Palangristas

Las redes sociales hacen cada vez más difícil que logren inyectar su veneno por la facilidad con que se desmontan sus mentiras. Estos seres que ante la falta de talento e incapacidad mental se dedican a falsear la verdad como parte de un método sicológico para lograr los objetivos del que les paga. Al final suelen ser reconocidos y repudiados.

En nuestro estado Anzoátegui, llegó un momento en donde se incorporaron muchos periodistas de Maracaibo, en su gran mayoría trabajadores y muy honestos. Pero como siempre se coleo uno, que todavía se hace llamar licenciado y nunca paso por universidad alguna. Esa persona desde que vino se quiso "vender" como gran conocedor de la política, pretendiendo incluir en sus notas de prensa la asesoría a algunos dirigentes. Buscaba las víctimas. Después le pedía el favor a alguien que se lo presentara.

Entonces arranca ese proceso casi como cuando alguien busca conquistar a una señorita. De tanto fastidiar en el caso de Antonio Cedeño Umanés, el conocido papa oriental, comienzan a darle informaciones, enseguida el hombre inició su famoso alegato de la colaboración. Se las ingenia y arma una página digital, allí cambiaba el contenido de los artículos, por ejemplo si algún columnista hacia un análisis sin nombrar al papa, el sin autorización incluía un párrafo escribiendo que Antonio Cedeño estaba bien posesionado. Le mandaba el correo al papa, y si el articulista se daba cuenta, enseguida lo borraba. Explicando que disculpara, es que tenía que buscar los cobres para enviarles a las niñas. Resulta que las hijas trabajan en Brasil y ganan muy buen dinero haciendo no se qué, y de allí le envían su remesa.

El papa como candidato a gobernador sacó el 1% de la votación y gastó más dinero que los candidatos del gobierno y el de la unidad, juntos. Después de esto logró refugiarse con el alcalde de El Tigre, para convencerlo le vendió la idea de plagiar los artículos de un columnista muy leído en esa ciudad, y critico contundente de este alcalde. ¿Cuál fue la estrategia? redactar artículos a favor de Paraqueima con la firma de ese columnista. Cuando el articulista se enteró y el palangrista fue amenazado penalmente, estuvo 10 días pidiendo disculpas en su página. Argumentando que fue un error de una empleada.

El equipo de una excandidata alcaldesa de Puerto La cruz, lo invitó a hacerle una sola nota de prensa, pretendiendo cobrar 150 dólares por media cuartilla, aproximadamente 200 caracteres. El empleado le cerró la Laptop en su propia cara, le pidió los datos del pago móvil para depositarle el costo del pasaje desde Barcelona. No sin antes el empleado decirle, hermano usted es un mercenario. Después que lo tuve viviendo 3 años sin pagar medio en un local de mi propiedad, no me tienes ninguna consideración.

En la actualidad está "asilado" en una oficina del gobierno nacional, allí casi no ejerce el periodismo, a pesar de estar en nomina con el cargo de periodista, no redacta si no le pagan aparte 50 dólares por cada información. Donde se observa a una institución con mucha actividad, pero no se sabe nada en la calle porque este palangrista no cumple sus labores, llega a la oficina a las doce del mediodía. Ahora se viste con camisas rojas luego de ser contratado por el gobernador adeco, Barreto Sira, este le creyó la mentira que sería su espía en el comando chavista y en la candidatura del papa. Barreto llegó después de la ambulancia. Supongo que el palangrista en la actualidad es espía de José Brito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 823 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor