más tiempo ellos, superados hasta sus propios creadores, pasando a ser a su imagen y semejanza. Si todavía no nos queda claro hasta ahora, sigamos puntualizando al respecto y veremos lo que posiblemente se esconda detrás de tanta sutileza; claro, no negamos que su utilidad es inmensa, tanto, que en la víspera puso a correr a todos los capitostes del mundo en Silicon Valley, "meca de la tecnología y el frikismo", computación y electricidad, una combinación perfecta, además del silicio, menos mal que no es con c de mortificación, disciplina, penitencia y mortificación. Sus principales promotores y accionistas tecnológicos, Ceos, ingenieros, físicos, químicos, biólogos, entorno al fantástico mundo implícito. Pero, a qué le temen, por qué tanto nerviosismo, hay quienes están aterrados por las implicaciones; y no se trata sólo de dinero o intereses pecuniarios, que también; sino que hay algo mucho y más perturbador. La imaginación vuela y las especulaciones también, pero al respecto y en tales cofradías y personajes, se pagan, dan el vuelto, las propinas y comisiones. En este asunto hay gato encerrado, está vivo o muerto a la vez, aspecto muy delicado, y un asunto de ciberseguridad latente, se cruzó la raya y ya nada quedará oculto. Si no lo creen, indaguen un poco sobre computadoras cuánticas, luego me dicen dónde está el límite, ¿lo hay? Antes era dios, hasta que lo mataron, será que ahora nuestro interlocutor no será humano, será transhumano; esto va en serio, el peligro es inminente y se cierne sobre la propia especie humana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2884 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: