Alicia Vielma en la frontera de las maravillas…

Alicia Vielma, autoproclamada princesa plenipotenciaria de la provincia del Táchira, provincia ubicada en las vecindades de Colombia, y por tanto en la llamada "Frontera de las Maravillas", está que no cabe de orgullo mercantil, al "coronar" uno de los más grandes negociados que pudiera haberle sugerido alguno de sus escuálidos asesores, al extender hasta Caracas, la capital del país, lo que ha tratado de "vender" como solución "soberana", regional y nacionalmente, ante la escasez nacional de alimentos, medicamentos y otros bienes de consumo, escasez que es provocada -paradójicamente-, a través de los coladeros que existen y mantiene en el propio territorio al cual dice gobernar, y que por trochas y ‘caminos verdes’, permite desarrollar un curioso fenómeno, que viene dándose en esa "Frontera de las Maravillas" y que implica que el arroz, por ejemplo, salga ilegalmente del país, (amparado por la lenidad de los funcionarios -y el lubricante de las coimas-, que deben encontrarse a lo largo de la línea limítrofe para evitar precisamente que salga), sea reempacado del otro lado ‘del espejo’, y regrese para ser vendido a precios de escándalo, mediante procedimientos non sanctos, en los que aquello del "30 % de ganancia" más-que-justa (y de lo cual tanto se habló), más el ‘brillar por su ausencia’ de la llamada "Superintendencia de Precios Justos", ya cause risa y estupor.

Estupor que ya vio luz en el último "editorial" dominguero del editor del periódico más vendido, en el país donde se encuentra este singularísimo principado del Táchira, y sobre el que este opinador-director del periódico, habla de los escandalosos precios al público de los bienes ‘importados’, que llegan tanto por los puertos marítimos (abiertos), como a través de los puertos terrestres, supuestamente ‘cerrados’ por orden oficial del ejecutivo nacional.

Sin tener competencia constitucional ni legal, pero amparada en la desidia oficial nacional, Alicia Vielma y Mora se sorprende, al comprobar que puede pasar a través del espejo asimétrico y desigual que, como escenario permanentemente abandonado por el gobierno central, se le presenta como "La Frontera de las Maravillas", y cree descubrir -ingenuamente- lo que ahí ocurre.

Sin competencia ni cualidad, y sin permiso oficial, va al otro lado de la línea que divide a aquella Frontera y se asoma a una sala en la que las piezas de ajedrez parecen cobrar vida, al igual que en el cuento de Lewis Carroll. Pero al otro lado de la raya (es decir, en aquel otro país, llamado Colombia), donde siempre, e históricamente han jugado un ajedrez más adelantado y tramposo, y donde gobierna un grupo de truhanes al servicio del imperio más poderoso, pero a la vez más inmoral del planeta, se han producido desde tiempos inmemoriales, jugadas que terminan ineluctablemente en jaque-mate para este lado de la raya, para nosotros… es decir, por analogía y extrapolación, jaque-mate para Venezuela…

Antier, además, nos ha sorprendido Alicia Vielma, princesa plenipotenciaria a la que cariñosamente llaman algunos "Yerba-Mora" (tal vez en alusión lejana a lo peligrosa que es esa planta), con un programa -en cadena- de radio y televisión regional -dizque especial-, sobre economía y frontera, en el cual se erigió inmodestamente, a pesar de su notoria dislalia, pero afincada en su rigidez de mandíbula, como "experta" en esos temas.

Programa, o ‘Clase magistral’, como lo llamó, en cuyas explicaciones se contradijo a más no poder, y en la cual igualmente intentó mostrar, un tanto esquizoidemente, las formas y mecanismos que desde Colombia nos "aplican", para joderse en nuestra economía… pero, a pesar de todo, mantener el necio empeño, de que esa "Frontera de las Maravillas", que fue el lugar por donde se desfondó la economía del país entero… ¡ permanezca abierta…! ¡ Claro, todo sea porque sus alforjas no lleguen a escualidecerse…o a ‘rebajarse’!, ahora que todos hablan de una tal "dieta-maduro".

[ "Es un honor verme y un favor oírme.

Es un gran privilegio cenar y tomar té con la Reina Roja,

con la Reina Blanca y conmigo". ]

(Alicia Vielma. Digo, Alicia, la de Lewis Carroll)

Para colmo, Alicia Vielma y Mora, amenazó (tanto a propios como a extraños, de los que vivimos por estos rumbos) con ‘otros’ programas que sucederían a ese, en los que como experta, continuará hablándonos de TODAS las amenazas y TODOS los hechos cumplidos (sin importarle mucho que los comentara con un atraso de dos o tres años), pero a partir de los cuales, paradójicamente anuncia, que actuará en favor de mantener esa frontera abierta… O sea, abierta a cuanta agresión planeen desde el otro lado, y desde el norte también, donde habita el titiritero mayor.

Advirtió además, que en esos temas no debería intervenir NADIE que no tuviera el conocimiento y la sapiencia de ella, como persona de poder, en funciones de "mando".

Entiendo que Alicia Vielma quiera aparecer ante el público, como muy "sabedora" de los problemas que aquejan a la economía del país, derivados -sobre todo- de lo que sucede en "La Frontera de las Maravillas", pero resulta que de lo que habló, todos -o casi todos- están o estamos enterados. Porque TODO lo que contó en ese "maravilloso" programa -o clase magistral como lo llamó- sucedió o comenzó a suceder, hace ya más de dos años. Creemos que lo que pasó, fue que Alicia, ensimismada en los "cuentos" que le echan sus explicadores de cuentos, es decir, sus asesores, logró casi aprender o medio-entender lo que algunos han tratado de explicarle, sobre lo que viene sucediendo hace tiempo en dicha frontera, abandonada por las autoridades nacionales, y ahora, peligrosamente, dejada en manos de esta Alicia súper desinformada.

Y tal vez, los que sí no deben estar muy enterados de estos asuntos son los empleaditos de Alicia, que forman parte de la ineficaz burocracia en esa "Frontera de las Maravillas", porque vimos a más de uno de ellos asintiendo con la cabeza, muy jalabolísticamente, ante cada barbaridad esgrimida, y… ¡ hasta tomando apuntes…!!!

Lo peor de todo, fue que a pesar de creer que había entendido los cuentos económicos que le echan sus asesores y los jalabolas cercanos, no resultó muy feliz ni esclarecedora la "explicación" que ofreció, puesto que los rictus en las caras de los presentes, sobre todo en las de aquellos que ya se sabían los cuentos, no sólo por lo viejos, sino por lo repetidos en los medios, y en cuanto corrillo popular existe, constituían todo un poemario…

Pero cuentos aparte, Alicia Vielma, se salta la Constitución y se reúne con la canciller colombiana, con empresarios comerciantes de la pequeña burguesía colombiana, y se pasa por el forro los "canales regulares" y las instancias que tiene el estado venezolano para cualesquiera de esos menesteres. Con sus actuaciones, se "tira" el discurso en contra del "rentismo petrolero"; también el discurso del llamado aquel, a "volvernos productivos"; el discurso de la obediencia a las leyes, etc. y todo ello para inventar negocios que no favorecen al pueblo venezolano (ni al de su principado), sino que por lo contrario, sirven para expoliarlo y apropiarse de la Renta Nacional, la que como ahora se supone que está mejor distribuida y llega a sectores del pueblo a los que nunca antes llegaba, ésta es exprimida por la vía de la especulación, del robo descarado con los precios de los productos que vende en una especie de "Mall" que instaló en la ciudad capital del principado, en el que se expenden productos dizque "colombianos" o traídos de Colombia, para venderlos de este lado a precios prohibitivos, a cuenta de que con eso está contrarrestando la escasez, y con el expediente publicitario de que los están colocando "por debajo del precio de los bachaqueros" (a los que de uno y mil modos auparon antes), y de que "sí, que es posible que estén "a precios de Cúcuta", pero usted se ahorra el viaje hasta allá, porque aquí mismo se los vendemos… y cáiganse, a precios in-ter-na-cio-na-les… !

