Una Librería del Sur menos

Si usted accede en Internet al sitio web de la Fundación Librerías del Sur, en el lugar donde dice Red de Librerías, se va a encontrar con que existe una Librería del Sur ubicada en el C.C. Cristal Garden, Av. Aldonza Manrique, Urb. Playa el Ángel.

Si usted, atendiendo a esta información va a la dirección indicada or este sitio web, se va a decepcionar: no hay tal librería. Hubo una librería hasta el el recién pasado 30 de abril. Si acude a uno de los negocios vecinos al local donde funcionó este espacio para el quehacer cultural, es probable que le digan: "Por fin se fueron esos malditos chavistas". Dudo que ese odio tan visceral lo haya sembrado Chávez.

Y es que la Librería del Sur sobrevivió por varios años en un territorio enfermizamente antichavista; pero no lo hizo sólo desde la venta de libros, sino desde la proyección de películas del buen cine, desde el encuentro de poeta y escritores, las exposiciones de arte, las muestras fotográficas, desde plácidas noches de música y desde otras actividades del mundo de la creación.

El propio padre del actual ministro del Poder Popular para la Cultura, el ex-ministro Farruco Sesto (quien detuvo el primer intento de cierre de esta Librería) y el otro ex-ministro Héctor Soto llegaron a disfrutar de actividades culturales en este pequeño rincón, metido allí, en el berenjenal de la venta de tanto cachivache del Puerto Libre, vendidos a punta de publicidad.

Eso que fue un mero golpe al centro del corazón antichavista, hoy ya no está; pues desde ese antichavismo, del más miserable no desde el respetable que todavía existe, la avaricia de un empresario pudo más que la fuerza de la construcción del socialismo. Así son las vainas de este proceso.

Y no se trata de "aferrarse" a un espacio, sino de defender el territorio ya conquistado con el trabajo, la constancia y el apoyo de muchos, en especial de aquellos que hicieron desde su condición de ciudadanas y ciudadanos un sitio para el encuentro, el compartir, la conversa y el amor.

Por lo pronto los libros, revistas y demás publicaciones que se podían adquirir allí, los habitantes de esta isla podrán buscarlos en el Aeropuerto Internacional Santiago Mariño; pues, desde el poder constituido hay servidores públicos que también ven a Margarita sólo bajo la óptica del turismo. El espacio ocupado hasta el 30 de abril a lo mejor será ocupado por una tienda donde vendan whisky a precio de Puerto Libre, mientras que los libros irán lejos a esperar que algún turista despistado los compre en el aeropuerto.

Este acto que enluta al mundo cultural neoespartano, nos hace recordar cuando la Biblioteca "Efraín Subero" que funcionaba en el Paseo Guaraguao fue cerrada, precisamente porque el espacio que ocupaba debía -según el gobierno de esa época- debía ser ocupado por algo más cercano al turismo (¿por qué será que los apadrinadores del turismo le tienen ojeriza a los libros?); bueno nos hace recoirdar ese momento y un artículo escrito por el propio Efraín Subero donde le pedía al entonces Director de Cultura del estado que le mandara la placa que identificaba a la Biblioteca para "guardarla como una lápida".

Hoy, el aviso de la Librería del Sur en Playa El Ángel, isla de Margarita, sería una lápida a repartir entre muchos.

Mientras que del otro lado, el avaro empresario goza una y parte de la otra, pues le ha asestado una buen carajazo a un Estado demasiado pusilánime.

psalima36@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1530 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a143269.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO