Un filósofo en el Zulia y un maestro en Nueva Esparta son gobernadores

¿Vainas del destino o qué?, en que ambas personas son adecos por demás -lo más seguro alumnos de Ramos Allup y herederos del saber de Rómulo- que tienen en común que han sido los dos gobernantes en años pasados, cada uno por dos períodos, honestos como prósperos cada uno de la pulcritud que no han demostrado ellos y actualmente con muchos bienes que nadie ve y quizás muchos dólares también, vuelven al poder cagados de la risa que es más que sonrientes, sin taquicardia alguna, a no ser la de Diosdado, y ahora vienen más apoyados que nunca sin contratiempo ninguno por una parte del pueblo que, no les importó saber que ambos tienen rabo de paja de sus robustos haberes, y no pueden soltar la primera piedra, ni hacer el papel de Abel ni de Caín al regresar al poder local de sus regiones bien aclamados que, quizás muchos viejitos y viejitas que votaron por ellos, llorarían a moco suelto al saber de sus triunfos que les dio inmensa alegría a sus viejos corazones de viejos adecos con palpitaciones adecas de ansiedad desbordada por los mismos triunfos en sí, hablo de allá y de acá, lo que pudiera ser trágico para un país que los conoce a ambos, no lo es para sus semejantes seguidores. Razón por demás para que los países europeos piensen y nos vean como una colonia de desmemoriados que lo mismo nos da lo bueno como lo malo sin distinción, lo que les lleva a pensar en indios que hasta razón tendrán al razonar, pero si todos esos pendejos no han extraído experiencia del pasado -dirán, es porque siguen pensando igual y he allí, su obstinada insistencia de vernos como nos ven.

Hay que aclarar que no es igual un filósofo que no es maestro a un maestro que no es filósofo, porque razonando en contrario, o sea negando, entonces si tendría Manuel Rosales como el filósofo maracucho que ha tratado de ser, no pedirle peras al horno tal como en una ocasión nada extravagante soltó su refrescante frase que, lo metió de lleno en el mundo de los sabios zulianos sin tapujos, en cambio Morel es muy reseco a soltar pendejadas para que otros se rían con la seriedad que siempre lo ha acompañado de margariteño íntegro, que ni dormido ríe y, como todo un sabio de escuela viene a cambiar a su estado, o me dan, o me ponen donde "haiga" como el adeco que es formado de pensamientos profundos que ya la Fedecámara-NE le dijo al oído, mejor que tú para trabajar a nuestro favor ninguno que, las líneas macro para activar la economía en la región han sido trazadas a ver si de una buena vez por fin acaban con los pobres que además los está matando el coronavirus y otros ahogándose en la travesía a media noche hacia otras islas cercanas

Y como filósofo mal hablado los habrá en otra parte, pero en el Zulia no, que acoge a Manuel Rosales con los brazos abiertos nuevamente que, no hubo calor para candidato chavista que se apagó solo, por lo que los colombianos zulianos y él mismo Iván Duque están esperando por lo suyo que con Manuel Rosales hay vida que, solamente, "hay que taparse los ojos y cerrar los oídos" que lo demás vendrá solo con la vía libre que en el mercado de las pulgas habrá nuevamente más pulgas que gatos y bien significativo es saber que tanto el Zulia como Nueva Esparta sin los adecos no tiene vida y, sin Morel acá y sin Rosales allá, la luna no alumbra igual por más calor que haga y muy difícil sería verle el hueco al perico que tiene debajo el pico, porque tan líder es Morel como lo es Manuel y por falta de entusiasmo no es y, ambos son como al "pan pan y al vino vino". ¡Vaya suerte!

Se comienza a notar que Morel no tendrá protector, porque trabaja solo y todo lo soluciona y, además, Dante Rivas está cansado de no solucionar los problemas de nuestro estado por más que quiso con toda la buena voluntad que tenía, pero quedó mal y hasta allí llegó y no pasó, aunque parece ser que seguirá insistiendo en demostrar que si se puede, pero con Morel como nuevo gobernador, Margarita seguirá navegando en el mar entre Coche y Cubagua para llegar a tierra firme y el Zulia no puede vivir sin Manuel Rosales por más que los chavistas piensen lo contrario y allá ni en cholas.

Entonces señoras y señores como dice el refrán que, lo que es del cura va para la iglesia, y Venezuela sin Morel Rodríguez y Manuel Rosales cada uno gobernando a su feliz confianza que, los pobres seguirán igual, pero lo más seguro que los ricos no, y para eso se gobierna, o no. Pero una cosa bien importante es que cada uno tiene su propia filosofía adeca y, lo más seguro es que si el mundo se acabara, Nueva Esparta con Morel y el Zulia con Manuel Rosales, no dejarían de existir, eso está escrito en la existencia política de cada uno de ellos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 711 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones 2021 Regionales y Municipales

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones 2021 Regionales y Municipales