De paso, dijo a voz de cuello, que "se necesitaban dólares" para el manejo de estas cosas en la Frontera. Por la forma como lo dijo, creemos que está aspirando a que le den dólares preferenciales (a razón de diez bolívares por dólar), para que sus márgenes de ganancia aumenten "un poco"…

Alguien, algún malvado, asomó la idea de proponer a Thalía (la actriz y cantante mexicana), como ministra de economía para Venezuela, porque en todas las telenovelas comenzaba pobre pero terminaba millonaria… pero, en serio, creemos que en cuestiones de ritmo y márgenes de ganancia, le gana Alicia, princesa plenipotenciaria de "La Frontera de las Maravillas…"

Volviendo a nuestra historia, no será muy difícil imaginar que luego de la instalación del susodicho ‘supermercado oficial internacional’, sí se reprimió duramente a los bachaqueros. A esos pobres que compraban y revendían (y robaban) a otros pobres y a otros no tan pobres… a esos que madrugaban en sus motos chinas, exponiendo sus vidas cada madrugada, al sol y al agua, a hacer interminables colas, etc. y que como fenómeno típico del capitalismo perverso, no constituyen otra cosa que "la fase superior del buhonerismo". Es decir, una nueva excrecencia del sistema neoliberal imperante, que no cuentan con la "ventaja" de robar a otros, o a nosotros, cobardemente desde oficinas con aire acondicionado y demás…

Como tema aparte, pero incluido, Alicia volvió a tocar lo de la venta de gasolina hacia Colombia. Pero al decir que hay que venderla en pesos y en dólares, comete dos errores garrafales. Primero, porque tendría que crearse, tanto en el país que incluye a su principado (y que no tiene solamente esa "Frontera de las Maravillas" con Colombia, sino que cuenta con TRECE (13) fronteras), una norma legal o Ley, que permita vender en divisas (fenómeno comercial que sólo se le permite a la petrolera estatal PDVSA). Y segundo, porque la gasolina debe venderse exclusivamente en DÓLARES. En una sola moneda, la más conocida en este caso, que pueda colocarse en los surtidores de gasolina…

En primer término, porque necesitamos proveernos de más dólares (para gastos y pagos internacionales), y en segundo lugar, porque es la "moneda-patrón" que intermedia entre el peso colombiano y el bolívar venezolano. Y, por otra parte, imaginen el despelote de vender en pesos, que es una moneda fluctuante, que ha variado desde noviembre del 2015 y hasta la fecha, entre 1.850 pesos por dólar y 3.200 pesos por dólar…! Que antier estaba en 2.930 pesos por dólar. ¿Cómo sería la "venta" ? ¡ Cómo sería el relajo y las corruptelas que se desarrollarían vendiendo en pesos… ! , que además sería una moneda que permanentemente -y como lo hace en la actualidad-, estaría presionando al bolívar hacia la baja, para -obviamente- poder adquirir más litros de combustible por cada peso…

Lo otro que dijo imaginar Alicia Vielma, como ‘bondad’ en su "Frontera de las Maravillas", es llevar nuestros combustibles en gandolas a Colombia (!) Otro error, ya que acarrearía un enorme costo de transporte que bien pudiésemos evitar si con las nueve estaciones expendedoras de gasolina ubicadas a lo largo de la franja fronteriza (y otras -19- más que ha ofrecido montar PDVSA), les vendemos a los vecinos, sin cupo, sin chips, y sin mayores problemas, combustibles que ellos mismos llevarán a su territorio, en sus vehículos. Y que los que se dediquen a la reventa pues que lo hagan y ya. Eso no es problema nuestro. Pero no estar corriendo riesgos con nuestras gandolas o invirtiendo en estaciones gasolineras en Colombia, que nadie nos las va a cuidar ni a responder por ellas a la hora del próximo peo que tengamos con santistas o uribestias.

Hemos propuesto que la gasolina debe venderse, desde estaciones de servicio fronterizas venezolanas (SAFEC), a razón de 60 centavos de dólar por litro, ya que allá, en Colombia, el litro de gasolina cuesta 66 centavos de dólar. En eso también estoy en contra del pensamiento confuso de Alicia, quien al igual que la otra Alicia, la de Lewis Carroll, vive inmersa en un mundo de absurdos.

