Agua a precio de oro

En ciudad Guayana se desataron los demonios y no hay quien los detenga. Están actuando con toda su fuerza y con instinto de maldad para aniquilar al sediento que dejo de consumir los refrescos hace mucho tiempo debido a costos muy elevados. Y solo consumen el agua helada como refrescante en remplazo de las bebidas producidas por las empresas transnacionales que se encuentran instaladas en nuestro país.

Con relacional agua la situación se complica, es una necesidad el consumo del vital liquido, derecho bíblico “Dar de beber al sediento”, pero las plantas envasadoras del agua potable, nos están negando las posibilidades del consumo de este preciado liquido, ya que sin aviso ni protesta aumentaron el botellón de 20 litros el 50% del valor anterior, sin, son, ni ton, a lo macho. “lo paga, o déjalo” es lo que esgrimen estos abusivos comerciantes ilegales, del preciado liquido.

El estado venezolano, procesa la gasolina, a costos elevadísimo para que el país entero obtenga el combustible necesario para motos, vehículos de toda clases, maquinas industriales e incluso para las plantas potabilizadora del agua a un costo miserable de Bs.1,00 el litro.

Ahora para que el estado pueda suministrar esos servicios al pueblo Venezolano, comienza a perforar a miles de metros de profundidad en la tierra para extraer el petróleo luego enviarlo a la planta de refinería para convertirlo en gasolina, luego enviarlo a los tanques de almacenamiento, y después transportarlo al lugar de origen donde lo van a distribuir a las bombas que deben distribuir la gasolina a los vehículos, como vemos, es un proceso inmenso que acarrea astronómicos gastos económicos al estado Venezolano para servir a nuestro pueblo.

Y estos personajes explotadores de los manantiales acuíferos algunos, otros que suministran el agua de las tuberías del INOS para luego hacerle el tratamiento de potabilización que es, el mayor trabajo; otro menos complicado y más sustancioso, que es el de vendernos el agua al precio que no se justifica en comparación con el costo de la gasolina que se necesita para que funcione el país. Y para que también funcionen las plantas potabilizadoras del agua, ahora estos señores, (si es que se les puede decir señores) a quienes especulan vendiéndole al sediento a Bs.200, 300, 400,500 y mas el litro de agua, en planta. No son señores son especuladores sin conciencia ni sentimientos humanos, y no hay quien le ponga el cascabel al gato para que le apliquen los artículos que reza nuestra constitución por estos delitos, igualmente para los dueños de abastos, supermercados, ventas de repuestos, ferretería.

Otros delincuentes que operan en las avenidas calles y plantas de la ciudad de San Félix y Puerto Ordaz que se han proliferado por montones esta plaga de bachaqueros en Ciudad Guayana. Esperamos que nuestra nueva autoridad Gobernador, General Justo Noguera Pietri tome medidas drásticas y urgentes para someter a quienes buscan la debacle en nuestra ciudad. Es su obligación Sr. Gobernador proteger al pueblo de bolívar y Chávez.

Patria Socialista, Viviremos y venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1442 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía