Candidaturas en el PSUV

Este martes 14 de abril, estuve en una especie de “cumbre” de activistas que militan en pequeñas, pero necesarias fuerzas políticas a fines al proceso. La agenda  apuntaba a discutir las candidaturas que estaban apareciendo en el escenario por el circuito del Municipio Bolívar y el circuito Sotillo-Urbaneja-Guanta. Me invitaron y asistí.

El informe que se presentó para abrir el debate, fue largo y se presentaron nombres. Tomé apuntes para ver las propuestas con calma. En una parte de ese informe, se reseño que Aristóbulo había ofrecido a la Camarada Maripily la candidatura del circuito Sotillo-Urbaneja-Guanta. Me llamó la atención esta especie de imposición, porque conozco de mujeres del PSUV que activan en Puerto la Cruz y han manifestado interés en participar protagónicamente, aun bajo el filtro de las Ubech.

En todo esto uno va observando que se consolidan estrategias para controlar por la fuerza económica y por la instalación de un PSUV paralelo en los municipios, que asegure nominaciones a la Asamblea Nacional. Parecen que están jugando muy alegremente con fuego.

Ignoraba la capacidad de Aristóbulo para imponer candidaturas. Luego supe, que la Dirección Nacional del PSUV que milita activamente en la cooptación y mutila el protagonismo, había otorgado un poder “discrecional” a los gobernadores para apropiarse de un derecho de la militancia a elegir y ser electo, que ya viene siendo confiscado o mutilado.

Después de salir  de  esta especie de “Cumbre” este martes en horas del medio día  y estar al tanto de la propuesta de Aristóbulo, supe de una reunión que se realizaría en Puerto la Cruz y más específicamente en el sector de la Gulf y en las instalaciones de la “Gran Vía”. Estaba interesado en desenredar esta propuesta de la candidatura de Maripily presentada por Aristóbulo, porque no le veía lógica.  Llegue al sitio, pensando que la reunión estaba siendo convocada por el equipo Municipal del PSUV. No era así. Estaba activo el PSUV paralelo que se  sostiene en Sotillo y otros municipios con mucha fuerza económica provenientes de contratistas, que nos hacen evocar el AD y Copei de ayer.

Comenzó la reunión y al frente de ella estaba el Sr. Valentín Aristimuño, que como sabe todo el PSUV estadal, tiene un gran poder económico para “convencer”. Este señor Valentín Aristimuño es operador político y económico de Aristóbulo y Guillermo Martínez. Es  contratista con la moral y  la ética de los contratistas de la IV. La reunión con los que fueron quedando en ella, era todo un cuadro  para ver la involución de un PSUV, que  se da el lujo de promover con el visto bueno de dos figuras claves (Aristóbulo y Guillermo) de estructuras paralelas, que no están en la tareas políticas diarias, pero se apropian por diferentes vías del poder para imponer decisiones y descomponer la estructura institucional que existe en Puerto la Cruz. 

A esta reunión que se celebró en la “Gran Vía”, sector la Gulf, se presentó el Sr Valentín Aristimuño dueño de la contratista HARDA y con la camarada Maripily para proponerla –imponerla- como candidata.

Viendo este movimiento en vivo y en directo, me resistía a creerlo. Tenía razones para no creer lo que observaba en pleno desarrollo. Maripily es una persona muy calificada, dirigente nacional, responsable de la REDI nacional y no creo que ella no haya valorado, que como mujer y como dirigente del PSUV sin un poder discrecional como el que le dieron al camarada Aristóbulo, no haya considerado la posibilidad de conversar con las mujeres que activan en ese municipio y con el equipo municipal. Estas mujres tienen el derecho de participar sin que le salgan imposiciones.

Es lamentable que una situación como esta suceda. Es lamentable que este proceso de instalar PSUV paralelos continúe con la anuencia de personas que deberían trabajar para construir consensos y unidad  en un momento que reclama de posiciones menos egoístas y personales. No es tiempo para promover desencantos y desmovilizaciones por prácticas mercantiles. Si algo debería cuidarse, es el esfuerzo que viene realizando el equipo del PSUV Sotillo. No ha sido fácil recuperarse después de un Nelson Moreno y un Stalin Fuentes.

No olvido, lo que en una ocasión dijo el camarada Rafael Vegas sobre el desempeño del Sr. Valentín Aristimuño. Esa advertencia está en la memoria de Aristóbulo Istúriz. Olvidamos que la debacle de la IV se produjo por sus políticas y porque los partidos se convirtieron en instrumentos de los contratistas para incrementar sus fortunas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2539 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI