Discrepancia con la huella en las estaciones de gasolina subsidiada en Ciudad Guayana

El procesamiento de la huella en las Estaciones de servicio de gasolina subsidiada en Ciudad Guayana, se ha convertido en una pesadilla en un amplio sector de la población de la tercera edad y hasta jóvenes, que por tal o cual condición de trabajo, su huella se ha deteriorado, negándoseles este beneficio, porque unos vetustos aparatos o aparece bloqueado o sencillamente no la detectó. Muchos de estos funcionarios actúan con pleno apego a las normas de cortesía, pero no pueden hacer nada; mientras que otros lo hacen en forma intimidatoria y compulsiva carentes del más mínimo sentido humanitario; es apartado de la cola; sino aparece un alma caritativa que preste de su cupo de 120 litros mensuales, que le corresponde. ¿Es que no existe un organismo que en forma expedita resuelva esta engorrosa disposición?.

La Alcaldía de Caroní tiene `para estos menesteres a una funcionaria de Somos Venezuela, que asiste en el Edificio Icabarú, en una oficina destinadas para las Comunas en San Félix. Allí una señora le resuelve supuestamente el problema; mediante un periplo de 4 o más citas de escaneo del carnet de la Patria. Aunque no lo puedo asentir con seguridad, muchos de quienes han asistido con rigurosidad, cuando han ido a la bomba, continúan con la anomalía. Con la puesta en marcha de este nuevo procedimiento de gasolina subsidiada, si realmente existe interés en subsanar, se podría allanar esta situación.

Conque se come eso, si las bombas subsidiadas, las sacan como un paliativo para supuestamente ayudar al sector más vulnerable y golpeado económicamente. Que luego de haber transitado por un tedioso pre marcaje, posteriormente un re marcaje y finalmente la cola para surtir de gasolina, se encuentre con el suplicio de quedarse sin el chivo y sin el mecate.

Ahora bien, vienen las interrogantes. En las elecciones nacionales nadie se queda sin votar, porque el aparatico este de ciernes no le leyó la huella o en los bancos donde poquísimas individualidades se ven imposibilitados. En el Saime la huella no es un impedimento para renovar la cédula, si va con todas las de la Ley.

Ya para finalizar, se siente en forma soterrada como se pretende vulnerar el estado de derecho a este amplio sector de la población venezolana a través de esta medida punitiva; sólo porque la vida los colocó a ejercer un oficio donde su huella estuvieron expuestos a sustancias químicas, detergentes, etc; logrando alterar la huella y hoy se ven impedidos de ejercer un derecho, como es el de gozar de este derecho.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social