La tecla fértil

El pueblo tendrá una tarea específica el próximo 23N al sancionar con su voto al más burdo gobernador que ha pasado por la historia política de nuestro país. En ningún momento va a tener la oportunidad de ser reelegido porque prácticamente ha dañado nuestro Estado y solo queremos que se traslade a su tierra natal y ser juzgado por paralizar obras trascendentales que el presidente y su cuerpo colegiado proyectó para el beneficio de un colectivo. Acosta Charles terminó siendo una marioneta del grupo  Cellí y la gente de Proyecto Venezuela que trabaja en el Ejecutivo desde la época de Henrique Fernando. Se ensarto él mismo en la maraña de la oposición y término desplumado porque la derecha lo utiliza a su antojo. Es decir, el hombre del eructo no le fue fiel al presidente, solo  a Oscar y Celio,  a los Salas Romer y Enzo Scarano.

En una insensata distracción de las normas democráticas y cristianas vigentes decreta la invasión de terrenos privados urbanizados en el Distrito Valencia, (Parque Valencia y Naguanagua), utilizando la policía uniformada para crear confusión.  Lo que dio como resultado la degradación y libertad de un colectivo que clama justicia y equidad política. A los terrenos agrícolas les sigue igual suerte.

Mario Silva constituye nuestra fuerza porque viene a darle autenticidad al movimiento de cambio que preconiza el presidente desde el año 1992. Nos encontramos en el camino de la certeza ideológica del socialismo democrático que nos va a introducir a la verdadera honestidad política en este Estado, que, ha sido incursionado por personas nada bien y de intereses no cristianos.

Acosta y sus seguidores han querido someter a Carabobo a un proceso de transculturización, mediante la enajenación de su historia y de su cultura que tanto espacios nos costo en el pasado. Pero ha llegado el momento de golpear y daremos un tremendo puñetazo para rescatar  nuestra identidad regional y compartir nuestra alegría con aquellas vertientes que sí representan los intereses del proceso de cambio que tanto preconiza nuestro presidente en todos los ámbitos de los países que visita.

Esta lucha, le dará vigor al pueblo para que marque el camino de un nuevo voluntariado y ejerza con dignidad  su marcha hacia el futuro, indicando un nuevo sentimiento de solaridad  y el derecho que tienen los pueblos de ejercer sus diferencias culturales.

La comunidad  se volverá a reunir para compartir su experiencia y las historias de la familia. El nuevo gobernador tiene la obligación de sacar a los paramilitares de las urbanizaciones populares y barrios, como aminorar la violencia en toda su extensión. Simplemente, en Carabobo debemos cerrar un ciclo y comenzar otro. Se abre en nuestra tierra, las puertas de un nuevo sueño.

*escritor/analista

emvesua12@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1365 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a61690.htmlCd0NV CAC = Y co = US