La otra torpeza anunciada en comunicado oficial del principado del Táchira, fue que dizque han creado una "ruta binacional", para transportar ciudadanos venezolanos y colombianos, atravesando el límite entre los dos países, y desplazándose por la "Frontera de las maravillas". Lo contradictorio del asunto, luego de hablar de que "debe cuidarse el país", y que "desde el otro lado nos agreden con la paridad monetaria", fue que establecieron "oficialmente" una tarifa que permite llevar venezolanos de aquí pa´llá, pagando 500 bolos, y traer gente de allá pa´cá, pagando 1.200 pesos. Lo que matemáticamente establece una equivalencia de 2,40 pesos por bolívar, que no se compadece con ninguna de las paridades oficiales establecidas por el Banco Central de Venezuela (que son, o bien 10 bolívares por dólar, o, a dólar Dicom, a 661 bolívares por dólar). Esta última paridad obligaría a darnos 4,30 pesos por bolívar, pero los asesores de Alicia Vielma han tasado la "ruta" en 2,4 pesos por bolívar.

¿ Cómo es que cuidan al país y a su moneda ?

En los días precedentes al cierre de la frontera, decretado por el Presidente, los colombianos le cambiaban a los venezolanos a razón de 4 y 5 pesos por bolívar… Cuando se auspició el show aquel, en el que unas escuálidas (pero casi todas gordas) "damas de blanco" dizque les pasaron por encima a las autoridades de acá, para llegarse hasta allá, "porque la crisis humanitaria y el hambre las incitaron a arriesgar sus vidas e ir en busca de víveres", los colombianos redujeron el cambio, y les ofrecieron apenas 2,50 pesos por bolívar a aquellas pobres actrices de segunda, que se prestaron para la maniobra mediática en contra del país…

Pero ahora, cuando se abrió más el paso, a pie, pero sin mayores restricciones, y luego de que Alicia Vielma y sus socios instalaran el gran Mercado o Mall "Gran Bachaco Mayor" (con productos colombianos exclusivamente) en el sector de "Pueblo Nuevo", de la capital del principado, nuestros amados hermanos colombianos, redujeron aún más la paridad, y ahora están dando apenitas 1,50 pesos por bolívar… ¡ Lindos chicos ! Así ha venido pagando el diablo a los pendejos que creen en él. El capitalismo, que por global es salvaje en todo el planeta, se ha ensañado contra Venezuela. Pero desde aquí, Alicia y otras princesas que gobiernan en territorios vecinos de la amplia y "Gran Frontera de las Maravillas", como la princesa Ariscárdena, siguen poniendo las mejillas. Como ya no les quedan mejillas que poner, parece que ahora van a poner las nalgas…

Por otra parte, y como fenómeno no-menos grave, en el cacareado "Plebiscito por la Paz de Colombia", en el Departamento espejo, que llaman "Norte de Santander", y que está ubicado en todo el frente del principado de Alicia Vielma, y forma parte de la "Frontera de las Maravillas", triunfó abrumadoramente el NO… Es decir que votaron mayoritariamente por la guerra…

Presidente Maduro: ¿Qué coño estamos esperando para cerrar la frontera? ¿ Que nos terminen de hundir ?

¿ O es que van a seguir privando por encima de los altos intereses de la patria, los de estos gobernantes mercachifles, que de revolucionarios no tienen ni la erre ?

Presidente Maduro, tal y como acordamos en reunión que trascendió a los medios, un buen grupo de ciudadanos que vivimos en esta Frontera, y que para la mayoría del pueblo no es nada "maravillosa", le "solicitamos mantener el cierre formal de los pasos oficiales terrestres hacia la República de Colombia, hasta tanto apliquen por ahora y como mínimo, las condiciones que usted tuvo a bien decretar el pasado 30 de Diciembre de 2015, con motivo de la Promulgación de la Ley Orgánica de Fronteras… Decisión necesaria, justa e inevitable, prevista en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela".

Como detalle final, y para no ahondar más -por ahora-, en estos delicados asuntos, quiero contarles que una valla publicitaria que fue instalada delante del gran Mall del Bachaquerismo Oficial, en el principado del Táchira, contiene un letrero que dice :

"ALIMENTOS IMPORTADOS PARA LA SOBERANÍA ALIMENTARIA…"

¿Cómo les quedó el ojo? ¿ Será que van a poner otras, similares, en los supermercales y demás establecimientos adonde llegue el brazo del pulpo que representa los negocios de la princesa plenipotenciaria Alicia Vielma ?

Nota Final: Cualquier parecido con la realidad, no vayan a dudar ni por un instante, que es sólo coincidencia…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Manuel Rugeles


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Rugeles

Manuel Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /regionales/a235748.htmlCd0NV CAC = Y co = US