Excusas producto de las crisis

El nuevo escenario nacional presenta cuadros bastantes difíciles, en donde los protagonistas más directos y más golpeados a veces por el orgullo de no demostrar su crítica inventan excusas de todo tipo para justificar el drama vivido. Con respecto a los altos precios de los productos alimenticios que hacen imposible abastecerse de la cesta básica, algunos han optado por aplicar una famosa dieta puesta en práctica especialmente en España, denominada Ayuno Intermitente, consistiendo en eliminar el desayuno, ingiriendo alimentos en horas del mediodía. Las recomendaciones de los médicos al menos al inicio es hacerla unos días a la semana. Resulta que con este método indirectamente el ciudadano ahorra dinero, permiten tomar algo de café pro sin azúcar. Supuestamente baja los valores y hasta podría si se come más tarde ayudar en la regeneración de las células madres. Lógico lo ideal es asesorarse con un nutricionista, cuestión un poco dura ante el alto costo de las consultas. Igual sucede con las medicinas, a más de uno les ha dado por convertirse en expertos naturistas, recomendando cuanto guarapo de plantas para controlar, presión arterial, diabetes, fiebre, gripe, dolores de cabeza, inclusive tratamiento de la próstata. Otros, amantes del consumo de las bebidas alcohólicas. Han tenido que inventárselas para justificar el por qué han dejado de consumir las cervecitas o la botellita de ron nacional los fines de semana sin asistir a alcohólicos anónimos. A muchos se les hace difícil decir que no tienen los dólares. Entonces se les ocurrió la excusa de manifestar que se metieron a evangélicos, razón por la cual dejaron de beber.

Los campeones en las excusas son los representantes del gobierno, esa capacidad de pasarle la responsabilidad a otro es realmente inagotable. Lo del bloqueo económico ya cansa, acaso el venezolano olvida aquella triste palabra de "exprópiese", por favor, que acabó con industrias, empresas y fincas destruyendo la producción nacional. Qué tienen que ver las medidas para realizar un mínimo de control de precio. Son muy pocas las voces cercanas al chavismo que son sinceras aceptando la existencia de mala administración acompañada de la corrupción por parte de algunos funcionarios, así como lo expresó el presidente de La Fundación Muller Rojas en un programa de televisión. Otra excusa de los propios dirigentes chavistas es la permanente acusación contra los dirigentes de oposición, en una constante guerra mediática involucrando a Guaido y Leopoldo López, eliminando de esta forma cualquier posibilidad de liderazgo de los sectores adversos al gobierno. Por supuesto apoyan a los personajes que les conviene y son manejables. Amigos de Barcelona y El Tigre como el sindicalista Cheo Hurtado y el abogado Alexander González, reconociendo que después de esta crisis el próximo nivel es el infierno, porque la crisis es tan grande que solamente nos falta meternos en una paila con candela, pero aún así tienen que ser operadores de José Brito, porque su familia tiene que comer, sin importarles que los califiquen de alacranes, esa excusa de vender su conciencia para evitar pasar hambre, la aceptaran los venezolanos que en su mayoría casi no comen, esa última excusa llenará de orgullo a los hijos de estos señores capaces de ser cómplices de traidores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 782 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI